Síguenos

 

Género

Owen Hurcum, el primer alcalde no binario del mundo

Al estudiante Owen Hurcum le “honra” servir a la ciudad más antigua de Gales y su objetivo es poner los pavos reales de Bangor en el mapa.

Owen Hurcum con sus túnicas de alcalde en el muelle de Bangor en mayo. Hurcum sirvió en el consejo de la ciudad durante cinco años antes de ser elegido para el cargo. Foto: Christopher Furlong / Getty Images

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Cuando Owen Hurcum, estudiante de la maestría en arqueología a tiempo parcial en la Universidad de Bangor, subió al escenario para aceptar su puesto como el nuevo alcalde de esta ciudad, se sintió “enormemente honrado” de representar a su comunidad.

Lo que es aún más único de Hurcum, de 23 años, es lo que representa: alguien no binario, queer y sin género. Alguien que hizo historia en las elecciones locales y de alcalde de este año al convertirse en el primer alcalde abiertamente no binario de cualquier ciudad del mundo.

“No fue tanto un shock o una sorpresa convertirme en alcalde de Bangor”, explicó Hurcum, “pero fue cuando me pidieron que pusiera mi nombre para vicealcalde en 2019. No me esperaba eso. Sentí mucha honra de que me pidieran que presentara mi candidatura. No pusieron a nadie en mi contra, así que me nombraron sin oposición”.

Hurcum es originario de Harrow, Londres, y se mudó a Bangor, un ayuntamiento de Gales, hace cinco años, pero dijo que “no sentía seguridad” al crecer en Londres. “Nunca pude ser yo mismo en Londres, supe que era LGBT cuando tenía 12 años y lo escondí desesperadamente de todos, de mi familia, mis amigos y la comunidad. No sentía seguridad ni estaba cómodo para ‘salir’ del closet en Londres. Fue sólo cuando llegué a Bangor que me sentí a gusto al salir”, expresó.

“Al crecer, había poca o ninguna representación de personas no binarias. Sabía que no era transgénero en términos de ser mujer, pensé que era súper queer.

Te recomendamos: Trans Voices: Contra el discurso transfóbico

“Pero pude vivir así desde el primer día en Bangor. Fue la gente de Bangor la que me dio el vocabulario, la confianza y el apoyo para entender mi género como no binario. Bangor es realmente el lugar que me ha permitido abrazarme, y le debo todo a la ciudad por eso“.

Pero ha habido obstáculos. El exconcejal de Plaid Cymru (Partido de Gales) renunció al partido por reclamos de transfobia este año y Hurcum, a menudo, se ha enfrentado a abusos en línea. “Ha habido momentos en los que he recibido cientos de mensajes de abuso en línea en un día… aunque encuentro la forma de lidiar con eso. Ya casi no me siento sensible ante ello. De otra manera, no sé cómo se las arreglaría mi salud mental”, confesó.

En este contexto, el nombramiento de Hurcum es significativo. La demanda de representación política de personas transgénero y no binarias está creciendo, sobre todo cuando Estados Unidos eligió a su primer senador estatal trans y al primer congresista gay negro. ¿Hurcum ve la posibilidad de que ocurra una representación similar aquí en el Reino Unido?

“Bueno, sería fantástico. Veremos cómo, sin voces trans en el gobierno, con qué ridículas… disculpa mi lenguaje… estupideces saldrá el gobierno“, declaró.

El debate sobre los derechos trans se ha vuelto cada vez más tóxico en los últimos años después de que el gobierno de Theresa May abriera una consulta sobre la Ley de Reconocimiento de Género. Las feministas que critican el género no están de acuerdo con la opinión de que la identidad de género debe tener prioridad sobre el sexo biológico.

No te pierdas: Conductor de Uber comete transfobia contra activista Kenya Cuevas

Algunos de los que apoyan los derechos trans dicen que sus oponentes están avivando los temores y tratando de privar a las personas trans de sus derechos humanos. El año pasado, Liz Truss, la ministra de Mujeres e Igualdad, decidió no cambiar el concepto, argumentando que logra el equilibrio adecuado para las personas que desean cambiar su género legalmente.

“Parece que en este momento es temporada abierta de ataques a las personas trans en el Reino Unido”, dijo Hurcum. “Y eso no es nada divertido. Espero que podamos obtener representación en los escalones más altos y que puedan alejar a cualquier gobierno de esta intolerancia dañina”.

Por ahora, sin embargo, Hurcum se centra más en la política local y en “poner a Bangor en el mapa”. “Intentaré defender la idea de que la ciudad tenga un poeta laureado. Me gustaría explorar la posibilidad de ampliar nuestro programa ciudades gemelas con Soest, en Alemania“, explicó.

“Y quiero celebrar a nuestros pavoreales. Si la ciudad de Llandudno puede ser famosa por sus cabras, quiero que Bangor sea famosa por sus pavos reales“, aseguró.

“Tienes las montañas, tienes la ciudad más antigua de Gales… tienes pequeños senderos costeros y colinas onduladas, a tres minutos del centro de la ciudad”, dijo.

Creo que todos deberían venir a Bangor al menos una vez y experimentarlo porque no hay ningún otro lugar como este”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Publicidad