El Boeing Max 737 vuela de nuevo tras los  accidentes donde fallecieron 346 personas
Un avión Boeing 737 Max de Gol Airlines se prepara para aterrizar cerca de São Paulo, Brasil, el 9 de diciembre. La puesta a tierra de los aviones le ha costado a los fabricantes de aviones £ 15 mil millones. Fotografía: André Penner / AP

Gracias a que la aerolínea brasileña Gol resumió sus operaciones con el Boeing 737 Max, se reanudaron los vuelos comerciales en dicha aeronave por primera vez en 20 meses.

La nave permanecía inactiva desde marzo de 2019, después de dos accidentes fatales en el espacio de dos meses, donde 346 personas fallecieron.

El anterior bestseller de la compañía estadounidense recibió la aprobación de la autoridad reguladora en Estados Unidos para volver a volar en noviembre.

Gol, la aerolínea doméstica más grande de Brasil, ya había anunciado la reintroducción del 737 Max para sus rutas hacia y desde la sede de la compañía en São Paulo.

El miércoles, la aeronave completó un viaje de 864 kilómetros desde São Paulo hasta Porto Alegre, en un tiempo de una hora con 16 minutos, de acuerdo con flightradar24.com, un sitio web que rastrea vuelos globales.

Te puede interesar: Bill Gates apoya oferta de Blackstone para adquirir firma británica de jets privados

Gol declinó comentar sobre cuántos pasajeros había a bordo del primer vuelo del 737 Max en casi dos años.

Los 189 pasajeros y tripulantes a bordo del Lion Air Flight 610 fallecieron en octubre de 2018 cuando el avión se estrelló en el mar, poco tiempo después de despegar en Jakarta. Menos de cinco meses después, en marzo de 2019, las 157 personas a bordo del vuelo 302 de Ethiopian Airlines fallecieron cuando el avión se estrelló minutos después del despegue en Addis Ababa, lo que ocasionó la detención de todos los vuelos del 737 Max.

Parece que los accidentes fueron culpa de sensores defectuosos y un error de diseño por el que la punta de la aeronave tendía a apuntar hacia abajo.

Después de meses de evaluaciones de seguridad, mejoras de diseño, y pruebas de vuelo, la Federal Aviation Administration de Estados Unidos (FAA) levantó las restricciones del 737 Max el mes pasado. Después le siguieron otros órganos reguladores de Europa y Brasil.

El vuelo de Gol es un logro crucial para Boeing, pues han gastado mucho dinero y despedido a 30,000 empleados en los meses recientes, mientras luchan contra un enemigo de dos cabezas en la forma de la reducción de vuelos por la pandemia de coronavirus, y la detención del 737 Max, que les costó más de 20,000 millones de dólares (403,000 millones de pesos).

Gol tiene siete aviones 737 Max en su flota, y una orden de otros 95 con Boeing.

Lee también: La Ruta de la Seda sanitaria hace escala en México por el Covid

El director ejecutivo de la aerolínea, Paulo Kakinoff, le dio la bienvenida de regreso a la aerolínea en diciembre.

“El Max es uno de los aviones más eficientes en la historia y el único que ha tenido que atravesar un proceso de recertificación, lo que asegura sus niveles de seguridad y confiabilidad“, dijo Kakinoff.

No obstante, la aerolínea permitirá que los clientes que no desean volar en el 737 Max cambien su boleto. Se espera que American Airlines sea la segunda en reiniciar los vuelos con dicha aeronave el 29 de diciembre.

Ryanair, la aerolínea de vuelos cortos más grande de Europa, ordenó 210 unidades de la aeronave que su director ejecutivo, Michael O’Leary, describió como un avión que “cambia el juego” para el modelo de negocios de la compañía, debido a la eficiencia de combustible.