Las muertes por Covid-19 en México superaron las 620 mil, reporta la OMS
Panteón de Mezquitán en Guadalajara, Jalisco. México. Foto: Francisco Guasco/EFE.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó que México tuvo exceso de mortalidad ligado a Covid-19 durante 2020 y 2021, con una cifra que asciende a 626 mil personas, que dobla las 324 mil muertes reconocidas oficialmente por las autoridades del país.

Esta cifra incluye personas que fallecieron directamente por la enfermedad, otros problemas médicos e interrupciones de la atención médica derivados de la pandemia, según se desprende del informe sobre exceso de mortalidad global presentado por expertos de la OMS.

De acuerdo con el informe de la OMS, que la pandemia provocó la muerte de un total de 14.9 millones de personas, lo que representa un punto medio entre un mínimo de 13.3 millones y un máximo de 16.6 millones de fallecimientos contabilizadas del 1 de enero de 2020 al 31 de diciembre de 2021.

Más de dos terceras partes del exceso de muertes globales ligadas a covid se concentraron en México y otros nueve países especialmente golpeados por la pandemia: India, Rusia, Indonesia, Estados Unidos, Brasil, Perú, Turquía, Egipto y Sudáfrica.

Sin embargo, en países como Estados Unidos, Brasil o Perú las cifras presentadas hoy por la OMS coinciden aproximadamente con el número de fallecidos por covid reportados por las autoridades sanitarias nacionales en esos años.

En la India, sin embargo, el exceso de mortalidad calculado en ese periodo fue de 4.7 millones de personas, mientras que solo se reportaron 523 mil decesos por covid.

Por otro lado, en Egipto se reportaron 24 mil decesos directos por covid, mientras que el exceso de mortalidad en 2020 y 2021 supera las 250 mil personas, una disparidad que también se aprecia en proporciones similares en otros países altamente poblados de África, como Nigeria y Etiopía.

Se sospecha que la pandemia fue más grave de lo que señalaron las cifras oficiales en numerosos países en desarrollo, con redes sanitarias que no estaban preparadas para hacer tests o que en la práctica no registran las causas de los fallecimientos. 

“Estos datos no sólo apuntan al impacto de la pandemia, sino a la necesidad de que todos los países inviertan en sistemas sanitarios más fuertes que sean capaces de mantener los servicios sanitarios en tiempos de crisis, y que tengan sistemas de información sanitaria fuertes”, declaró el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus. 

Con información de EFE.