Instagram exigirá a todos sus usuarios que registren su fecha de nacimiento
Otra serie de actualizaciones de la empresa impedía que los anunciantes se dirigieran a audiencias menores de 18 años. Foto: Rafael Henrique/Sopa Images/Rex/Shutterstock

Instagram exigirá a todos sus usuarios que registren su fecha de nacimiento antes de utilizar la aplicación, anunció Facebook, como parte de los esfuerzos de la empresa para crear una experiencia segura para los usuarios menores de 18 años.

El requisito se ha establecido justo dos días antes de que Reino Unido comience a aplicar el código de diseño apropiado para la edad. El código exige que las empresas identifiquen a los usuarios menores de edad y realicen una labor especial para salvaguardar sus datos personales, limitar los intentos de alterar su comportamiento y dar prioridad a su bienestar.

Los nuevos usuarios debían ingresar su fecha de nacimiento como parte del proceso de registro de la aplicación desde 2019, pero, por primera vez, se solicitará a los usuarios existentes que proporcionen su edad al abrir la aplicación. A corto plazo, descartar la solicitud causará que Instagram difumine las publicaciones que estén marcadas como de carácter sensible. Sin embargo, Instagram eventualmente exigirá a los usuarios que introduzcan su fecha de nacimiento para seguir utilizando la aplicación.

“Esta información nos permite crear nuevas funciones de seguridad para los jóvenes y nos ayuda a garantizar que proporcionamos las experiencias adecuadas al grupo de edad correcto”, señaló la empresa en un comunicado. “Entre los ejemplos recientes se encuentran los cambios que hicimos en marzo para evitar que los adultos envíen mensajes a personas menores de 18 años que no los siguen, y el mes pasado comenzamos a predeterminar las nuevas cuentas pertenecientes a personas menores de 16 años bajo una configuración privada”.

Otro conjunto de actualizaciones de la empresa impidió que los anunciantes se dirigieran a la audiencia de los menores de 18 años utilizando cualquier dato que no fuera su información demográfica básica. Eso también ayudará a que la empresa cumpla con el código de diseño apropiado para la edad.

Empresas como TikTok y Google también han realizado importantes cambios en el último mes en cuanto a la forma de tratar a los usuarios menores de edad. Pero no todas han comentado que la próxima legislación británica sea la razón de la serie de actualizaciones de sus productos. En un comunicado del mes pasado, un vocero de la empresa Facebook comentó que la medida de reforzar la configuración de privacidad para los niños “no se basó en ninguna regulación específica, sino en lo que más conviene para la seguridad y la privacidad de nuestra comunidad”.

Aunque Instagram no exige que los usuarios compartan una prueba de que su fecha de nacimiento es auténtica, la empresa utiliza una serie de técnicas para identificar a los niños que han introducido información falsa como parte del proceso de registro. Los detalles específicos se mantienen en secreto, para evitar que puedan ser eludidos, pero The Guardian tiene entendido que señales como la composición de la lista de amigos de un usuario pueden detectar las cuentas para una mayor inspección.

La última actualización de Instagram se produce un día después de que la comisaria para la infancia de Reino Unido, Rachel de Souza, pidió la comprobación obligatoria de la edad en internet. En una entrevista con The Telegraph, De Souza indicó que se presionaría a las empresas de redes sociales para que introdujeran una verificación de edad “estricta”.

“En última instancia, las plataformas no pueden proteger a los niños en internet a menos que sepan quiénes son los niños. ¿No sería estupendo que las empresas tecnológicas lo hicieran de forma voluntaria y tomaran sus responsabilidades con seriedad, en lugar de intentar evitarlo? Seguramente, no quieren que los niños accedan a este contenido en internet. Simplemente tienen que asumirlo”.

Además del código de diseño apropiado para la edad, que exige que las plataformas diseñen sus sitios de modo que estén orientados a los niños, pero no impone específicamente la verificación de la edad, Reino Unido ya ha aprobado una legislación que obligará a que la pornografía en internet se oculte tras una tecnología de verificación de edad. Sin embargo, el gobierno retrasó la aplicación de la llamada “prohibición de la pornografía” durante más de dos años, y finalmente desechó los planes de aplicar la ley por completo en octubre de 2019.

Adicional a las versiones básicas de verificación de edad, como el escaneo de documentos legales de identidad o la vinculación con bases de datos gubernamentales, algunas empresas ofrecen ahora tecnología de análisis facial, que puede calcular la edad de un usuario basándose en una selfie. Esta tecnología ya se utiliza ampliamente en China, donde ayuda a aplicar las leyes que limitan la cantidad de videojuegos que pueden jugar los niños.