Multan a magnate canadiense por utilizar vacunas destinadas a residentes indígenas
Facebook

El expresidente de una compañía de casinos y su esposa fueron multados porque rentaron un avión privado para volar a una comunidad remota cerca de la frontera de Canadá con Alaska y recibieron vacunas para el coronavirus que estaban destinadas para los residentes indígenas vulnerables.

Según los funcionarios, Rodney y Ekaterina Baker viajaron en un avión rentado a Beaver Creek, una comunidad de 100 personas en el territorio de Yukón, en donde un equipo móvil estaba administrando la vacuna Moderna a los residentes. Entre los programados para recibir la vacuna estaban los miembros de mayor edad de la White River First Nation.

En la clínica móvil, los Bakers dijeron ser trabajadores de un motel local, según reporta el Yukon News.

Entérate: ¿Por qué están apareciendo tantas variantes del SARS-CoV-2?

La pareja pidió un aventón al aeropuerto y el hotel confirmó que no eran sus empleados por lo que los miembros de la clínica móvil llamaron a la policía.

Cuando recibieron la llamada los oficiales de policía buscaron a la pareja en el lugar donde pasaban la cuarentena en Whitehorse, pero descubrieron que ya se habían ido. Los encontraron en el aeropuerto listos para viajar a Vancouver.

Los multaron la semana pasada por romper las reglas de salud pública en el territorio canadiense de Yukón.

“Efectivamente, lo que hicieron puso en riesgo a nuestra comunidad y a nuestro equipo de aislamiento “, dijo el ministro de servicios a la comunidad de Yukon John Streicker a CBS News. “Estoy muy enojado por todo esto”.

Se escogió a White River First Nation para recibir vacunas porque tienen una población de personas mayores de alto riesgo, dijo la Jefa Angela Demit.

Lee también: Los pobres del mundo necesitan acción, no ‘nacionalismo de vacunas’: expertos

“Estamos muy preocupados por las acciones de individuos que pusieron en peligro a nuestros mayores y a la gente vulnerable para saltarse la línea por egoísmo”, dijo.

Los Baker recibieron cargos bajo el Acta de Medidas Civiles de Emergencia del territorio. La penalización máxima es de 392 dólares más un cargo de 59 dólares, seis meses en prisión o ambos.

La jefa Demit de White River dijo que el castigo fue “benigno” dado los “posibles efectos letales a nuestra comunidad”.

Antes de su renuncia el domingo, Rodney Baker era presidente de la Great Canadian Gaming Corporation, que administra pistas de carreras y casinos en todo el país. Su ingreso anual en 2019 fue de 7.8 millones de dólares, según el Yukon News.

Debido a su escasa densidad poblacional y las medidas estrictas de la salud pública, el territorio de Yukon no ha visto tantos casos de Covid-19 como otras regiones del país.

Pero su geografía remota también ha estado atrayendo a canadienses que quieren huir de la pandemia.

No te pierdas: “Fue cordial y exitosa” la llamada entre AMLO y Putin por la vacuna Sputnik

En marzo, una pareja viajó de Quebec a Whitehorse, un viaje de más de 5,000 kilómetros, y luego volaron a Old Crow, con una población de 250 personas, a donde sólo se puede llegar por aire. La policía sacó a la pareja de la comunidad.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales