Síguenos

 

Redes de engaños y el millón de dólares que Facebook tumbó en el proceso electoral

Julio Sánchez Onofre

De marzo a junio, Facebook dio de baja 33 redes inauténticas a nivel global, de las cuales una decena fueron de México. El resto se repartió en más de una veintena de países.

i
Facebook
Foto: AFP

Recibe en tu correo el newsletter de La-Lista

Imagina que te postulas para un cargo de elección popular y contratas una agencia de publicidad para que levante tu perfil en redes sociales. Esta agencia, a su vez, contrata personas para abrir perfiles falsos tanto en Facebook como en Instagram y crea páginas —algunas haciéndose pasar por medios de comunicación— para realizar publicaciones que benefician tu imagen.

Estos perfiles falsos van a comentar en tu página oficial y van a replicar sistemáticamente tus publicaciones, haciéndote ver más popular de lo que eres; también van a desacreditar a tus contrincantes en sus páginas, en grupos y en publicaciones que aparentan ser noticias. Varias de esas publicaciones, que inflan o desinflan artificialmente las popularidades, son con pauta pagada para que lleguen a más personas. Quizás tú autorizaste a la agencia que hiciera esto, quizás no.

Facebook califica este modo de operación como un “Comportamiento Coordinado Inauténtico” (CIB, por su sigla en inglés) y está prohibido por la plataforma. Estas conductas engañan a las personas, manipulan sus puntos de vista y contaminan las conversaciones. La empresa dice que, cuando detecta estas conductas, da de baja tanto perfiles, páginas y grupos falsos como las cuentas auténticas detrás de estas campañas.

Lee también: Facebook afirma que ya es una empresa sin huella de carbono

A partir de 2018, Facebook comenzó a informar sobre la detección de estas redes de desinformación, tras ser objeto de reclamos por no actuar contra las noticias falsas y la injerencia de actores extranjeros en los asuntos internos de cada país. Desde febrero de 2020, la red social reporta mensualmente estadísticas sobre las cuentas y campañas que dio de baja por comportamientos inauténticos.

En México, las redes inauténticas dentro de Facebook se pueden observar en el contexto electoral. Su detección y desmantelamiento se produjo un mes antes de que iniciaran las campañas y hasta el mes de las elecciones. Y no fueron agentes extranjeros, sino entidades vinculadas con candidaturas y personajes políticos las que buscaron enrarecer las conversaciones digitales.

De marzo a junio, Facebook dio de baja 33 redes inauténticas a nivel global, de las cuales una decena fueron de México. El resto se repartió en más de una veintena de países. Las redes desmanteladas en nuestro país, que ocurrió en la etapa más intensa del proceso electoral, estaban compuestas por 2 mil 298 perfiles, 2 mil 029 páginas, 75 grupos y 187 cuentas de Instagram que, al momento de darlas de baja, acumularon 1 millón 310 mil 695 seguidores.

Y un dato interesante es el dinero que se les destinó a distorsionar la percepción del electorado. 

Las cuentas mexicanas que fueron eliminadas, auténticas y falsas, gastaron conjuntamente 1 millón 9 mil 400 dólares (más de 20 millones de pesos) para publicitar su actividad tanto en Facebook como en Instagram. Este monto representa el 40% de los 2.5 millones de dólares que las redes inauténticas desmanteladas invirtieron en publicidad, según los datos de la red social.

Lee también: Facebook elimina cuentas falsas vinculadas a Morena y PAN; buscaban influir en elecciones

Estas redes operaron a favor de candidaturas de los principales partidos y coaliciones que participaron en la contienda electoral (PAN-PRI-PRD, Morena-PT-Partido Verde), con el objetivo de interferir en los procesos locales de Baja California, Campeche, Colima, Nayarit, San Luis Potosí, Sinaloa, Yucatán y Quintana Roo. Una de las redes desmanteladas buscaba una audiencia nacional.

Quiero detenerme en tres casos específicos: las redes que tenían como objetivo alcanzar a las audiencias de Yucatán, Campeche y Nayarit-Sinaloa. Solo esas redes inauténticas concentran el 95% del millón de dólares que Facebook detectó como inversión en publicidad.

De acuerdo con el análisis, la red inauténtica que apuntaba a Yucatán, desmantelada en abril, estaba ligada a Julián Zacarías, alcalde de Progreso que buscaba la reelección por el PAN, y a la agencia de relaciones públicas Sombrero Blanco. En esta red se detectó la inversión de 515 mil 000 dólares en publicidad (poco más de 10 millones de pesos). En la contienda, Zacarías resultó ganador.

Después tenemos la red que apuntaba al electorado de Campeche, desmantelada en junio. Según Facebook, en esta red se inyectaron 315 mil 000 dólares en publicidad (6.3 millones de pesos) y estaba ligada a la agencia de marketing político Worgcorp, dirigida por Gerardo Sánchez Sansores, sobrino de la gobernadora electa por Morena, Layda Sansores San Román.

Lo curioso es que esta agencia ha sido contratista del gobierno de Campeche, de corte priista, y operó a favor del candidato de la coalición PAN-PRI-PRD, Christian Castro, así como del dirigente nacional del PRI, Alejandro Moreno (quien fue gobernador de Campeche de 2015 a 2019). En este caso, la candidatura beneficiada no ganó las elecciones. ¡Ah, la política!

Y también está la red enfocada a la audiencia de Nayarit y Sinaloa, dada de baja en junio. Según lo analizado por Facebook, esta red tenía inversiones por 128 mil 000 dólares (2.5 millones de pesos) y operaba a favor de ciertas candidaturas del PAN y la coalición PAN-PRI-PRD, aunque criticaban también a otras candidaturas de estos mismos partidos. La red social identificó a las agencias de relaciones públicas Global Consultoría y Pro Publicity como las entidades detrás de esta red de comportamiento inauténtico.

No debe pasar inadvertido: fue más de 1 millón de dólares que se detectó en las redes de engaños. Lo más preocupante, que ese dinero pudo provenir de recursos públicos que no habrían hecho mal si se hubieran destinado a desarrollo, innovación y tecnología.

Para ponerlo en perspectiva: el dinero inyectado en las redes desmanteladas por Facebook equivale a las dos terceras partes de lo que Bloomberg Philanthropies donará a la Ciudad de México durante los próximos tres años para el desarrollo de políticas públicas enfocadas a la innovación digital.

Esta es solo una lectura. Te invito a que consultes los reportes de CIB publicados por Facebook aquí mencionados para que saques tus propias conclusiones:

Estos datos nos obligan a varias reflexiones: como usuarios de las redes sociales, ¿qué tanta preparación tenemos para no caer en los engaños orquestados por las redes inauténticas, sobre todo durante procesos democráticos como las elecciones? ¿Cuántas redes de engaños no estamos viendo y pasan desapercibidas por los filtros, no solo de Facebook, sino de otras redes como Twitter o TikTok, y que podrían estar manipulando nuestra perspectiva? ¿Qué tanto están preparadas las autoridades para detectar y frenar la inyección de recursos públicos destinados a campañas sucias en la esfera digital, que desprestigian contrincantes y distorsionan la realidad? 

@yak3001

También te puede interesar

Tecnología

Amazon, Google, Apple y Microsoft reportaron ganancias récord en medio de una bonanza pandémica, pero las recientes acciones de la administración de Biden sugieren...

Elecciones

Podría explorarse un modelo de segunda vuelta cuando el candidato ganador no alcance un porcentaje mínimo de apoyo o una ventaja considerable frente al...

Elecciones

PRI, PAN y PRD acusan que el gobierno federal y el crimen organizado operaron en favor de los candidatos a gobernador de Morena y...

Género

Este sábado 3 de julio se celebra el 66 aniversario del sufragio femenino en México. Aquí, un recorrido en imágenes por la participación de...

Publicidad