Los suplementos dietéticos causan graves lesiones hepáticas, según estudio
Algunos expertos advierten de que la tasa real de los daños de las lesiones hepáticas  provocadas por suplementos en Australia es probablemente mucho mayor. Foto: Alamy Stock Photo

En Australia va en aumento el número de pacientes que ingresan al hospital con graves lesiones hepáticas causadas por suplementos herbales y dietéticos que afirman promover el crecimiento muscular o la pérdida de peso, y algunas personas sufren daños tan graves que requieren un trasplante de hígado.

Un estudio dirigido por la Dra. Emily Nash, del hospital Royal Prince Alfred, examinó los registros hospitalarios de 184 adultos ingresados al Centro de Hígado y Gastroenterología AW Morrow con lesiones hepáticas provocadas por medicamentos entre el 2009 y el 2020. Ella y sus coautores encontraron que los casos de lesiones hepáticas vinculados con los suplementos herbales y dietéticos aumentaron de dos de cada 13 pacientes del 2009 al 2011, a nueve de cada 19 pacientes del 2018 al 2020.

Las lesiones hepáticas por sobredosis de paracetamol –un medicamento ampliamente utilizado para tratar la fiebre y el dolor– y de antibióticos son comunes, y los autores hallaron 115 pacientes con lesiones hepáticas provocadas por medicamentos relacionados con el paracetamol durante el periodo del estudio. De los 69 casos con lesiones hepáticas no relacionadas con el paracetamol, 19 casos estaban relacionados con antibióticos, 15 con suplementos herbales y dietéticos, y el resto con medicamentos contra la tuberculosis o anticancerígenos.

El estudio publicado en la revista Medical Journal of Australia encontró que la supervivencia sin trasplante también era peor para los casos de lesiones hepáticas no provocadas por el paracetamol. Uno de los coautores del trabajo, el Dr. Ken Liu, especialista en trasplantes hepáticos, dijo que se sintió obligado a realizar el estudio porque estaba observando más pacientes con lesiones hepáticas causadas por medicamentos que no suelen asociarse con daños al hígado.

No te pierdas: Trasplante de riñón

“Comenzaba a ver lesiones en pacientes ingresados con lesiones hepáticas después de usar suplementos para culturismo por parte de los hombres o suplementos para la pérdida de peso por parte de las mujeres”, detalló. “Decidí que era mejor hacer un estudio sobre ello para ver si era cierta mi corazonada de que más de estas sustancias estaban causando estas lesiones”.

Liu y sus colegas concluyeron que se necesita una supervisión regulatoria más rigurosa para los suplementos y otras terapias alternativas y naturales. También observaron que casi la mitad de los pacientes con graves lesiones hepáticas provocadas por suplementos tenían antecedentes étnicos no europeos. Liu enfatizó que se necesita más educación comunitaria culturalmente apropiada sobre los riesgos de los suplementos.

El Dr. Ken Harvey, médico de salud pública y presidente de Friends of Science in Medicine, dijo que es importante señalar que el estudio de Liu solo examinó los casos más graves de daños hepáticos provocados por los suplementos y que el índice real de daños probablemente es mucho mayor.

“El estudio solo considera los casos graves ingresados en una unidad hepática especializada; no se pueden extrapolar a la incidencia general de lesión hepática asociada a la medicina complementaria en Australia”, dijo Harvey.

En el 2018, la reguladora  de medicamentos, la Administración de Bienes Terapéuticos (TGA por sus siglas en inglés), presentó la Determinación de productos terapéuticos (indicaciones permitidas). Los fabricantes de medicamentos complementarios ya no podían crear su propia lista de beneficios asociados con sus productos, conocidos como “indicaciones”, sino que tenían que elegir de una lista aprobada por la TGA.

“Sin embargo, se permitió que la industria de la terapia natural y complementaria creara la lista”, destacó Harvey. “Esto resultó en que el 86% de las mil 021 indicaciones permitidas se justificaran con evidencia ‘tradicional’ en lugar de ‘científica’. Esto eliminó de manera efectiva la necesidad de que los medicamentos complementarios tuvieran una base científica. No sorprende que haya aumentado el número de medicamentos incluidos en la lista que afirman un uso tradicional y contener ingredientes vegetales”.

No hay una evaluación previa a la comercialización por parte de la TGA, dijo Harvey, y la limitada supervisión posterior a la comercialización muestra un alto nivel de falta de cumplimiento a la normatividad.

“Además, como señalan los autores del estudio del MJA, los suplementos herbales y dietéticos extranjeros comprados en línea evaden cualquier supervisión regulatoria australiana“, añadió Harvey.

“Un producto de bajo riesgo no significa que no tenga riesgo. La TGA debería llevar a cabo una mayor supervisión posterior a la comercialización  de los productos incluidos en la lista, especialmente de los medicamentos tradicionales chinos y la medicina ayurveda que han sido asociados con eventos adversos, contaminación y adulteración. También deberían publicar sus hallazgos”.

El Royal Australian College of General Practitioners, Choice, Friends of Science in Medicine y otros han pedido que se incluya un informe educativo en el envase y en el material promocional de los medicamentos que hacen afirmaciones tradicionales, por ejemplo diciendo “Este producto se basa en creencias tradicionales y no en evidencia científica moderna”.

“La industria y la TGA se opusieron a esto”, indicó Harvey. “Pero sigue siendo necesario”.