El síndrome post Covid-19 podría generar problemas gastrointestinales
Foto: Unsplash / Fusion Medical Animation

Además de dolores de cabeza, bruma mental y tinnitus, algunos de los síntomas remanentes de la Covid-19 podrían incluir padecimientos gastrointestinales, reveló un reciente estudio conducido por la Clínica Mayo.

Náuseas leves, pérdida del apetito, intolerancia alimentaria e incluso estreñimiento grave fueron algunos de los síntomas revelados por el 16% de los 147 pacientes observados durante el estudio, quienes señalaron no haber tenido estos problemas de salud antes de contagiarse de Covid-19.

“A pesar de que todavía no estamos seguros, existen varias formas por las cuales la infección por Covid-19 puede ocasionar problemas gastrointestinales. Por ejemplo, la membrana intestinal tiene gran cantidad de receptores que el virus SARS-COV2 utiliza para invadir las células. 

“La inflamación general producida por la infección también puede alterar a las bacterias normales que viven en el intestino y estimular algunos nervios del sistema gastrointestinal”, señala el doctor Greg Vanichkachorn, de la división de Enfermedades Infecciosas y Salud Pública en la Clínica Mayo.

Los datos arrojados por el estudio, señalan que algunos de los pacientes sufrieron dolor abdominal, estreñimiento, diarrea y vómito incluso 100 días después de superar la infección por la Covid-19.

“De forma similar, en un estudio publicado en abril, los investigadores descubrieron que los pacientes con Covid-19 prolongado presentaban afecciones conocidas como trastornos de la interacción entre intestino y cerebro”, detalla la institución. 

Este trastorno incluye síntomas como acidez estomacal, dificultad para tragar, síndrome del intestino irritable, estreñimiento, diarrea, distensión abdominal e incontinencia, detallan. 

Para tratar de abatir estos síntomas, sugieren los expertos, una de las alternativas es optar por una alimentación saludable y no automedicarse, sino recurrir a la consulta médica especializada.

“Recomendamos primero seguir la dieta mediterránea con menos alimentos procesados. Segundo, evitar tomar muchos productos de venta libre para tratar los síntomas, porque eso, a veces, empeora el problema. Lo mejor es hablar antes con el profesional médico”, explica Vanichkachorn.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales