El Covid-19 ofrece una oportunidad para actuar por el clima: reporte

Natalie Grover/The Guardian

La devastación causada por el Covid-19 presenta una oportunidad para que los países reconstruyan sus economías de una manera ambientalmente responsable, dicen los investigadores.

“La única manera de lograr el acuerdo de París es tomar ventaja de este momento… al combinar la recuperación de Covid-19 con la respuesta al cambio climático”, dijo el Dr Nick Watts, el director de sustentabilidad de los NHS.

Watts es uno de los autores del recuento anual de la salud y cambio climático del Lancet, que sigue los impactos del calentamiento global en la salud. La serie existe desde 2015, cuando se firmó el acuerdo de París con el objetivo de mantener las temperaturas globales a menos 2°C más que los niveles preindustriales.

Las emisiones tienen que caer 7.6% cada año desde aquí hasta 2030 para mantener la temperatura por debajo del techo de 1.5°C que los científicos dicen que es necesario para evitar consecuencias desastrosas.

Si esperas otros tres o cuatro años eso se vuelve 15.4%. Creo que sabemos que anualmente, 15.4% es más o menos imposible”, dijo Watts. “Entonces, el mundo tiene que… empezar a responder en esos lapsos de tiempo”.

El reporte de 2020, compilado por expertos de más de 35 instituciones incluyendo la Organización Mundial de la Salud y el Banco Mundial, y lideradas por la University College London (UCL), dibuja paralelas entre enfermedades infecciosas como el Covid-19 y el cambio climático, resalta que el cambio climático y sus motores impulsados con combustibles fósiles como la urbanización y la agricultura intensiva tienden a invadir hábitats de vida silvestre promoviendo que patógenos salten de los animales ha los humanos.

Mientras que la experiencia catastrófica de Covid-19 incita a tomar medidas para reducir el riesgo de futuras pandemias, priorizar la acción contra la crisis climática será crítico para lograr esa meta, sostienen el reporte y una editorial acompañante.

“El cambio climático parte una brecha cruel, una que amplía las desigualdades de salud dentro y entre países”, dijo el Profesor Hugh Montgomery, copresidente del Recuento del Lancet y doctor de cuidado intensivo en la UCL. “Nuestro reporte muestra que, como con el Covid-19, los adultos mayores son particularmente vulnerables, y aquellos con un rango de condiciones preexistentes como asma y diabetes están en un riesgo aún mayor”.

La crisis climática también crea condiciones para el esparcimiento de enfermedades infecciosas mortales como el dengue y la malaria, dice el reporte. Por ejemplo, de 2015 a 2019 la posibilidad de transmisión de malaria en zonas altas fue 38.7% mayor en la región africana y 149.7% más alta en la región del oeste del Pacífico comparada con los 1950s.

Cinco años después del acuerdo de París, algunos indicadores están mostrando un retroceso temprano pero sostenido de cinco tendencias positivas que se identificaron en reportes pasados, dijeron los autores.

“La realidad es que los cinco años más calientes registrados fueron en los últimos cinco años, y por eso continuamos con los peores impactos que suceden por la exposición al calor”, dijo el Dr Ian Hamilton, el director ejecutivo del Recuento del Lancet.

La vulnerabilidad al calor extremo aumenta en todo el mundo, particularmente en regiones europeas y del este del Mediterráneo, conducida por poblaciones que envejecen y niveles altos de enfermedades crónicas, dijeron los autores, añadiendo que hubo un aumento de casi 54% de muertes relacionadas con el calor globalmente en adultos mayores de 65 en las últimas dos décadas.

El aumento del calor también tiene efectos adversos en la productividad. En India el año pasado, se le culpa por el 40% del total de 302,000 millones de horas perdidas.

Eventos climáticos extremos, pronunciados

La frecuencia y la intensidad de los eventos climáticos extremos que incluyen incendios, inundaciones, tormentas y sequías también han cambiado con el cambio climático. Desde principios de los 2000, 128 países registraron más exposición de la población a incendios forestales, con EU con los aumentos más pronunciados, dice el reporte.

Pero hay optimismo, muchos países aumentan su consumo de energía renovable, dice Hamilton.

“Este reporte es otro indicador de la realidad a la que nos enfrentamos, que es un futuro de compromiso con la salud”, dijo. “Podemos actuar hoy para estabilizar y recuperar, esto no está fuera de nuestras capacidades. La situación actual se presta para tomar acción, lo que nos lleva a un futuro más sostenible y lograr los objetivos del acuerdo por el clima”.

Traducida por Andrés González.

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian