Síguenos

 

Mundo

Los australianos disfrutan de aguacates de 1 dólar gracias a una producción récord

Ya todos pueden comer sus tostadas de aguacate gracias a una caída espectacular en el precio del fruto para el brunch favorito del país.

Los aguacates cuestan $ 1 en Australia Foto: Enrique Díaz / 7cero / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Era el verano de 2018 y los australianos sudaban. En sus manos: un solo aguacate, apenas maduro. El precio: 9 dólares. ¿Valía la pena? ¿Y cuántas veces lo habían ya magullado?

Afortunadamente, aunque muchas cosas han salido mal en el mundo desde ese fatídico enero, una cosa ha salido bien: este invierno, los australianos pueden permitirse comer todas las tostadas de aguacate que gusten, y el sabroso fruto verde se vende por solo 1 dólar por pieza uno.

La espectacular caída del precio se debe a una cosecha abundante, resultado del buen tiempo y árboles nuevos. Australia alberga tres millones de árboles de aguacate; la mitad de ellos se plantaron en los últimos cinco años. Los árboles pueden tardar solo tres o cuatro años en comenzar a dar frutos.

“La producción de aguacate es 65% más alta este año”, dijo John Tyas, director ejecutivo de Avocados Australia. “Los astros se alinearon y esto es fenomenal”.

Y eso no es todo en cuanto a buenas noticias que siguen llegando para los amantes del aguacate. La nueva tecnología desarrollada este año por la Universidad de Queensland podría generar la producción de 500 árboles nuevos a partir de un corte milimétrico practicado en un árbol, en comparación con un árbol por corte que obtienen los productores ahora, informó la Australian Broadcasting Corporation .

Te recomendamos: Satélites, telefonía y agricultura, Luxelare conjuga todo para mejorar la producción del campo

“Como muchas personas en el mundo desarrollado, los australianos realmente no comían aguacate hace 20 años”, dijo Tyas.

Él atribuye el apetito local por este producto fresco para untar, técnicamente una baya, al hecho de que los aguacates se pueden cultivar durante todo el año. Los australianos también comen aguacates para el desayuno, con el amado y ahora omnipresente “puré de aguacate”, picado con un tenedor, sazonado y servido con tostadas, hecho mundialmente famoso por el chef de Sídney Bill Granger.

El consumo de aguacate per cápita del país es de 4 kilos al año; más alto que el de EU, que es de 3.6 kilos y muy por delante de la del Reino Unido, de 1.4 kilos.

“Mis padres probablemente no comieron un aguacate hasta los 50 años”, dijo Daryl Boardman, quien cambió el cultivo de trigo y algodón de las tierras secas por aguacates en 1999. “No comí uno hasta los 20 años. Ahora la gente empieza a comer ellos desde bebés”.

Tan voraz es el apetito por el aguacate en Australia, que se ha advertido a los jóvenes que dejen de comer tantos si alguna vez quieren tener su propia casa. En 2016, un columnista del diario The Australian, de News Corp., se quejó de haber visto personalmente a jóvenes pagando “22 dólares y más” por un aguacate magullado, cuando en su lugar podrían haber estado ahorrando este dinero para una casa. El consejo financiero fue repetido por el millonario australiano Tim Gurner en 2017.

El precio de un dólar puede significar que los australianos millennials finalmente pueden tenerlo todo.

“Este es el año para reunir el enganche de tu casa”, dijo Tyas, riendo. “Si bien los aguacates tienen un valor tan alto, deberías poder ahorrar un par de dólares”. Por otra parte, los precios de la vivienda en Australia se encuentran entre los de más rápido crecimiento del mundo. Y, a diferencia de los aguacates, el dinero no crece en los árboles.

No te pierdas: El G7 debate la donación de mil millones de vacunas a países pobres

La producción de aguacate australiano se ha más que duplicado en diez años, de 40,000 toneladas en 2009/10 a casi 90,000 en 2019/20, por un valor de casi 500 millones de dólares (493 millones de dólares australianos). De estos, el 80% eran aguacates Hass, y la muy difamada variedad Shepard representaba el 17%. Solo el 5% de esto se exporta.

Es probable que esto se duplique nuevamente en los próximos diez años, dijo Tyas.

Una pequeña cantidad de aguacates importados proviene de Nueva Zelanda, relativamente cerca, lo que significa que los consumidores australianos no están expuestos a los llamados “aguacates de sangre” cultivados en México y producidos con la participación de cárteles violentos.

Australia planea aumentar sus exportaciones de aguacate, con el Avocado Fund, un fondo de investigación y desarrollo financiado con impuestos pagados por los agricultores, con el objetivo de exportar el 10% de los aguacates este año. Sin embargo, es poco probable que el Reino Unido pueda decir “buenos días” a ninguno de ellos, ya cuenta con proveedores de bajo costo, y también está muy lejos de Australia.

Dale seguimiento: AstraZeneca suma una segunda restricción para su aplicación en Europa

Los productores tienen sus ojos, en cambio, en Asia. Australia obtuvo recientemente acceso al mercado japonés, una negociación complicada, ya que la mosca de la fruta de Queensland es una plaga cuarentenaria.

El mercado asiático será importante si los agricultores quieren aprovechar los beneficios de cultivos más grandes. Los aguacates australianos finalmente son competitivos con los de mercados como Chile y México, dijo Boardman. También espera que el costo local más bajo signifique que más personas puedan permitirse comerlos, y que aquellos que ya son expertos en cortar el fruto de grandes semillas cafés compren más que nunca.

Solo desea que los compradores dejen de magullar la fruta. “No es bueno para los aguacates, es su momento más vulnerable”, dijo. “Deben manipularse como si fueran huevos”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Mundo

El titanosaurio masivo, que vivió hace más de 90 millones de años, se encontró en el suroeste de Queensland.

Deportes

La selección de softbol femenil de Australia es el primer equipo olímpica en llegar al archipiélago a más de 50 días de que inicie...

Economía

La apuesta más grande de Pablo Borquez, fundador y CEO, es revolucionar la industria con una infraestructura digital. Tras levantar 43 mdd de inversión,...

México

A través de la tecnología, la empresa ofrece soluciones para ayudar al rendimiento de la producción agrícola y beneficiar al campesino.

Publicidad