El biológo José Sarukhán considera que México necesita un cambio profundo en materia ambiental y que la meta de reducción de emisiones de gases de efecto invernadero anunciada por la Secretaría de Medio Ambiente a 30% no cree que vaya a ocurrir.

La-Lista conversó con el fundador del Instituto de Ecología y la Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de la Biodiversidad (Conabio), cuando México presenta un ambicioso plan ambiental ante la COP27, que se lleva a cabo en Egipto, el cual no ve viable que se cumpla con base en la experiencia observada hasta ahora.

El integrante del Colegio Nacional habló de la política energética en México, que va en dirección opuesta a la de energías renovables y que no ve opciones de desarrollo para la población de la península de Yucatán con la construcción del megaproyecto de esta administración: el Tren Maya.

La-Lista (L-L): ¿Ve viable el plan de reducción de emisiones planteado por México ante la COP27?

José Sarukhán (JS): Simplemente basado en la experiencia de lo que no ha pasado, no creo que eso va a ocurrir. Tenemos que tener un cambio profundo en esa dirección. La forma en que el área ambiental del país ha sido tratada presupuestalmente no indica que va a haber para nada recursos es (inaudible), pero también en muchas de las áreas no parece haber una idea clara de por dónde se tiene que ir porque no están dirigidas por gente que haya tenido una experiencia clara y buena en esa dirección, así que yo tengo dudas de que eso se cumpla, a menos de que viniera una nueva administración gubernamental que realmente cambie profundamente el lugar de consideración que tiene la parte ambiental en la agenda nacional y los recursos que se deben dar.

Hay gente preparada en este país para hacer las cosas bien, no creo que se esté usando.

L-L ¿Las políticas públicas han priorizado el medio ambiente?

JS: No, y en muchos otros casos, el manejo de los recursos naturales, no se han desarrollado políticas públicas para las cuales hay suficiente base informativa en Conabio y en otras áreas, en Conanp (Comisión Nacional de áreas Naturales Protegidas), áreas naturales protegidas, por ejemplo en el Inec (Instituto Nacional de Ecología), que podrían normar el establecimiento y conducción de esas políticas públicas.

L-L ¿Qué opina de la política energética del actual gobierno?

JS: No creo que se está haciendo lo que se debe de hacer porque tenemos que estarnos moviendo ya claramente hacia energías renovables y la inversión más grande que hay de energía es a energías no renovables.

L-L ¿Cuál es su posición sobre el Tren Maya?

JS: No hay elementos de información ambiental para dar una opinión adecuada y las opiniones se van más de lo que la gente piensa. Lo que no veo es cuál va a ser la ventaja de esa obra para la población de la península maya. Lo más que veo son a las señoras en las estaciones del tren vendiendo panuchos a los que están dentro del tren. Con esa cantidad de dinero, se podrían estimular decenas de esas empresas sociales para la gente de la península y que podrían volver los propios dueños de su futuro, empresarios que tienen un ahorro chiquito para algo muy local o más grande para algo más regional o internacional. México tiene esa capacidad, pero no la está usando, esa capacidad humana de poder organizar estas cosas, tan las tiene que las está usando.

Hay ejemplos en pesquerías en las costas de México, etc. Las actividades energéticas de las comunidades del norte del país, particularmente en el noroeste, son manejos que les dejan a las personas que viven en los ejidos con lo que viven y sin intermediarios, directamente a ellos.

L-L ¿Qué opina del programa Sembrando Vida?

JS: Bueno, eso no es un programa con metas ambientales, es un programa con metas sociales, con eso le respondo.

L-L ¿Cuáles son los proyectos que más ponen en riesgo la biodiversidad en México?

JS: Es la falta de entendimiento de que o cuidamos el entorno ambiental de este país, desde luego la parte atmosférica, pero la que nadie va a arreglar si no lo hacemos nosotros es la de sus recursos naturales y junto con los recursos naturales, la gente que vive de los recursos naturales. Hay unos de esos mitos que se han creado, desde hace mucho tiempo, del siglo pasado, por ahí de los cuarentas, de que México es un país agrícola. México no es un país agrícola. México es un país forestal en el sentido de que la riqueza que tenemos en sus zonas forestales es una riqueza que no hemos sabido valorar y en la que no hay incentivos para que la gente pueda vivir del mantenimiento de sus ecosistemas, esto sería completamente nuevo en el mundo. Y tenemos toda la información para hacerlo, pero no hay las políticas públicas.

Incluso en el pasado, los organismos que tenían el nombre de apoyar a las empresas sociales en palabras de una persona que lo erigió, más bien, todo el presupuesto se iba en apoyar a grupos políticos, en vez de estimular a empresas sociales que sean productivas, que vivan de eso.

Hay casos verdaderamente, impresionantemente buenos de que eso que se ha hecho, varias de las empresas forestales que tenemos en México que son sustentables. Siempre traigo a colación la de Ixtlán de Juárez en Oaxaca. Son ejemplos mundiales de cómo una comunidad organizada puede organizar sus recursos y acabar vendiendo muebles a Ikea, muebles diseñados y hechos en su comunidad, en la cual, tienen recursos de trabajo para todo el mundo, ellos mandan a sus hijos a estudiar afuera, regresan a la comunidad y eso me parece que es una manera absolutamente ejemplar de lo que se puede hacer en esa dirección.

L-L ¿Qué papel puede jugar México en la COP27?

JS: No sé bien qué papel van a jugar porque no sé exactamente quiénes van, México ha jugado un papel importante y un papel que ha sido reconocido por el resto de los países que están presentes ahí, en la medida que van con el grupo mexicano, que siempre ha sido, ha tenido un núcleo permanente, que es gente de Conabio y se vuelven en centro de referencia. Yo creo que el hecho de la existencia de Conabio es otro elemento de gran reconocimiento para el país porque no es una ONG, no es un instituto de investigación universitario, es parte de la estructura gubernamental para servir al país. Hay muy pocas cosas de esas, quizás ninguna realmente funcionando bien.

Necesitamos un cambio profundo en materia ambiental: Sarukhán - qatar-2022-6dic-hd