Síguenos

 

Tecnología

La primera cocina robotizada que prepara la comida… y hasta lava los trastes

El equipo cuesta más de 6.5 millones de pesos, pero ya hay más de mil compradores interesados.

robot-cocina
Fotografía: Moley Robotics

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Por Rupert Neate

Finalmente llegó el aparato que nunca pensaste querer y que, además, cuesta lo mismo que una casa.

Para los que no saben qué regalarle al supermillonario que forma parte de su vida esta Navidad, ¿qué les parece una cocina totalmente robotizada que tiene un menú de hasta 5 mil recetas con sólo tocar un botón?

Una compañía de robótica de Londres presentó la primera cocina robotizada del mundo que promete “cocinar con lo que encuentre y limpiar después sin quejarse jamás”.

Lee también: ¿Por qué comer carne de laboratorio cuando simplemente podemos comer más verduras?

El robot Moley Kitchen, nacido de la idea del matemático y experto en ciencias informáticas ruso Mark Oleynik, promete preparar comidas con nivel de restaurante sin que el dueño tenga que levantar un dedo o pedir para llevar.

No es nada barato. El robot cuesta al menos 6.5 millones de pesos. Oleynik reconoce que es muy caro pero asegura que ya tiene 1,205 solicitudes de compra de gente interesada. Dijo que el precio es equivalente a un superauto o a un yate pequeño. La compañía espera poder hacer modelos a menor costo en el futuro.

“Lo que tenemos aquí es la primera cocina robótica del mundo para el consumidor”, dijo Oleynik cuando presentó la cocina en una muestra de tecnología en Dubai. “Al igual que todas las tecnologías de innovación, en coches, televisiones y computadoras, será muy atractiva para los entusiastas, profesionales y los primeros compradores, y el precio es acorde”. 

Te puede interesar: Novios en alquiler, robots, cámaras: el negocio de la soledad está en auge

Podemos anticipar que nuestro precio se reducirá significativamente con el tiempo y con el volumen de producción, la eficiencia y las economías a escala”.

El robot se desarrolló con la asistencia de Tim Anderson, un innovador culinario y ganador de las serie de 2011 de MasterChef de la BBC. Las técnicas de cocina de Anderson se capturaron en 3D y “se convirtieron en un elegante movimiento digital que utiliza los algoritmos correspondientes”.

Anderson y sus colegas chefs Nicole Pisani y Andrew Clarke crearon 30 platillos para demostrar la capacidad del sistema para su lanzamiento, y se le agregan nuevas recetas cada mes. La compañía dice que los clientes podrán elegir de un menú digital con más de 5 mil opciones y podrán registrar sus platillos favoritos.

El aparato tiene dos brazos robóticos con “manos” totalmente articuladas y se desarrolló en colaboración con la compañía alemana de primer nivel mundial Schunk. Se dice que reproduce de manera confiable los movimientos de las manos humanas, lo cual permite que el robot retire ingredientes del refrigerador inteligente, que ajuste la temperatura de cocción, utilice el lavadero para llenar los sartenes y servir, mezclar y adornar un plato de la misma forma en la que lo haría un humano.

Y no te preocupes por el desorden que haga un cocinero mecánico. “El robot incluso limpia después, y no se queja”, dice Oleynik.

Traducido por Andrés González.

Consulta el artículo original haciendo click en el logo:

The Guardian
The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Tecnología

Las principales aplicaciones de citas en EU anunciaron una nueva función para que usuarios informen si están vacunados contra el Covid, en un intento...

Opinión

Tal vez gastamos energía logrando concesiones de privacidad, cuando debimos construir una base más crítica del poder de las big tech.

Tecnología

La compañía incluirá en sus funciones un servicio de interpretación de lenguaje de señas llamado SingTime para utilizar Apple Care, entre otras novedades.

Opinión

Hoy no basta con proteger infraestructura física o vías marítimas de aprovisionamiento para garantizar un flujo ininterrumpido de energía. Las empresas y gobiernos deben...

Publicidad