El PRI en el Senado abre la puerta a mantener al Ejército en las calles
La iniciativa regresó el pasado miércoles a comisiones en el Senado al no alcanzar los votos suficientes para aprobarla. Fotografía: Facebook

Los senadores del PRI aceptarían reformar el artículo 5 transitorio constitucional en materia de Guardia Nacional, que busca extender la participación de las Fuerzas Armadas en tareas de seguridad pública, si existe supervisión internacional y si los resultados son medidos con indicadores impuestos desde la sociedad civil, de acuerdo con el senador Carlos Ramírez Marín.

El senador priista aseguró que, durante este tiempo en que la iniciativa se regresó a comisiones en el Senado, su grupo parlamentario ha trabajado para aprobarla en consenso, luego de que la bancada en esa Cámara mostrara división por el proyecto planteado por una diputada de su mismo partido con el que se busca extender el apoyo del Ejército y la Marina en las calles hasta 2028.

“Podría ser, con el consenso de todos, que modifiquemos este artículo y garanticemos que el Congreso sea el centro de las evaluaciones, que la sociedad civil sea quien la que determine los indicadores de esas evaluaciones, que se acepte la supervisión internacional”, explicó el senador del PRI en un video publicado en sus redes sociales.

En ese sentido, Carlos Ramírez Marín señaló que esta reforma constitucional debe establecer como estrategia el fortalecimiento de las fuerzas de seguridad públicas civiles de los estados y municipios, lo que ha demandado tanto el PAN como el PRD que también votaron en contra de la reforma constitucional tal y como les llegó desde San Lázaro.

El legislador del PRI enfatizó que no aceptará un rechazo simplemente por “postura política, atrincheramiento o por negarle una a la otra parte”, como ha acusado el presidente Andrés Manuel López Obrador a la oposición a la que ha responsabilizado de hacer “politiquería” con el tema de la seguridad pública y a la que ha amagado con hacer una especie de consulta popular para demostrar que la reforma tiene el apoyo de la mayoría de los mexicanos.

“Yo no puedo responder a partidos, alianzas o lo que fuere. Yo tengo que responderle a los que me pusieron, los yucatecos”, destacó, luego de que en la Cámara de Diputados la reforma lograra avanzar con el apoyo de los legisladores priiistas, morenistas y de sus aliados.

El senador remarcó que no estaba de acuerdo con el dictamen enviado por la Cámara de Diputados, pues considera que este busca extender “una estrategia de seguridad que no ha dado resultados”.

“No estoy a favor de que le otorguemos simplemente un cheque en blanco a nuestras Fuerzas Armadas, es necesario que tengan un marco legal”, dijo.

La iniciativa de reforma al 5 transitorio, que presentó el PRI en Cámara de Diputados, deberá presentarse nuevamente ante el pleno del Senado para su votación dentro de los siguientes 10 días hábiles a su regreso a comisiones, lo que ocurrió el pasado miércoles 21 de septiembre.

El presidente López Obrador se ha mostrado renuente a la participación de organizaciones de la sociedad civil en tareas que le corresponden al Estado, sobretodo en materia de seguridad. Las ha acusado de haber trabajado con gobiernos, como el de Felipe Calderón, para avalar estrategias a cambio de recursos. Sobre los organismo internacionales, el mandatario también los ha criticado ante las observaciones que han hecho sobre su estrategia basada en el apoyo de las Fuerzas Armadas.

El PRI en el Senado abre la puerta a mantener al Ejército en las calles - qatar-2022