Respetamos, pero no estamos de acuerdo: AMLO sobre críticas de la Iglesia a la reforma electoral
AMLO, sin roces con la Iglesia católica. Foto: EFE

El presidente Andrés Manuel López Obrador (AMLO) sostuvo que respeta las críticas de la Iglesia católica a su reforma electoral, pero que no las comparte.

Este lunes 31 de octubre, la Conferencia del Episcopado Mexicano (CEM) manifestó su preocupación respecto a la discusión de la reforma electoral en la Cámara de Diputados y llamó a la ciudadanía defender al Instituto Nacional Electoral (INE) y al Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación (TEPJF).

Nosotros somos respetuosos de todas las iglesias y de los libres pensadores, es su visión y la respetamos aunque no estemos de acuerdo en ese punto de vista. Sólo es cosa de que se diga que la palabra democracia se compone de dos partes: demos, pueblo; cratos, es poder. La democracia es el poder del pueblo y hay conservadores que quieren que nada más haya cratos sin demos, poder sin pueblo. No, no es el caso de la Iglesia porque la Iglesia es todo el pueblo”, dijo el mandatario en su conferencia mañanera de este martes 1 de noviembre.

Los obispos católicos, representados a través de la CEM, señalaron, en un comunicado, que la propuesta de reforma electoral que hizo el presidente “es claramente regresiva y constituye un agravio a la vida democrática del país”.

Además de que pretende afectar la representación y el equilibrio de las minorías y mayorías, así como llevar el control de las elecciones hacia el gobierno federal.

López Obrador no ahondó en las críticas de los religiosos, que pocas veces se pronuncian públicamente sobre las propuestas y políticas del gobierno de AMLO, como fue el caso de la estrategia contra la inseguridad ante el asesinato de dos sacerdotes jesuitas en junio pasado en Chihuahua. El político por su parte suele mantener un discurso no confrontativo con los representantes de los grupos religiosos.

Nosotros somos muy respetuosos de la Iglesia católica y de todas las iglesias, la verdad es muy buena la relación con todas y excepcional la relación con el papa Francisco, es el mejor papa que ha tenido la iglesia católica en mucho tiempo y sin duda el mejor papa para con nosotros los mexicanos en circunstancias de transformación”, agregó este lunes desde Palacio Nacional.

El presidente ha mantenido una relación cercana con grupos religiosos desde su campaña, en la que fue impulsado por el Partido Encuentro Social (PES), una organización cristiana cuyo líder, Hugo Eric Flores, fue nombrado como uno de los superdelegados, e incluso hay una propuesta de su gobierno para que los ministros sean considerados trabajadores independientes y se les pueda brindar seguridad social.