Síguenos

 

Mundo

En Colombia se utilizan compensaciones para eludir impuestos al carbono: informe

El impuesto a los combustibles fósiles se puede evitar comprando compensaciones de carbono que pueden no tener ningún beneficio para el clima.

Un grupo de manifestantes cargan la réplica de un ataúd con las palabras 'Nuestro Amazonas' en una manifestación durante la huelga climática mundial de jóvenes en Cali, Colombia, en septiembre de 2019. Foto: Ernesto Guzman Jr / EPA

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Empresas contaminantes han utilizado las compensaciones de carbono de protección forestal (formas de reducir emisiones de carbono a través de programas de reforestación o métodos que reduzcan el impacto de su huella ambiental) que pueden no tener ningún beneficio para el clima, todo con el fin de evitar pagar impuestos al carbono en Colombia, según un informe.

En 2016, se introdujo un impuesto de alrededor de 5 dólares en el país sudamericano para cubrir el uso de algunos combustibles fósiles. Sin embargo, las empresas que emiten dióxido de carbono pueden evitar pagar el impuesto comprando compensaciones de carbono de proyectos colombianos que reduzcan sus emisiones, incluidos aquellos que conservan bancos de carbono naturales amenazados como humedales, bosques y manglares.

De acuerdo con el informe, un nuevo análisis de los esquemas de protección forestal a gran escala en la amazonia colombiana realizado por Carbon Market Watch, una asociación sin fines de lucro, afirma que se podría estar exagerando drásticamente su impacto en la prevención de la deforestación. El informe advierte que es probable que se hayan generado millones de bonos de carbono (mecanismo descontaminación para reducir las emisiones contaminante establecido en el tratado de Kioto) sin beneficio para el clima.

Un hallazgo es que el tema de los bonos de carbono de “aire caliente” de los esquemas de protección forestal en Colombia podría ser una “punta del iceberg”, con 75 proyectos similares autorizados para vender bonos bajo el sistema tributario interno del país.

Te recomendamos: Objetivos como ‘cero emisiones’ no resolverán la crisis climática por sí solos

Se han comprado alrededor de 5 millones de bonos de los proyectos considerados en el informe, casi todos por Primax Colombia SAS, una empresa de combustibles fósiles cubierta ante el impuesto al carbono. Esto representaría una pérdida de unos 25 millones de dólares para el gobierno, según el informe, que ha sido publicado como parte de una investigación con el Centro Latinoamericano de Investigación Periodística (CLIP).

Carbon Market Watch, un observador acreditado de las negociaciones climáticas de la ONU, pidió a Verra, una organización estadounidense sin fines de lucro que administra el estándar de bonos de carbono líder en el mundo y que es utilizada por uno de los proyectos analizados en el informe, que suspenda el esquema de su registro.

El análisis se produce en medio de una creciente preocupación por la integridad ambiental de las reducciones de emisiones de los esquemas de protección forestal aprobadas por Verra, frecuentemente utilizadas por las principales empresas contaminantes para fundamentar las afirmaciones de “cero neto” y “neutralidad de carbono”.

El mes pasado, una investigación de The Guardian y Unearthed (la unidad de periodismo de investigación de Greenpeace) sobre 10 esquemas aprobados por Verra encontró que enfrentan un problema significativo de credibilidad, y los expertos advirtieron que el sistema no es adecuado para su propósito.

Verra está en proceso de revisar sus reglas para sus proyectos Redd+, pero hasta ahora ha descartado cancelar los bonos que ya han sido aprobados.

Gilles Dufrasne, oficial de políticas públicas de Carbon Market Watch, dijo: “Este escándalo es otro ejemplo sorprendente de que los estándares del mercado de carbono no mantienen la integridad ambiental de los proyectos de compensación. Daña el clima, reduce los ingresos del gobierno y amenaza la continuidad de los pagos de financiamiento climático de los donantes internacionales. Escuchamos una y otra vez que el mercado voluntario de carbono ayuda a los países a ir más allá de su compromiso climático existente, pero aquí en realidad ha socavado los esfuerzos nacionales”.

Los esquemas de protección forestal, conocidos como Redd+ (reducción de emisiones por deforestación y degradación forestal), generan bonos al prevenir la destrucción ambiental contra una línea base (capacidad de fijación de carbono que ya tiene el país con la cobertura forestal que pose) que a menudo se fundamenta en pérdidas históricas.

Las preocupaciones de que los proyectos produzcan bonos de “aire caliente” al exagerar su reducción impacto ambiental mediante el uso de líneas de base de deforestación dramáticas han perseguido durante mucho tiempo a los proyectos de Redd+ y en 2018, el Ministerio de Medio Ambiente de Colombia introdujo reglas que requieren que los esquemas cumplan con un desarrollo de línea de base nacional por parte del gobierno, conocido como un Nivel de Emisión Forestal de Referencia (NREF).

El informe dijo que algunos esquemas no están utilizando la línea base del país y están reclamando bonos contra un escenario de deforestación mucho más alto, probablemente produciendo créditos de poco beneficio para el clima. Si bien se necesita más financiamiento para la conservación de los bosques, Carbon Market Watch dijo que no podría obtenerse a expensas de la integridad ambiental.

Verra dijo que el análisis fue metodológicamente defectuoso. Un portavoz dijo: “Compara la línea base del proyecto con el NREF del país, pero la evaluación del NREF de Colombia por parte de la Convención Marco de Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC) aún no se ha finalizado y, en cualquier caso, un NREF representa un promedio en todo un país o una región y no es específico del sitio”.

Por si te lo perdiste: Fotogalería: La costas de Turquía evidencían la contaminación y el calentamiento global

“Verra enfatiza que todos los proyectos de VCS siguen metodologías aprobadas y son validados por auditores externos independientes. Todas las reducciones y eliminaciones de emisiones también son verificadas por dichos auditores “.

En respuesta al informe, el Ministerio de Medio Ambiente de Colombia dijo que estaba desarrollando una estrategia para fortalecer la integridad del sistema actual mejorando la credibilidad ambiental del mercado de carbono y la gobernanza del mecanismo de exención del impuesto al carbono, entre otras medidas.

Primax Colombia no respondió a la solicitud de comentarios.

The Guardian
Contribuye a The Guardian

También te puede interesar

Multimedia

Desde la sanción del INE al Partido Verde por pagarle a influencers con un millón de dólares hasta la aprobación del aborto en Veracruz.

Deportes

La selección de Colombia le ganó a Perú por el tercer lugar de la Copa América en el partido que se jugó en el...

Mundo

La CIDH publicó un reporte reconociendo el uso desproporcionado de la fuerza en la represión policial de las movilizaciones.

Deportes

La semifinal de la Copa América entre Argentina y Colombia se definió en penaltis. Los equipos igualaron a un gol en el tiempo reglamentario.

Publicidad