Harry estrena chamba en una firma ‘unicornio’ de Silicon Valley
El príncipe Harry. Foto: AFP

El príncipe Harry tiene trabajo en una startup de Silicon Valley de mil millones de dólares que brinda entrenamiento profesional, consejos de salud mental y “aprendizaje inmersivo”. Harry será su director de impacto.

El duque de Sussex dijo que espera poder “crear un impacto en la vida de las personas” trabajando con BetterUp para proporcionar “entrenamiento proactivo” para el desarrollo personal, una mayor conciencia y “una vida mejor en todos los aspectos”.

Es el primer puesto formal del duque en una empresa privada desde que dejó de ser un miembro activo de la familia real hace un año.

Harry y su esposa, Meghan, también firmaron acuerdos multimillonarios para proporcionar contenido para Spotify y Netflix.

También lee: La popularidad de Harry y Meghan cae tras su entrevista a Oprah

Como director de impacto en BetterUp, se espera que Harry ayude con las decisiones de estrategia de producto y acciones caritativas y que asesore en temas relacionados con la salud mental. Harry ya ha trabajado en estrecha colaboración con organizaciones benéficas de salud mental.

“Se trata de reconocer que no es tanto lo que nos pasa, sino más bien lo que nos ha sucedido a lo largo de la vida”, dijo Harry al Wall Street Journal, que informó por primera vez sobre su nombramiento.

“A menudo, debido a las barreras sociales, dificultades financieras o estigma, muchas personas no pueden concentrarse en su salud mental hasta que se ven obligadas a hacerlo. Quiero que nos alejemos de la idea de que tienes que sentirte roto antes de pedir ayuda”.

Alexi Robichaux, director general de BetterUp, dijo: “Es un papel significativo y sustancioso”.

Se dice que Rochibaux y Harry se conocieron por un amigo en común y han estado discutiendo esta colaboración desde el otoño pasado. Robichaux no reveló cuánto se le pagaría a Harry ni si le entregaron acciones del negocio.

“Él es sinónimo de este enfoque de aptitud mental y realmente invierte en ti mismo”, dijo Robichaux. “No fue una venta interna difícil”.

BetterUp, que se fundó en 2013, recaudó recientemente 125 millones de dólares de una serie de inversores internacionales para financiar la expansión. Ese nuevo financiamiento le dio un valor de mercado a BetterUp en 1.7 mil millones, lo que la convierte en un “unicornio”, una nueva empresa valorada en más de mil millones. Afirma emplear 2,000 entrenadores y tener 300 clientes comerciales, incluidos Hilton, Nasa, Chevron y Mars.

La firma, con sede en San Francisco, dice que está enfocada en “cambiar el mundo llevando el poder de la transformación a todas y cada una de las personas”. Sus empleados, dice, “están capacitados para ir más allá para alcanzar lo mejor de sí mismos”.

Los directores de impacto son un puesto poco común pero cada vez más popular en las empresas emergentes y en las firmas de Silicon Valley. El puesto, al que se le ha dado el sobrenombre de Chimpos (abreviado de Chief Impact Officers), generalmente tiene la responsabilidad de medir la sostenibilidad, la salud mental y el impacto de una empresa en la sociedad en general.

La empresa de tecnología de Silicon Valley, Salesforce, fue una de las primeras en presentar el puesto. Dice que su Chimpo es responsable de “impulsar un impacto social y ambiental positivo en nuestra empresa, clientes, socios y comunidad, impulsando un impacto social y ambiental positivo en nuestra empresa, clientes, socios y comunidad”.