El ocaso del PRD: de ser opción de gobierno a casi desaparecer

De ser la segunda fuerza política del país, y estar a punto de ganar dos veces la Presidencia de la República, el Partido de la Revolución Democrática (PRD) se encuentra hoy en los últimos lugares de las preferencias electorales y es uno de los tres partidos que, sin contar la alianza, menos votos recibió en 2021 y este 2022.

En las pasadas elecciones en seis estados, si se hubiera jugado su registro, lo hubiera perdido en Quintana Roo, Tamaulipas, Durango e Hidalgo, donde obtuvo menos de 3%. Mientras que en Aguascalientes obtuvo 3.2% y en Oaxaca 3.07%.

Está en la rayita” de perder su registro en 2024, señala el analista político José Antonio Crespo en entrevista para La-Lista. Para ese año, el PRD deberá obtener más de 3% de la votación general para continuar como partido político nacional.

Uno de los fundadores del Sol azteca, Jesús Ortega, confía en que sí conservarán el registro en la próxima elección federal, pero reconoce que todos los partidos son “finitos“.

A 33 años de su fundación, el PRD está lejos de los casi 11 millones de votos que obtuvo en 2006 y en 2012 con Andrés Manuel López Obrador como candidato a la Presidencia.

El PRD, que llegó a gobernar hasta en seis entidades federativas al mismo tiempo, a partir del 25 de septiembre de este año no tendrá a ningún gobernador postulado por su partido, luego de que Carlos Manuel Joaquín González (PRD-PAN) termine su periodo de gobierno en Quintana Roo, para ser relevado por Mara Lezama (Morena).

Aunque en las pasadas elecciones la alianza PRI-PAN-PRD ganó en los estados de Aguascalientes y Durango, en el primer caso se trata de una panista (Teresa Jiménez) y en el segundo caso de un priista (Esteban Villegas), quienes gobernarán los próximos seis años.

Salida de AMLO marcó caída

El ocaso del PRD: de ser opción de gobierno a casi desaparecer - AMLO_AFP

“Desde que salió López Obrador del partido en 2012, vislumbré y dije que el PRD se iba a ir abajo cada vez más, gradualmente… así pasó”, recuerda José Antonio Crespo.

Nada más se quedaron en el partido los grupos encontrados con Andrés Manuel López Obrador (AMLO), como Los Chuchos, apuntó.

Uno de los integrantes de esa corriente, Jesús Ortega, reconoce el daño que causó la salida de AMLO del PRD, con miras a fundar Morena: “quien dividió el PRD fue López Obrador, claro que nos causó daño, pero ahora estamos en un proceso que ha sido largo, porque el daño no fue menor, de recuperación, y también estamos en un proceso de transformación… para ser diferentes a como fuimos y ser mejores a como surgimos”.

En la última elección presidencial, el PRD ya no apoyó a López Obrador sino apostó por el candidato del PAN, Ricardo Anaya, en una alianza a la que también se sumó Movimiento Ciudadano.

El ocaso del PRD: de ser opción de gobierno a casi desaparecer - prd-amlo-anaya
Jesús Ortega y Jesús Zambrano muestran su apoyo al candidato del PAN, Ricardo Anaya, en 2018. Foto: PRD

“Un indicio de esta decadencia es que entre los perredistas que votaron por su partido en 2018, por diputados o senadores, el 50% ya no votó por el candidato del Frente, Ricardo Anaya, que además era panista, y votaron por López Obrador. Es decir, el referente de esa izquierda es López Obrador”, expone Crespo. “¿Qué tiene que ver Anaya con la izquierda?”.

Ahora, ve difícil que el Sol azteca se pueda recuperar, pues ha ido perdiendo el registro en varios estados, mientras que paralelamente han terminado los últimos gobiernos estatales que tenía.

La ruta es de descenso, no veo en qué condiciones pueda resurgir, mucho menos como una opción de gobierno, que sí lo fue, siempre estuvo presente la posibilidad de que fuera gobierno, ahorita ya no lo es ni de lejos, ni a nivel estatal, perdió lo poco que tenía. Es difícil que el PRD pudiera ocupar una gubernatura, ya no es opción de gobierno”, dice el analista político.

Pero no solo Morena le ha quitado simpatías al partido, sino que también hay quienes se han ido con Movimiento Ciudadano (MC), una opción “fresca” que le hace “sombra”, según Crespo. A MC se fue a refugiar, por ejemplo, la fundadora y exgobernadora perredista Amalia García.

“No me extrañaría que pronto perdiera (el PRD) el registro a nivel nacional, si en el 2024 no, más adelante, porque no representa realmente (una opción) para la gente que se pudiera identificar con la izquierda, se van a ir con Morena o con Movimiento Ciudadano”, asegura.

La alianza con el PRI-PAN, agrega, ayuda al PRD a aferrarse a su registro y a tener algunos diputados, pero lo desdibuja. “Está en la línea de sobrevivencia… están en el límite, en la línea de subsistencia“.

“Los partidos cuando han sido importantes no desaparecen de la noche a la mañana, van cayendo, igual el PRI. Uno podría decir: ‘ya no tiene para dónde hacerse’, pero ahí sigue y va a seguir, porque la línea de la sobrevivencia es el 3%. Va cayendo poco a poco, ya se ve a nivel estatal cómo sí ha perdido el registro. Creo que eventualmente puede perder el registro, no tan lejanamente, porque ya está en la raya”, remarca.

Para 2024, considera que si se separa la oposición en dos o tres candidatos, no hay nada que hacer frente a Morena. 

“Ningún partido por sí mismo, ni siquiera dos, le podrían ganar a Morena. Se divide el voto y Morena gana hasta con un 40%. Aunque fuera 60% del otro lado, se fragmenta, se divide, y Morena gana, aunque sea por un margen no tan grande”, explica.  

PRD en descenso

El ocaso del PRD: de ser opción de gobierno a casi desaparecer - camara-1280x1056

En 2006, el PRD llegó a tener en la Cámara de Diputados a 128 legisladores, mientras en la actual legislatura apenas cuenta con 15 diputados. Es una disminución del 88% en 16 años.

En la renovación de la Cámara de Diputados el año pasado, por sí solo obtuvo 243 mil 476 votos y ninguna diputación, pero gracias a la alianza con el PRI y el PAN alcanzó las 15 diputaciones, lo que representa el 3% del total.

En 2006 fue cuando el PRD más senadores tuvo en la Cámara alta con 26, mientras en la actual legislatura sólo cuenta con tres, que también representa una disminución del 88%.

Actualmente tiene poco más de un centenar de alcaldes o presidentes municipales en todo el país, lo que representa únicamente el 5% del total en el país. 

En las entidades, el PRD acumula 45 diputados locales en las 32 entidades federativas del país, es decir, 4% del total.

La mayor votación que ha obtenido hasta ahora es la de la elección presidencial de 2012, cuando obtuvo 14 millones 756 mil 350 votos; para la elección de diputados ganó 11 millones 941 mil 842 votos, y en la de senadores logró 12 millones 292 mil 512. 

El ocaso del PRD: de ser opción de gobierno a casi desaparecer - Jesus-Ortega-PRD-1
Foto: Facebook / Jesús Ortega

Pese a la caída en simpatías, Ortega confía en un renacimiento del Sol azteca.

“Todos los partidos nos jugamos el registro, pero el país se está jugando la democracia, se está jugando la libertad, eso debería ser lo más importante para todos los partidos políticos”, destaca Ortega.

“Salvo excepciones muy destacadas, ninguna persona física o moral goza de cabal salud, todos somos imperfectos, todos tenemos fallas, cometemos errores y si hablamos de partidos políticos, todos tenemos procesos de desarrollo, pero también tenemos etapas de estancamiento, o incluso de decrecimiento, pero nada nunca es definitivo”, confia en entrevista para La-Lista.

¿Por qué ahora se alían con el PRI y el PAN? Ortega responde: “Porque hay que impedir que se instale una dictadura. ¿Vale la pena una alianza con el centro-derecha y con el priismo para evitar que se instale una dictadura en México? Claro que vale la pena (…) Hay que instalar un gobierno de centroprogresista, por eso la alianza. Las alianzas no son caprichosas, deben de tener su razón”.

L-L: ¿Hay PRD para después de 2024? 

Jesús Ortega: Estoy completamente seguro de ello. Los partidos y las personas tenemos existencias finitas. Lo que necesitamos preservar más que una figura, necesitamos preservar a México como una democracia, nos costó más de 30 años instalar una democracia y un sistema republicano, no puede ser que en seis años lo desaparezcan. Más que pensar en partidos, yo estoy pensando en la gran fuerza (de la oposición, para derrotar a Morena en 2024).

El ocaso del PRD: de ser opción de gobierno a casi desaparecer - qatar-2022-5dic-hd