El padre de Britney Spears declara que “no hay motivo alguno” para que sea destituido de la tutela
Simpatizante de Britney Spears afuera del tribunal el viernes. Foto: Mario Anzuoni/Reuters

El padre de Britney Spears declaró el viernes en un escrito judicial que no hay “ningún motivo” para destituirlo de la tutela que controla las finanzas y los asuntos de su hija, un día después de que el nuevo abogado de la cantante solicitara una audiencia para suspender a James Spears del acuerdo.

James Spears “ se ha desempeñado obediente y fielmente como tutor del patrimonio de su hija sin ninguna falta en su historial”, declaró en su escrito.

El escrito de James Spears también menciona que la profesional designada por el tribunal, Jodi Montgomery, quien supervisa las decisiones de vida de Britney Spears mientras su padre administra su dinero, lo llamó, angustiada, el mes pasado y buscó su ayuda con los problemas de salud mental de su hija.

Lee también: Britney Spears inicia trámites para quitarle a su padre el control de sus finanzas

Pero Montgomery y su abogada respondieron que James Spears “tergiversó y manipuló” la llamada para utilizarla a su favor.

James Spears declaró que discutieron la posibilidad de hospitalizar a Britney Spears bajo una orden de internamiento psiquiátrico de emergencia. Spears ha argumentado que su padre debería ser acusado de “abuso de tutela”.

Montgomery reconoció, en una declaración a través de su abogada Lauriann Wright, que estaba preocupada por el comportamiento y la salud mental de Britney Spears, pero dijo que la dimisión de James Spears solo ayudaría.

El escrito de James Spears se presentó en respuesta a la documentación judicial presentada el jueves por el nuevo abogado de Britney Spears, Matthew Rosengart, en la cual solicitó una audiencia de emergencia para retirar a James Spears de la tutela.

James Spears indicó que Rosengart “no especifica (ni puede especificar) cuál es la falta” para provocar dicha suspensión.

Lee también: Britney Spears: la Cámara de Representantes de EU presenta un proyecto de ley para terminar con el abuso de la tutela

James Spears se retiró de la parte de la tutela que controla las decisiones de vida de su hija en 2019, Montgomery lo sustituyó, aunque su estatus oficial se mantiene como temporal.

De acuerdo con el escrito judicial de Jamie Spears, las acusaciones hechas por Britney Spears en las audiencias de junio y julio que parecen haber motivado la solicitud de Rosengart para su destitución, incluyendo las “serias acusaciones respecto al tratamiento médico y la terapia obligada, la atención médica inadecuada y las limitaciones sobre sus derechos personales”, no están “comprobadas” e implican temas que durante mucho tiempo han sido responsabilidad de Montgomery, y no de él.

James Spears sostiene que la petición de su destitución urgente es “irónica” si se considera la llamada que recibió de parte de Montgomery el 9 de julio.

Montgomery parecía muy angustiada y expresó lo preocupada que estaba por el comportamiento reciente de mi hija y su salud mental en general”, mencionó James Spears en una declaración personal incluida en su escrito judicial.

“Montgomery explicó que mi hija no se estaba tomando sus medicamentos en la hora o forma indicada, no estaba atendiendo a las recomendaciones de su equipo médico y se negaba incluso a ver a algunos de sus médicos. Montgomery mencionó que estaba muy preocupada sobre el camino que estaba tomando mi hija y me pidió ayuda directamente para resolver estos problemas”.

Lee también: La batalla legal de Britney regresa a la Corte, con el respaldo de sus fans

Pero la declaración posterior de Montgomery afirmó que: “El hecho de que su padre Jamie Spears continúe siendo su tutor en lugar de un fiduciario profesional neutral está afectando gravemente la salud mental de la Sra. Spears”.

En ningún momento durante la llamada telefónica Montgomery sugirió que Britney Spears calificara para una orden de internamiento psiquiátrico, según el comunicado.

Montgomery se puso en contacto con Jamie Spears porque le preocupaba que una investigación sobre las acusaciones de Britney Spears, la cual él estaba solicitando, resultara perjudicial para ella, argumentó posteriormente.

La lucha entre los implicados en la tutela se ha vuelto cada vez más acalorada, y cada vez más pública, desde el dramático testimonio de Spears en una audiencia el 23 de junio, cuando le dijo a un juez: “Solo quiero recuperar mi vida”.

La audiencia para tratar la petición de Rosengart de destituir a James Spears está agendada para el 29 de septiembre, a menos que el juez acceda a su petición de llevarla a cabo lo más pronto posible.