Una niña de tres años, entre las víctimas del tiroteo de Plymouth, Reino Unido
Policía en Biddick Drive en Plymouth, donde se produjeron la mayoría de las agresiones. Foto: Matt Keeble/Rex/Shutterstock

Un jefe de policía informó que el hombre armado sospechoso de haber matado a cinco personas en un suburbio de Plymouth, incluida una niña de tres años, tenía una licencia de armas de fuego.

El jefe de policía de Devon y Cornualles, Shaun Sawyer, dijo que Jake Davison, de 22 años, contaba con una licencia de armas de fuego en 2020, pero no estaba claro si se relacionaba con el arma que utilizó en su ataque.

Sawyer comentó que se les ha informado a los oficiales que el arma era una “escopeta con acción de bombeo” y aunque se ha recuperado un arma, todavía deben confirmarlo.

En una conferencia de prensa en Plymouth, Sawyer comentó que Davison asesinó a una conocida suya, una mujer de 51 años, en una dirección no identificada en Biddick Drive el jueves por la noche, antes de abandonar la propiedad y matar a tiros a una niña de tres años y a un hombre, de 43 años y pariente de la menor.

Posteriormente, Davison disparó a otros dos residentes, un hombre y una mujer de 33 y 53 años respectivamente, en Biddick Drive, quienes se encuentran en el hospital con heridas graves pero no mortales.

Lee también: Tiroteo en Reino Unido: seis muertos, entre ellos un niño, luego de que un hombre armado abrió fuego

Después se adentró en el parque próximo, donde le disparó a un hombre de 59 años, quien murió en el lugar de los hechos, según Sawyer. Posteriormente, en Henderson Place, le disparó a una mujer de 66 años que murió más tarde en el hospital Derriford de Plymouth.

La policía tardó seis minutos en llegar al lugar de los hechos. Sawyer aseguró que no se trataba de terrorismo, pero que seguían manteniendo la “mente abierta”.

En los videos publicados en las redes sociales, Davison hablaba de sentirse “abatido” y “derrotado por la vida”. Bajo el nombre de Professor Waffle, dijo que ya no tenía “fuerza de voluntad para hacer nada”, en una grabación con fecha del 28 de julio, y en la cual habló del movimiento misógino “incel“.

Aunque Davison comentó que no se “manifestaba” como un “incel”, la abreviatura que se utiliza en internet para “célibe involuntario”, para aquellos que no pueden encontrar una pareja romántica o sexual a pesar de desearla, dijo que “las personas similares a mí no han tenido nada más que ellos mismos“.

Lee también: Lo que sabemos sobre el sospechoso del tiroteo en Plymouth, Reino Unido

Su canal de YouTube estaba suscrito a cuentas relacionadas con las armas y con otra llamada Incel TV. En otro video, habla de haber perdido la oportunidad de un romance adolescente y se refiere a los “Chads”, un término de la comunidad incel para referirse a los hombres guapos que atraen a las mujeres.

Sawyer declaró que no podía decir “en este momento” si Davison tenía problemas de salud mental, pero añadió: “Esta es una respuesta extraordinariamente inusual de un compañero ser humano”.

“No estamos considerando el terrorismo ni la relación con algún grupo de extrema derecha”, confirmó.

Un vocero de la empresa Babcock International, que tiene una importante presencia cerca de la ciudad en los astilleros de Devonport, confirmó que Davison había trabajado para ellos.

El CEO de la empresa, David Lockwood, expresó anteriormente: “Nuestros pensamientos y condolencias están con los amigos y las familias de los implicados en esta tragedia. Nos solidarizamos con la ciudad en este momento difícil”.

Otras publicaciones en las redes sociales de alrededor de 2018 también sugieren que Davison era un admirador del expresidente estadounidense Donald Trump y un partidario del Partido Libertario de Reino Unido.

YouTube confirmó que se ha eliminado de la plataforma la cuenta perteneciente al sospechoso del tiroteo de Plymouth, Jake Davison, por violar su política de comportamiento fuera de línea.

El primer ministro, Boris Johnson, tuiteó: “Mis pensamientos están con los amigos y la familia de aquellos que perdieron la vida y con todos los afectados por el trágico incidente de anoche en Plymouth. Agradezco a los servicios de emergencia por su respuesta”.

La Oficina Independiente de Conducta Policial (OIPC) dijo que había recibido una remisión obligatoria de la Policía de Devon y Cornualles en relación con el incidente.

David Ford, director regional de la OIPC, añadió: “Nuestros pensamientos permanecen con todas las personas que estarán gravemente afectadas”.

“La remisión se refiere a los acontecimientos de ayer, así como al contacto que tuvo la policía con Jake Davison antes del incidente, incluyendo el papel y las acciones de la policía con respecto a las licencias de armas de fuego”.

“Estamos evaluando urgentemente el asunto para determinar qué otras acciones se pueden necesitar de nuestra parte”.

Lee también: Tiroteo cerca del Pentágono alerta a autoridades de EU

Los perfiles de las redes sociales sugieren que Davison trabajó en Babcock International, la cual tiene una importante presencia cerca de la ciudad en los astilleros de Devonport.

El CEO de Babcock, David Lockwood, comentó: “Estoy conmocionado y profundamente entristecido por los acontecimientos que se han desarrollado durante la noche en Plymouth y por la muerte de seis personas”.

“Nuestros pensamientos y condolencias están con los amigos y familiares de los implicados en esta tragedia. Nos solidarizamos con la ciudad en este difícil momento”.

“Como uno de los más grandes empleadores de Plymouth, estamos brindando apoyo y ayuda a cualquiera de nuestros colegas que se sientan afectados por este incidente”.

El incidente es el primer tiroteo masivo en Gran Bretaña desde junio de 2010, cuando el taxista Derrick Bird mató a 12 personas e hirió a otras 11 en Cumbria.