Tiroteo en Reino Unido: seis muertos, entre ellos un niño, luego de que un hombre armado abrió fuego
Foto: Cortesía / Policía de Cornwall y Devon

La policía ha confirmado que seis personas, entre ellas un niño, murieron después de que un hombre armado abriera fuego repetidamente en Plymouth, en el suroeste de Inglaterra.

La atrocidad se está clasificando como un incidente doméstico y no se cree que esté relacionada con terrorismo. La policía cree que el sospechoso se disparó.

Una respuesta masiva de la policía, incluidos agentes armados y paramédicos, siguió al tiroteo del jueves a las afueras del centro de Plymouth. En un comunicado, la policía de Devon y Cornualles comentaron: “La policía fue llamada para atender un incidente grave de armas de fuego en Biddick Drive, en el área de Keyham de Plymouth alrededor de las 6:10 pm”.

“Tras acudir al lugar de los hechos, dos mujeres y dos hombres fallecieron en el lugar. Otro hombre, que se cree que es el delincuente, también había fallecido. Se cree que todos murieron por heridas de bala”.

“Otra mujer que fue atendida en el lugar de los hechos por heridas de bala, murió poco tiempo después en el hospital”.

“Los agentes de la policía de Devon y Cornualles han localizado e informado a los familiares más cercanos de los fallecidos”.

“La policía de Devon y Cornualles enfatizó que este no es un incidente relacionado con el terrorismo“.

El Miembro del Parlamento por Plymouth Sutton y Devonport, Luke Pollard, dijo que era “un día muy sombrío para nuestra ciudad y nuestra comunidad“.

Más tarde tuiteó: “Estoy completamente devastado de que una de las personas asesinadas en el tiroteo #keyham fuera un niño menor de 10 años“.

Johnny Mercer, el miembro Conservador del Parlamento por Plymouth Moor View, escribió en Twitter: “Estoy enterado de un incidente grave y trágico que se está desarrollando en Plymouth. Por favor, obedezcan todas las instrucciones de la policía y no publiquen rumores o especulaciones en las redes sociales”.

El incidente no está relacionado con el terrorismo, y tampoco el sospechoso está en fuga en Plymouth. Mantén la calma”.

La secretaria del Interior, Priti Patel, calificó el incidente como “impactante” y tuiteó que sus pensamientos estaban con los afectados, y agregó: “Insto a todos a mantener la calma, seguir las indicaciones de la policía y permitir que nuestros servicios de emergencia continúen con su labor”.

El líder Laborista Keir Starmer calificó los acontecimientos como “impactantes”. “Mis pensamientos están con las familias y los vecinos de aquellos que están atrapados en esta pesadilla”, dijo. “Rindo homenaje a nuestros servicios de emergencia que se dirigieron hacia los acontecimientos de los que todos habríamos huido”.

El servicio de ambulancias del suroeste dijo que recibió una llamada justo después de las 6:00 pm a Keyham. “Respondimos al incidente con un número significativo de recursos, incluyendo equipos de respuesta en áreas peligrosas (HART), múltiples ambulancias, ambulancias aéreas, múltiples médicos y paramédicos de alto nivel”, tuiteó.

Un área de investigación para la policía tendrá que investigar el motivo de los disparos. Otra, si el hombre que abrió fuego tenía licencia para tener un arma y si debería haberla tenido. Se está investigando si el hombre tuvo algún contacto previo con la policía o las autoridades.

Las leyes sobre armas en Reino Unido son estrictas, y quienes desean adquirir un arma deben cumplir estrictas condiciones para detectar a quienes puedan utilizarlas con fines delictivos y negarles un arma letal.

Se reforzaron tras la masacre de Dunblane en 1996, cuando un hombre que poseía legalmente un arma de fuego irrumpió en una escuela y abrió fuego contra niños y profesores.

Mientras la comunidad se estremece por lo sucedido, varios espacios locales han tomado la iniciativa de abrir sus puertas para que la gente se reúna y comience a asimilar los acontecimientos de la noche del jueves.

En una actualización en video publicada en su cuenta de Twitter, Pollard dijo que la escuela primaria de Ford y la iglesia de St. Mark, ambas en Cambridge Road, estarían abiertas a la comunidad desde las 9 de la mañana del viernes. “La policía, los concejales locales y yo estaremos ahí para apoyar a la comunidad. Necesitaremos tiempo y espacio para procesar lo que ha ocurrido esta noche“, comentó Pollard.

“Pero este será un espacio seguro para que la comunidad se reúna, justo fuera del cordón policial, para asegurarnos de que tengamos la oportunidad de compartir, hablar, indicar la ayuda que está disponible”.

En los comentarios que respondían a la publicación, el padre David Way agregó que la iglesia de St Thomas, en la Royal Navy Avenue, también estaría abierta desde las 9 de la mañana “para rezar, encender velas, tener paz y alguien con quien hablar”.

La sala central metodista de Plymouth informó que sus instalaciones en Admiralty Street también estarían abiertas a partir de las 9:00 horas “para cualquier persona que quiera una charla, una taza de té/café o un espacio tranquilo para rezar y reflexionar”.

Nick Thomas-Symonds, el ministro del Interior en la sombra, tuiteó: “Una noticia realmente terrible. Pensando en las familias y amigos de los que han muerto y de los heridos“.

El ayuntamiento de Plymouth dijo que una “terrible tragedia ha sucedido en nuestra ciudad esta noche”, y agregó: “Nuestros corazones están con todos los afectados por este terrible incidente”.

El equipo de fútbol local Plymouth Argyle tuiteó: “Nuestros corazones están con las víctimas del trágico incidente de esta noche en nuestra ciudad, junto con sus familias, amigos y la comunidad de Plymouth en general”.