No basta con que el gobierno de Quintana Roo controle a la policía de Tulum: María Elena Morera
Foto: Agencia EFE.

Noviembre 2020. Tres policías son vinculados a proceso por abuso de autoridad y lesiones.
Marzo 2021. Victoria Esperanza Salazar, salvadoreña de 36 años, es asesinada por policías.
Abril 2021. Un hombre es detenido de forma violenta por parte de elementos policiacos.

Los tres casos tienen algo en común: estuvieron involucrados policías de Tulum. Tras varias acusaciones de abuso policial, el 11 de abril la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) de Quintana Roo tomó el control absoluto de la policía municipal de aquella ciudad.

Para María Elena Morera, presidenta de la organización Causa en Común, la medida no es una solución profunda. “Que el gobernador tenga el control no va a hacer que los policías dejen de hacer las cosas mal, si no las saben hacer bien. Me parece que más allá del control, lo que nos tendría que decir el gobernador (Carlos Joaquín González) es qué va a hacer para que las policías se profesionalicen”, dice en entrevista con La-Lista.

La activista señaló que el tema que se tiene que abordar es quién prepara a las policías, cómo las prepara, cuánto les paga y qué prestaciones tienen.

“Más allá de lo que el gobernador decida hacer, tiene que hacer un cambio más profundo. Primero es pensar ¿Para qué se quiere a la policía? Si realmente la queremos para que cuide a los ciudadanos, entonces los tienes que preparar en perspectiva de género, los tienes que capacitar y más allá de darles capacitaciones”, precisó.

También lee: Trasladan a El Salvador restos de Victoria Salazar asesinada por policías en Tulum

Explicó que después de la capacitación, se debe realizar una evaluación para conocer qué aprehendieron. De lo contrario, “la respuesta del gobernador, sería como la de muchos gobernadores, meramente mediática”.

Afirmó que para evitar caer en una decisión mediática, el gobierno de Quintana Roo debe mostrar cómo serán las capacitaciones de los elementos.

Hay que depurar las policías

Quien también fijo su postura sobre la medida del gobierno de Quintana Roo, fue el presidente Andrés Manuel López Obrador. Afirmó que fue una buena decisión y es necesario ir depurando a las policías.

“Estoy de acuerdo en lo de la formación, en la capacitación, en los exámenes para ir depurando las policías, hay que hacer esos exámenes y se tiene que tener más cuidado a las policías.(…) Hay que estar supervisando constantemente. Y me parece bien lo que hicieron, que si no hay confianza en la policía municipal, pues es facultad del gobierno del estado intervenir, que es lo que están haciendo en Tulum, para garantizar sobre todo la seguridad de la gente, garantizar que no se repitan estos hechos tan lamentables”, dijo AMLO en su conferencia mañanera.

Esta semana, Lucio Hernández Gutiérrez, encargado de la policía estatal, dijo que la decisión se tomó por “los constantes e intolerantes actos de uso y abuso de procedimientos de control, técnicas, tácticas y protocolos mal aplicados, erróneos e incorrectos”.

También reconoció que algunos policías sometieron a personas “rebasando los límites de actuación de la esfera jurídica y el respeto irrestricto de los derechos humanos”.

Los policías municipales serán capacitados por la Secretaría de Seguridad Pública del estado en la academia estatal de seguridad, ubicada en Chetumal.

Sin embargo, medios locales han criticado que el gobierno estatal presuma que asume el control de la policía municipal, cuando en junio de 2019 ya se había formalizado la adhesión de los municipios al Mando Único. Incluso, Tulum fue de los primeros en adherirse.