Este es el operativo de seguridad que se seguirá en caso de muerte de la reina Isabel II
Los planes para el funeral de la reina incluyen que la página web de la familia real se mantenga en color negro. Foto: Tim Rooke/Rex/Shutterstock

El gran operativo de seguridad del gobierno de Reino Unido para gestionar las repercusiones inmediatas del fallecimiento de la reina Isabel II incluye apagones oficiales en las redes sociales y la prohibición de retuitear.

Estos planes, denominados Operation London Bridge, que se revelaron por primera vez en un artículo de The Guardian en 2017 y que Politico ha leído en su totalidad, detallan la magnitud de los preparativos para el funeral y las preocupaciones del gobierno respecto a si Reino Unido cuenta con los recursos necesarios para ejecutarlos.

La estrategia en las redes sociales juega un papel importante, incluyendo los planes para cambiar el sitio web de la familia real a una página en negro con una breve declaración confirmando la muerte de la reina, mientras que el sitio web gov.uk y todas las páginas de redes sociales gubernamentales mostrarán un banner negro. No se publicarán contenidos que no sean urgentes y se prohibirán los retuits a menos que los autorice el jefe de comunicación del gobierno.

Los documentos presentan los planes para que el ataúd de la reina se traslade en procesión desde el Palacio de Buckingham hasta el Palacio de Westminster, donde permanecerá en una caja elevada conocida como catafalco, que estará abierta al público durante 23 horas al día durante tres días. Se expedirán entradas con un horario para los visitantes VIP.

El funeral oficial se celebrará 10 días después de su muerte y se proclamará como “día de luto nacional“, pero no será un día feriado oficial. Si ocurre en un día laborable, los empleadores podrán decidir si dan el día libre a su personal, y no será un día libre alternativo si ocurre en un fin de semana.

Los documentos añaden detalles a la información anterior, la cual reveló que el primer ministro recibirá información por parte de un funcionario de que “el puente de Londres ha caído”, mientras que el fallecimiento se anunciará a través de un comunicado de prensa en la red PA Media.

Se cree que la aparición de los documentos no refleja ningún deterioro de la salud de la reina, que tiene 95 años.

Los planes de Operation London Bridge y de Operation Spring Tide, que explica cómo ascenderá el príncipe Carlos al trono, contienen detalles minuciosos, como la posibilidad de que el pueblo se indigne si Downing Street no logra bajar las banderas a media asta en los 10 minutos siguientes al anuncio, puesto que no existe un “oficial de banderas”.

Los documentos también revelan las preocupaciones del Ministerio de Relaciones Exteriores respecto a cómo organizar la entrada de un número significativo de turistas, del Ministerio del Interior respecto a cómo manejar posibles alertas terroristas y del Departamento de Transporte respecto a la aglomeración en la capital.

Internamente, se denominará al día como “día D“, y cada día posterior antes del funeral se denominará “D+1”, “D+2” y así sucesivamente. El parlamento de Reino Unido y se levantarán las legislaturas descentralizadas en Escocia, Gales e Irlanda del Norte y el parlamento será suspendido si no está en sesión.

El Ministerio de Defensa se encargará de que se realicen saludos con armas de fuego en todas las estaciones y se anunciará un silencio nacional de dos minutos.