¿Cómo quitar la resaca durante estas temporadas decembrinas?
La cruda es una padecimiento que se da después de tomar alcohol en exceso

¡Una, bueno otra, la tercera es la última! Y sí, cuando ya todo es menos claro, las copitas se convirtieron en botellas, aunque la diversión siga esa noche, sabemos que al día siguiente las consecuencias podrían ser fatales. El consumo en exceso de alcohol puede traer repercusiones a nuestro organismo, una de ellas, la más frecuente: la resaca o también conocida como cruda.

Despertar en nuestra cruda realidad sin duda es lo más complicado luego de una noche de fiesta y alcohol, pero qué sucede en nuestro cerebro, qué es lo que pasa al día siguiente no nos paramos de la cama, algo que podría traer graves consecuencias a nuestra salud y es que a pesar de que es algo común en la población, no existen muchos estudios científicos al respecto.

¿Qué sucede con el alcohol en nuestro cerebro?

Comencemos por el principio, el alcohol es un desinhibidor social y psicológico, en ocasiones, algunas personas lo utilizan para poder socializar mejor y esto sucede debido a que esta sustancia libera dopamina que es el neurotransmisor de las emociones, por lo tanto “nos vuelve efusivos, perdemos la conciencia del tiempo, nos reímos con mayor facilidad y nos quita el filtro negativo creado socialmente”, dijo Eduardo Calixto, jefe del Departamento de Neurobiología de la Dirección de Investigaciones de Nuerociencias del Instituto Nacional de Psiquiatría Ramón de la Fuente Muñiz en entrevista con Gaceta UNAM.

Al beber más alcohol, la corteza prefrontral (la región más inteligente y al mismo tiempo la que posee el razonamiento moral) se inhibe debido a la dopamina.

“Todo esto explica la dificultad para fijar objetos, el caminar mal, hablar con dificultad. Estos efectos se asientan en la corteza cerebral prefrontal, motora y parietal, regiones como la corteza del Cíngulo y en estructuras límbicas”, comentó Eduardo Calixto en su libro Un clavado a tu cerebro.

Y si no me acuerdo, no pasó…

Muy seguramente has despertado también con problemas para recordar qué sucedió la noche anterior, bueno pues esto también es normal cuando te excedes, ya que al tomar esta sustancia provocas cambios agudos en la función del sistema inmunológico, estos cambios causan impacto en las áreas cognitivas del cerebro.

“Receptores de citocinas han sido localizados en las células glíales y en las neuronas en la corteza cerebral, pero son esencialmente densos en el hipocampo, una estructura cerebral que es de vital importancia en el funcionamiento de la memoria”, mencionó el experto de la UNAM.

Y a todo esto, ¿cómo se cura la resaca?

No creas en todos los remedios mágicos que aparecen en internet, rara vez está comprobado que un alimento o sustancia te va a quitar todos tus males, pero sí existen algunos elementos con evidencia científica que debes retomar:

  • Agua. Esto para reponer toda esa agua que se sustituyó por alcohol, por lo que es recomendable tomar sueros o bebidas deportivas que son soluciones isotónicas, lo que ayuda a recuperar las sales en tu orina.
  • Leche. Este alimento es rico en calcio y suele calmar la gastritis que te provocó el alcohol, pero lo más importante contiene cisteína, un aminoácido que digiere el acetaldehído producido cuando el cuerpo trata de procesar el alcohol ingerido.
  • Jugo de jitomate. De acuerdo con Moisés Robledo, médico de familia en entrevista con El País, esto combatirá la hipoglucemia (la baja en azúcar que provocó el alcohol), contribuirá a hidratarte y contiene licopeno, un componente con múltiples beneficios, entre ellos, es antiinflamatorio.
La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales