PRI faltó a su palabra, revisaremos la alianza: PAN y PRD
Fotografía: Especial

Las dirigencias de los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD) decidirán el futuro de la coalición con el Revolucionario Institucional (PRI) una vez termine el proceso legislativo de la reforma constitucional que busca ampliar la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública.

El PAN y PRD acusaron al PRI de faltar a su palabra y hacer caso omiso a las recomendaciones de retirar o votar en contra de la iniciativa de la diputada Yolanda de la Torre Valdez, para mantener al Ejército en las calles hasta 2028.

“Esperaremos a que concluya el proceso legislativo de esta reforma en el Senado de la República, para que los órganos de nuestros respectivos institutos políticos, analicemos y decidamos cuál será el futuro inmediato de la coalición con dicho partido”, señala el comunicado difundido por ambos partidos.

La reforma del artículo quinto transitorio se aprobó por mayoría calificada (las dos terceras partes de la Cámara de Diputados), gracias a los votos a favor de casi todos los legisladores del PRI, la mayoría de Morena y sus aliados (PT y PVEM).

“La dirigencia nacional y el grupo parlamentario (del PRI) hizo caso omiso a nuestra propuesta, lo cual acentúa la pública desconfianza e incertidumbre sobre el cumplimiento del resto de la agenda común de la coalición Va por México y de la moratoria constitucional suscrita”, apuntaron el PAN y PRD.

“La dirigencia nacional del PRI y la mayoría de los diputados priistas han faltado a su palabra, a los compromisos firmados y les han dado la espalda a las y los ciudadanos que en las elecciones de 2021 votaron por ellos”, subrayaron.

El PAN y el PRD exhortaron a los senadores de oposición, incluyendo a los del PRI (quienes previamente se manifestaron en contra de esta iniciativa) “ponerle un freno a esta reforma militarista”.  

Además, aclararon que no están exigiendo que se regresen los militares a los cuarteles, sino que el gobierno federal no le cargue a las Fuerzas Armadas “el fracaso de la estrategia de seguridad pública y sus terribles resultados, y que dejen de violentar la constitución”.