Balmoral: así es el castillo donde reposa la reina Isabel II
El castillo de Balmoral se encuentra en Escocia. Foto: Twitter / Castillo de Balmoral

Desde hace algunos días, la reina Isabel II reposa lejos del castillo de Windsor, su casa habitual. Lo hace en Escocia, concretamente en el castillo de Balmoral, una de las joyas arquitectónicas de las Tierras Altas.

Catalogado por la princesa Eugenia como uno de los lugares más felices del mundo, Balmoral es la residencia veraniega de la reina Isabel II. Cada año pasa varios días conviviendo con su familia en los amplios campos del sitio.

“Caminatas, picnics, perros, muchos perros, siempre hay perros, y gente entrando y saliendo todo el tiempo. Es una bonita base para nuestros abuelos, para que nosotros los visitemos aquí, donde tienes suficiente espacio para respirar y correr”, señaló la princesa en el documental Nuestra reina a los 90.

Edificado en 1390, el castillo de Balmoral pasó a manos de la Casa Real británica hasta 1852, cuando el príncipe Albert lo compró como un obsequio veraniego para la reina Victoria quien, se cuenta, gustaba de la calma de la región.

Balmoral: así es el castillo donde reposa la reina Isabel II - Balmoral2
El castillo de Balmoral fue ampliado por el príncipe Alberto. Foto: Twitter / Castillo de Balmoral

Actualmente cuenta con una superficie de 202 kilómetros cuadrados y un total de 150 edificios, entre los que están las dependencias oficiales, numerosas habitaciones y cocinas en las que, según el exprimer ministro Tony Blair, la reina lavaba los platos de la comida.

Fue en este lugar donde la princesa Diana y el príncipe Carlos pasaron su luna de miel. De hecho, las ardillas rojas que habitan las inmediaciones palaciegas son las favoritas del príncipe, quien ostenta el título de patrono de la Asociación de Supervivencia de las Ardillas Rojas.

También fue hasta el castillo de Balmoral a donde llegó la noticia de la muerte de lady Di, siendo recibida por la reina y luego comunicada a sus nietos, Enrique y Guillermo. Y también fue el escenario de la última parrillada oficiada por el príncipe Felipe, un año antes de su muerte.

Comúnmente, las puertas del castillo de Balmoral están abiertas al público y, tras un pago de 346 pesos, puedes recorrer algunas de las dependencias reales. Sin embargo, debido a los días de asueto de la reina, el acceso al público fue restringido desde el pasado 2 de agosto.