Síguenos

 

CINE

La UE planea recortar la cantidad de películas y programas de TV británicos post-Brexit

Exclusiva: el número de producciones de Reino Unido se considera desproporcionado y una amenaza para la diversidad cultural de Europa.

La preventa de derechos internacionales de programas como Downton Abbey y The Crown son a menudo la base sobre la que han podido entrar en producción. Foto: Des Willie / AP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

La Unión Europea se está preparando para actuar en contra de la cantidad “desproporcionada” de contenido de televisión y cine británico que se presenta en Europa después del Brexit, lo que representa un golpe para la industria del entretenimiento y del “soft power” de este país en el extranjero.

Reino Unido es el mayor productor de películas y TV en la programación de Europa fortalecida por las 1.95 mil millones de dólares de la venta de derechos internacionales, pero su dominancia se considera una amenaza para la “diversidad cultural” de Europa de acuerdo a un documento interno al que tuvo acceso The Guardian.

El asunto se agregará a una lista de puntos de tensión en la relación de la Unión Europea con Reino Unido desde que el país dejó la unión con el mercado único y aduanas, incluyendo disputas por la venta de salchichas británicas en Irlanda del Norte y el tema de las licencias en aguas pesqueras, que dio lugar a que las embarcaciones de la Marina Real que patrullan la zona tuvieran que retirarse a Jersey a principios de año.

El objetivo de Bruselas esta vez es la definición de los programas británicos y películas como “trabajos europeos”.

Bajo las directivas de los servicios de medios audiovisuales de la UE, la mayor parte del tiempo al aire tiene que darse al contenido europeo en televisión terrestre y tiene que ser hasta el 33% del número de títulos de video bajo demanda, o VOD, en plataformas como Netflix y Amazon.

Te recomendamos: Los pulpos y langostas tienen sentimientos, deben incluirse en la ley de bienestar animal: parlamentarios de Reino Unido

Países como Francia han ido más lejos, estableciendo una cuota de 60% para los trabajos europeos en VOD y exigieron que el 15% de la facturación de las plataformas se gaste en producción de audiovisuales europeos y trabajos cinematográficos.

Según un documento de la Unión Europea que se realizó con diplomáticos el 8 de junio, después del Brexit, se considera que la inclusión de contenido de Reino Unido en esas cuotas ha llevado a lo que se describe como una cantidad “desproporcionada” de programación británica en la televisión europea.

“La gran disponibilidad de contenido de Reino Unido en los servicios de Video Bajo Demanda, así como los privilegios que se conceden por la calificación de los trabajos europeos, puede resultar en una presencia desproporcionada de contenido de Reino Unido dentro de la cuota europea de esta modalidad (VOD) y relega una gran variedad de trabajos europeos, incluyendo los de países más pequeños o con idiomas que se hablan menos”, dice un documento distribuido entre los estados miembro. “Por tanto la desproporción puede afectar el cumplimiento de los objetivos de promoción de los trabajos europeos y la diversidad cultural que buscan los servicios directivos de los medios audiovisuales”.

La Comisión Europea tiene que realizar un estudio del impacto del riesgo de la “diversidad cultural” para la Unión Europea de la programación británica que las fuentes diplomáticas dicen que sería el primer paso hacia la acción para limitar los privilegios concedidos al contenido europeo.

Los cálculos de la industria dicen que una medida para definir el contenido de Reino Unido como algo que no sea europeo que lleve una pérdida de acciones en el mercado, afectaría particularmente a los británicos ya que la preventa de derechos internacionales para series como Downton Abbey y The Crown suelen ser la base con la que se puede hacer la producción.

Adam Minns, el director ejecutivo de Commercial Broadcasters Association (COBA) dijo: “la venta de los derechos de propiedad intelectual internacionales de los programas británicos se ha convertido en una parte crucial para financiar la producción en ciertos géneros, como el drama”.

Puedes leer: La variante Delta provoca más de 90% de los nuevos casos de Covid en Reino Unido

Perder acceso a una parte sustancial de los mercados de la UE sería un serio golpe para el sector de la TV de Reino Unido y afectaría toda la cadenas de valor de productores, emisores y creativos”.

La venta de derechos internacionales a los canales europeos y las plataformas de VOD le dio a la industria de la TV Europea 682 millones de dólares en ventas en 2019-20, lo que lo convierte en el mercado más grande para Reino Unido después de Estados Unidos.

Según el documento al que se tuvo acceso, titulado “La presencia desproporcionada del contenido de Reino Unido en la cuota VOD y los efectos en la circulación y promoción de diversos trabajos europeos”, se piensa que es necesario para el bloque reconsiderar la “Presencia de contenido de Reino Unido post-Brexit”.

“Las preocupaciones relacionadas con cómo el Brexit impactará el sector de la producción audiovisual en la Unión Europea, de acuerdo al European Audiovisual Observatory, Reino Unido proporciona la mitad de la presencia de contenido en la TV europea de VOD en trabajos de Europa y Reino Unido son los que más se promocionan en VOD, y los anuncios promocionales más bajos de la UE 27 también se encuentran en Reino Unido”, dice el documento.

Agrega: “Aunque Reino Unido es ahora el tercer país para la Unión Europea, su contenido audiovisual sigue clasificándose como ‘trabajos europeos’ según la definición proporcionada por la directivas AVMS, ya que la definición hace referencia al convenio europeo sobre Televisión Transfronteriza del Consejo de Europa, en el que sigue participando Reino Unido”. 

Desde hace tiempo se temió que la Unión Europea busque afectar el dominio de Reino Unido sobre el mercado audiovisual una vez que el país dejó el bloque. El gobierno ha advertido en diversas ocasiones el riesgo de la industria británica audiovisual.

Fuentes de la industria dicen que ellos creían que era cuestión de “cuándo, no de ‘si’”, y el gobierno parece tener poca influencia en Bruselas sobre el tema.

Descubre: A pesar de las grandes palabras, el G7 actual se queda devastadoramente corto en vacunas

Fuentes de la Unión Europea sugieren que la iniciativa probablemente cambie más cuando Francia asuma la presidencia de la unión en enero, con el respaldo de España, Grecia, Italia y Austria, entre otros. Hay una revisión de medio término de la directiva de AVMS dentro de tres años, que según las fuentes es cuando esos cambios se pueden volver obligatorios.

Un vocero del gobierno de Reino Unido aseguró: “El Reino Unido está orgulloso de su industria cinematográfica y televisiva de clase mundial que proporciona entretenimiento a público de todo el mundo y que el gobierno ha apoyado durante la pandemia, incluyendo el reinicio del esquema de cine y TV”.

“El estatus de los trabajos europeos sigue aplicándose a trabajos que se originan en Reino Unido, ya que el Reino Unido forma parte del Convenio Europeo sobre Televisión Transfronteriza del Consejo de Europa”.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Entretenimiento

Con una historia de amor de una pareja homosexual, 'Te llevo conmigo' ahonda en la migración y los estereotipos de la sociedad.

Opinión

El cine del narco no es un fenómeno nuevo, de hecho, las expresiones que romantizan lo criminal tienen amplia raigambre en la cultura nacional

Opinión

Temáticas como la pobreza extrema, la militarización y la guerra contra el narco vuelven a tener cierto prestigio.

Entretenimiento

La película con Gael García Bernal está basada en el libro 'Castillo de arena', de Pierre Oscar Lévy y Frederik Peeters.

Publicidad