La reina emérita Sofía de España fue dada de alta tras breve hospitalización
La reina Sofía de España saluda a la prensa al salir este sábado de una clínica de Madrid tras recibir el alta hospitalaria. EFE/Sergio Pérez

La madre del rey Felipe VI, la reina emérita Sofía, ha recibido este sábado por la tarde el alta hospitalaria y ha abandonado la clínica Ruber Internacional de Madrid, centro en el que ha estado ingresada desde el martes por la noche debido a una infección en el tracto urinario.

Desde el automóvil donde viajaba, ha asegurado a la prensa que salía “nueva, nueva”, pues se encontraba “muy bien”, “fenomenal”, con ganas de volver a casa, y ha agradecido a los reporteros la cobertura informativa de su hospitalización.

La evolución ha sido favorable durante estos días para doña Sofía, de 85 años, aquejada de una infección del tracto urinario, que suele requerir el tratamiento de antibióticos, al ser causada, generalmente, por bacterias.

La Casa Real informó el miércoles de que la hospitalización de la madre del rey había tenido lugar la noche anterior.

Ese miércoles, el rey estuvo en la clínica para ver a su madre y tras conocer que no revestía gravedad decidió mantener su agenda oficial durante la semana.

El día siguiente, el jueves por la tarde, el rey regresó a la clínica, esta vez junto a su esposa, la reina Letizia, tras regresar ambos de un desplazamiento a Las Palmas de Gran Canaria para la entrega de los Premios Nacionales de Innovación y Diseño.

“Está bien. Con muchas ganas de salir”, comentó don Felipe al término de esa visita.

Otra visita que ha recibido ha sido la de su hermana, la princesa Irene, el viernes por la tarde.

La madre del rey ha cancelado los actos que tenía previstos a corto plazo, entre ellos una visita a Guadalajara este martes, para poder seguir con la recuperación.

Ya este viernes no pudo asistir en Huesca a una visita al banco de alimentos debido a su ingreso hospitalario.

Doña Sofía tuvo su última aparición pública el lunes, en el funeral de su sobrino, Fernando Gómez-Acebo, en el que también estuvieron presentes los reyes; el rey emérito Juan Carlos y las infantas Elena y Cristina, además de otros familiares.

El sábado anterior, doña Sofía asistió al convite de la boda del alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida, con Teresa Urquijo, también acompañada del rey emérito y sus dos hijas.

En ambos eventos, el lunes y el sábado, la madre de Felipe VI lució buen aspecto.

No constan otros ingresos hospitalarios de doña Sofía, quien ha gozado habitualmente de buena salud.

El rey Juan Carlos, quien reside desde hace cuatro años en Emiratos Árabes Unidos, abandonó Madrid el lunes, tras el funeral, rumbo a Ginebra.

EFE

Síguenos en

Google News
Flipboard
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales