Síguenos

 

Mundo

Los pobres del mundo necesitan acción, no ‘nacionalismo de vacunas’: expertos

Las naciones que compiten contra otras crean ‘una carrera inmoral hacia el abismo’.

Sugerencia
Un hombre con una mascarilla camina en el Hospital Yaba Mainland en Nigeria. Foto: Sunday Alamba/AP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Las compañías farmacéuticas deberían hacer más para transferir la tecnología para vacunas para prevenir que los países más pobres se queden atrás en la distribución de vacunas para Covid-19, según un experto. 

La advertencia vino de Dag-Inge Ulstein, copresidente del consejo global que trata de acelerar el acceso de los países más pobres a las vacunas para Covid-19 conocido como ACT (Acceso a Herramientas para Covid-19) Accelerator. Ulstein, el ministro de desarrollo internacional de Noruega, supervisa el motor para asegurar que las vacunas lleguen a los pobres, el programa Covax

Sus comentarios se amplificaron por su embajador de salud global, John-Arne Røttingen, le dijo a The Guardian que la batalla para crear acceso igualitario a las vacunas estaba “en un punto de inflexión muy importante”. Otros diplomáticos temen que si el asunto de la distribución de las vacunas no se resuelve, resultará en años de resentimiento entre naciones ricas y pobres

También lee: Ya con la autorización, ¿IP y gobiernos estatales pueden comprar vacunas?

Samantha Power, la nueva directora de USAid, también admitió que el plan no está en marcha, y el director general de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que solo se ha vacunado a 25 personas en África a comparación de los 39 millones en países ricos, y dijo que el mundo está “al borde de un fracaso moral catastrófico”

Se pronostica que solo 27% de los habitantes de países de ingresos bajos y medianos serán vacunados este año, pero está el temor de que algo más profundo este mal. Los pronósticos detallados publicados por Gavi, la alianza global de vacunas, muestran que esta semana África, un continente de 1,300 millones de habitantes, recibirá solo 140 millones de dosis para junio a través de Covax. 

Para mediados de enero, de acuerdo al Instituto Global de la Salud Duke, más de 7,000 millones de vacunas se compraron globalmente y la mayor parte, 4,200 millones, fueron para países de altos ingresos. Mientras que los países ricos representan solo el 16% de la población del mundo, ellos tienen 60% de las vacunas para Covid-19 compradas hasta ahora. Canadá encabeza la lista, compró suficientes vacunas para cubrir más de cinco veces a su población. La mayoría de los otros países ricos tienen más del 100% de cobertura, y algunos pueden cubrir a sus poblaciones varias veces.

Røttingen se quejó sobre el nacionalismo de vacunas. “Los esfuerzos del mundo para crear vacunas baratas para los países más pobres se han vuelto muy insulares y desproporcionados”, dijo. “Hay disputas sobre cuales son realmente las diferencias menores del tiempo y escala de los despliegues en los diferentes países que ya comenzaron con la vacunación”. 

También advirtió que los retos inesperados retrasan la distribución de vacunas que supervisa Covax. 

Te puede interesar: AMLO autoriza a empresas privadas y gobiernos locales a adquirir vacunas contra Covid-19

Él dijo: “La dificultad es que solo tenemos la aprobación internacional extendida para la venta de solo dos vacunas, las dos de ARNm. El reto es que una, la de Moderna, es muy cara, y la otra, de Pfizer/BioNTech, que fue la primera disponible y que ahora se distribuye en Europa y es moderadamente cara a comparación de otras, requiere una cadena super fría”. 

Añadió: “El precio y la cadena de frío hacen que no sean las vacunas ideales para una vacuna global”. 

Él dijo: “Esperamos que las otras vacunas ya estuvieran listas, pero todavía no. Todavía esperamos la aprobación general de la vacuna de AstraZeneca y sobre todo esperamos las precalificaciones de la OMS, particularmente para la vacuna de AstraZeneca, que se produce para Covax en el Instituto Serum de India (SII)”. 

Covax inicialmente encargó 200 millones de dosis a SII, los productores de vacunas más grandes del mundo, con opciones para hasta 900 millones de dosis más de las candidatas de AstraZeneca/Oxford o Novavax. También firmó una declaración de intenciones para 200 millones de dosis de la vacuna Sanofi/GSK. En diciembre firmó un acuerdo de compra final con AstraZeneca para 170 millones de dosis adicionales, y un memorándum de acuerdo con Johnson & Johnson para 500 millones de dosis para la candidata de Janssen. 

Pero Covax solo puede distribuir vacunas aprobadas por la OMS, y ni las vacunas de AstraZeneca ni de Johnson & Johnson han recibido esa aprobación (aunque AstraZeneca está aprobada en el Reino Unido). 

El grado al que estos acuerdos de compra adelantada son legalmente obligatorios también se disputa. Serum, una compañía privada, dijo que es su prioridad clave proveer al mercado indio doméstico. 

No te pierdas: Amazon le ofrece a Biden distribuir las vacunas de Covid-19

Por los retos de los retrasos en las aprobaciones, Covax podría anunciar pronto una pequeña orden adicional a Pfizer y Moderna. Pero el costo de esas vacunas están al triple del precio por dosis que en el presupuesto de Covax. 

Los retrasos y el clamor por una vacuna hacen que ahora algunos países traten de conseguir acuerdos bilaterales con las compañías farmacéuticas por fuera del mecanismo de Covax. Sudáfrica, por ejemplo, ordenó a AstraZeneca por el doble del precio que se pagó en Europa. Formaría parte de un portafolio de 20 millones de dosis. El presidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa, dijo que tal vez tenga que subir los impuestos para financiar esto. 

Røttingen dijo: “Queríamos un despliegue en paralelo de las vacunas para Covid-19 globalmente, con el mecanismo de Covax que asegurara la distribución para los países más pobres. Se hizo complejo porque las vacunas que originalmente se eligieron como las principales, por su precio y asuntos logísticos, todavía no están listas

“Ahora vemos que países de medianos ingresos comprensiblemente están bajo presión para hacer tratos bilaterales con sus propios medios, porque los programas de vacunación ya comenzaron en otros lados, especialmente en Europa y EU. 

“El peligro es que veremos un aumento de acuerdos bilaterales con estos países de medianos ingresos que puede que no consideren sus mejores intereses a largo plazo. Pueden ser caros y algunas de las compañías farmacéuticas podrían usar esta presión política para aumentar sus ganancias y alentar a los países a hacer acuerdos bilaterales, en lugar de contar con Covax. Eso es muy problemático”. 

Él dijo que ahora Noruega trata de promover tres principios para proteger el plan: 

  • Aumento de la transparencia en los acuerdos para vacunas, incluyendo el número de vacunas, la fecha de entrega y el precio. 
  • El valor completo por el dinero en los fondos colectivos que el mundo ha dado para comprar estas vacunas para que en los lugares más pobres del mundo se compren a su precio, y no para generar ganancias. 
  • El aumento de la producción de vacunas puede impulsarse internacionalmente con la transferencia de tecnología de las compañías farmacéuticas a firmas de manufactura regionales y locales. 

Él dijo: “Necesitamos transparencia y apertura para estos acuerdos. La OMS tiene los medios, la capacidad, la disposición de monitorear el mercado, pero no tienen la información porque estos acuerdos no son transparentes. Tenemos que cambiar eso”. 

Te recomendamos: Así se ve el coronavirus; logran primera imagen real en 3D

Como Tedros de la OMS, Ulstein también advirtió: “Si todos los países tratan de ganarles a los otros en la lucha por las vacunas, creamos una carrera inmoral hacia el abismo. Tenemos una oportunidad única para asegurar que suficiente gente en todos los países se vacune, pero tenemos que apegarnos al plan global y no caer en el nacionalismo de vacunas del que tanto hemos advertido”. 

Un cuello de botella parece ser la lentitud con la que se manda la información de la vacuna de Oxford/AstraZeneca a la OMS. Es posible que los productores priorizaran la aprobación para el mercado en países donde las ganancias son más altas

En el lado bueno, la llegada de Joe Biden a la presidencia significa que ahora EU se unió al financiamiento de Covax, la llegada de EU debería ayudar con la caída del presupuesto. China aún no se une, aunque en Beijing están dispuestos a suministrar sus vacunas a través de Covax. 

Power está consciente del problema, dice inmediatamente antes de su cita: “En este momento los países en desarrollo no están en marcha para obtener cantidades significativas de la vacuna. La recaudación de fondos de la OMS y Covax no ha producido los recursos necesarios”. También comprende la necesidad de explicar a los votantes porque le conviene a todos que otros países se vacunen. 

La dificultad es que los votantes en el hemisferio norte juzgan a sus gobiernos al compararlos con los países que vacunan más rápido, como Israel, y rara vez piensan en un país como Nigeria, en donde su población de 200 millones todavía espera por su primera vacuna. Los medios increíblemente insulares de muchos países, incluidos los del Reino Unido, no ayudan mucho. 

Puedes leer: La-Lista de los empresarios contagiados de Covid-19 en México

Noruega trata de superar esto al mostrar liderazgo moral, dicen que probablemente tienen más del triple de vacunas que necesitan para su población, así que le darán su exceso a Covax. La Unión Europea prometió hacer lo mismo, aunque los detalles no están claros.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Salud

La EMA indicó que la vacuna de Moderna en adolescentes tiene una respuesta comparable a la observada en adultos jóvenes de 18 a 25...

Opinión

México ha logrado reducir la incidencia de la mortalidad materna en el país, que, si bien es una tasa significativamente menor a la existente...

Salud

Hasta ahora, la OMS ha identificado cuatro variantes inquietantes de Covid-19, pero advirtieron que pueden surgir otras más peligrosas.

Salud

La cantidad de contagios de Covid-19 sigue en aumento, con cerca de 3 millones de casos reportados en la última semana.

Publicidad