‘El venado del año’: Carrot se recupera, luego de que le extrajeron una flecha de su cabeza
Carrot, el venado. El ciervo está a salvo luego de que removieron una flecha que le atravesaba la cabeza. Foto: Lee-Anne Carver

Leyland Cecco/The Guardian

Lo último que Carrot, el venado, probablemente quería en 2020 era un agujero en la cabeza. Pero el venado canadiense de cola blanca que fue noticia la semana pasada por su impactante lesión ya no tiene una flecha atravesando su cabeza.

“Lo que ha pasado en las últimas semanas, desde que un rayo le atravesó la cabeza hasta que se lo quitaran y soportar el crudo invierno (…) no puedo imaginarme a otro animal sobreviviendo”, dijo Lee-Anne Carver, una fotógrafa de vida silvestre que ha documentado historia inverosímil de los venados.

También lee: Carrot, el venado con una flecha en la cabeza, símbolo de la fauna herida

Después de que las fotografías del venado herido se volvieran virales la semana pasada, los oficiales de conservación inicialmente desaconsejaron quitar la flecha de fibra de carbono, por temor a que pudiera causar una infección.

Pero el personal del Ministerio de Recursos Naturales y Silvicultura de Ontario decidió que el riesgo de más lesiones significaba que tenían que seguir adelante con el delicado procedimiento.

Un intento inicial el miércoles falló después de que Carrot continuara moviéndose tras ser sedado, pero el jueves, los expertos en vida silvestre lo tranquilizaron nuevamente y comenzaron a extraer la flecha.

'El venado del año': Carrot se recupera, luego de que le extrajeron una flecha de su cabeza - 2048-2-1024x768
Carrot, el venado cola blanca que tenía una flecha atravesando su cabeza. Foto: Lee-Anne Carver

Ninguno de los integrantes del equipo de la remota comunidad de Kenora había realizado nunca una operación de este tipo, por lo que un veterinario a 2,000 kilómetros de distancia en Ottawa dio instrucciones detalladas por teléfono.

La flecha salió sin provocar un sangrado, y el lunes el ministerio se pronunció “cautelosamente optimista” de que Carrot se recuperaría por completo. Pero ese resultado no fue inevitable: los tranquilizantes a menudo pueden provocar una reacción fatal en los venados. Después de que le quitaron la flecha, salió pus de la herida y la lengua de Carrot se puso azul.

También lee: Los visones daneses en fuga que podrían contagiar el Covid a la fauna silvestre

“Estaba realmente en peligro en un momento”, dijo Carver. “No podía informar que iba a estar bien porque las pocas veces que lo había visto no se veía bien. Había más probabilidades de que muriera que de sobrevivir. No había garantías “.

Las extensas actualizaciones de Carver en Facebook sobre la condición de Carrot son  seguidas por miles de personas en todo el mundo. Muchos niños han respondido a sus publicaciones, dijo, diciendo que quieren convertirse en veterinarios u ofrecer sus ahorros para ayudar a la recuperación del venado.

Después de recuperarse de la anestesia, Carrot no fue visto durante varios días y Carver sintió temor.

El lunes temprano, salió a buscarlo nuevamente, conduciendo por caminos nevados cuando la temperatura se acercó a los -22 centígrados.

Su corazón se hundió cuando vio un árbol con una docena de cuervos, la señal de que un animal ha muerto cerca. Pero después de fregar el área con el frío glacial, no encontró rastros de Carros.

“Acababa de perder la esperanza. Quizás fue demasiado para él”.

Sin embargo, conduciendo a casa al amanecer, vio un venado al costado de la carretera y lanzó un grito de alegría mientras Carrot cruzaba la calle al trote para lamer sus manos.

“No puedo creerlo. Mi corazón está tan lleno de alegría. Ha llevado a muchos de nosotros a través de ese laberinto de oscuridad y hemos vuelto a ser felices”, dijo. “Realmente es el venado del año”.

Traducido por Leonor Guerrero

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

'El venado del año': Carrot se recupera, luego de que le extrajeron una flecha de su cabeza - 3416-e1606415366304