Autoridades de Reino Unido advierten sobre criptomonedas promovidas por influencers como Kim Kardashian
Kim Kardashian West promocionó el token Ethereum Max en Instagram. Foto: Mario Anzuoni/Reuters

El organismo de control de Reino Unido emitió una alerta sobre los riesgos de comprar criptoactivos promovidos por influencers de las redes sociales, como Kim Kardashian West, y señaló que personas con poco conocimiento sobre los riesgos compraban monedas digitales por miedo a perderse esta oportunidad.

En una alerta que pareció estar destinada a los inversionistas más jóvenes, la Autoridad de Conducta Financiera (FCA, por sus siglas en inglés) advirtió sobre el riesgo de comprar bajo el “despliegue publicitario” de las criptodivisas, en particular sobre los nuevos tokens promocionados por celebridades que pueden terminar siendo falsos.

“El despliegue publicitario en torno a ellas provoca un fuerte temor a perderse esta oportunidad en algunos consumidores que posiblemente tienen poco conocimiento sobre sus riesgos”, señaló el presidente de la FCA, Charles Randell, en un discurso preparado para el Simposio Internacional de Cambridge de Delitos Económicos que se llevó a cabo el lunes. “No faltan historias de personas que perdieron sus ahorros al verse atraídas a la burbuja de las criptomonedas con las ilusiones de riquezas rápidas, en ocasiones después de escuchar a sus influencers favoritos, quienes están dispuestos a traicionar la confianza de sus seguidores a cambio de una comisión“.

Randell indicó que un porcentaje sorprendentemente grande de consumidores que compran criptomonedas especulativas creen erróneamente que están reguladas. Enfatizó que los consumidores no cuentan con protección financiera si invierten en criptodivisas y no tendrán acceso a su plan de compensación de servicios financieros si pierden su dinero.

“Si las compran, deben estar preparados para perder todo su dinero“, señaló Randell, repitiendo la alerta anterior de la FCA.

En su discurso, Randell citó el ejemplo de la estrella de la televisión estadounidense Kardashian West, quien a principios de este año fue criticada por publicar en sus historias de Instagram un anuncio pagado de una criptomoneda llamada Ethereum Max, en el que les preguntó a sus 250 millones de seguidores: “¿¿¿¿Están interesados en las cripto????”. Aunque la publicación estuvo calificada como publicidad, Randell señaló que Kardashian no reveló que desarrolladores desconocidos crearon el token apenas un mes antes.

“Por supuesto, no puedo asegurar si este token en particular es una estafa”, comentó Randell. “Pero los influencers de las redes sociales reciben habitualmente un pago por parte de los estafadores para que los ayuden a impulsar y botar nuevos tokens basándose únicamente en la especulación. Algunos influencers promueven monedas que simplemente resultan ser inexistentes”.