Facebook podría ser obligada por Reino Unido a vender el creador de gifs Giphy
La compra de Giphy por parte de Facebook perjudicará la competencia de las imágenes animadas, según la investigación de la CMA. Foto: Petros Karadjias/AP

Facebook podría verse obligado a vender el sitio web de creación de gifs Giphy, después de que una investigación del regulador de competencia económica de Reino Unido determinara que su adquisición podría perjudicar la competencia entre las empresas de redes sociales y el mercado de la publicidad digital.

La Autoridad de la Competencia y Mercados de Reino Unido (CMA, por sus siglas en inglés) inició a principios de este año una investigación exhaustiva sobre la compra que hizo Facebook de Giphy, el mayor proveedor de gifs animados de redes sociales como Snapchat, TikTok y Twitter, tras detectar una serie de problemas en el acuerdo de 400 millones de dólares (unos 7 mil millones pesos) que se cerró el año pasado.

Los gifs son clips incrustables que no suelen durar más de unos segundos. El gif más popular de 2020 fue Thank You, de Red & Howling, el cual muestra a un perro de dibujos animados expresando su agradecimiento a los trabajadores esenciales de la pandemia, y que, de acuerdo con Giphy, fue visto más de mil millones de veces.

La CMA dijo en sus conclusiones provisionales que “nuestra opinión inicial (es) que la única manera eficaz de abordar los problemas de competencia que hemos identificado es que Facebook lleve a cabo la venta de Giphy, en su totalidad, a un comprador adecuado“.

Lee también: Redes de engaños y el millón de dólares que Facebook tumbó en el proceso electoral

El organismo de control consideró que la propiedad por parte de Facebook de Giphy, que pretende integrar a Instagram, podría conllevar a que dejara de proveer gifs a otros sitios de redes sociales. O Facebook podría requerir más datos de los usuarios de los clientes de redes sociales de Giphy para continuar teniendo acceso a sus gifs, aumentando el ya “significativo” poder de mercado de la compañía.

“Millones de personas comparten gifs cada día con amigos, familiares y colegas, y este número sigue creciendo”, señaló Stuart McIntosh, presidente del grupo de investigación independiente que revisa el acuerdo. “La adquisición de Giphy podría implicar que Facebook retirara los gifs de las plataformas de la competencia o que requiriera más datos de los usuarios para poder acceder a ellos“.

El organismo de control dijo que el acuerdo también elimina a un competidor potencial del mercado británico de publicidad digital de 5 mil 500 millones de libras, en el que Facebook es el mayor actor y representa más de la mitad del mercado.

Lee también: Facebook afirma que ya es una empresa sin huella de carbono

La CMA dijo que Giphy había ofrecido publicidad de pago a clientes como Pepsi en Estados Unidos y que había considerado la posibilidad de ampliar su servicio a países como Reino Unido, pero Facebook finalizó todos los acuerdos tras la adquisición.

Facebook ha mencionado en sus declaraciones para la investigación que Giphy, que no tiene ingresos ni personal en Reino Unido, no era competencia suya antes de la fusión y que Instagram se había comprometido a seguir permitiendo que sus rivales tuvieran acceso a la biblioteca de imágenes.

No estamos de acuerdo con los hallazgos preliminares de la CMA, los cuales no creemos que estén respaldados por evidencias”, comentó un vocero de Facebook. “Como hemos demostrado, esta fusión se realiza en el mejor interés de las personas y empresas de Reino Unido, y de todo el mundo, que utilizan Giphy y nuestros servicios. Seguiremos trabajando con la CMA para abordar la idea errónea de que el acuerdo perjudica a la competencia”.

Aunque Facebook y Giphy tienen su sede en Estados Unidos, la CMA está facultada para investigar las fusiones cuando la empresa que se adquiere tiene ingresos anuales de al menos 70 millones de libras o cuando la combinación de las empresas tiene al menos una participación del 25% en cualquier mercado “razonable”. El acuerdo Facebook-Giphy también está siendo investigado por los reguladores de la competencia de países como Australia y Austria.

“Si bien nuestra investigación ha mostrado serias preocupaciones sobre la finalización, estas son provisionales”, señaló McIntosh. “Consultaremos ahora nuestros hallazgos antes de completar la investigación. En caso de que lleguemos a la conclusión de que la fusión es perjudicial para el mercado y los usuarios de las redes sociales, tomaremos las medidas necesarias para asegurarnos de que la gente esté protegida“.

La CMA tiene la facultad para obligar a Facebook a vender Giphy, ya sea mediante un compromiso o a través de una orden, que puede hacerse cumplir legalmente mediante una acción judicial. El regulador está buscando actualmente respuestas a sus hallazgos provisionales y publicará su informe final antes del 6 de octubre.

El organismo de control está creando una nueva unidad dedicada a los mercados digitales, que vigilará la aplicación de un nuevo código de conducta para evitar que los gigantes tecnológicos, como Google y Facebook, abusen de su poder al negociar con terceros.