‘Prefiero estar solo’: los influencers que promueven el ‘minimalismo en las relaciones’
'Prefiero estar sola que con personas que me hacen sentir sola', dice la YouTuber Kelly Stamps. Ilustración: Katy Welsh/The Guardian

Ronald L Banks tenía solo 21 años cuando se paró frente a su armario que contenía 60 pares de jeans, una gran colección de zapatos y un armario lleno de camisetas y pensó: “esto tiene que parar“. Sacó cada prenda de ropa, revisándola detenidamente. Inspirado por el método de Marie Kondo, se preguntó qué significado tenía cada una, y si no podía responder, la donó.

Banks, un famoso youtuber, tiene un canal con 130 mil fans. Transmite desde su departamento en Wisconsin, el cual se encuentra inmaculado. Su mobiliario consta de un sillón, una televisión, una mesa de madera y cuatro sillas, algunas plantas de interior y pinturas. Solo tiene lo necesario para vivir. Elige vivir con tan poco, explica, porque “el minimalismo es vivir con más de lo que importa al elegir querer menos de lo que no importa“, explica en un video.

Pero Banks, que ahora tiene más de 20 años, no solo desecha ropa o muebles. También se está deshaciendo de relaciones que ya no le aportan. Es parte de un grupo de jóvenes que no solo evitan el exceso de artículos materiales, sino también las relaciones sin propósito y el exceso de “desorden emocional”.

Si sus amistades no son satisfactorias, las limpian, eligen tener menos relaciones pero de mayor calidad. Si la ciudad en la que viven ya no despierta alegría, se mudan. Y en una búsqueda por reducir la cantidad de compromiso emocional innecesario con el mundo, algunos ni siquiera usan los teléfonos inteligentes o las redes sociales.

No te pierdas: Concreto y cristal

Vivir con propósito, comenta, va más allá de los bienes materiales, sino que se extiende a los amigos que incluye en su vida, las decisiones financieras que toma y los valores a los que se adhiere. En un video sobre el minimalismo financiero, describe que utiliza un cálculo de “costo por uso” para guiar sus decisiones de compra. “Mentalmente, evalúo el artículo en relación con mis hábitos y estilo de vida, y trato de comprender si usaré este artículo lo suficiente como para justificar lo que gastaré en él”, explicó, refiriéndose a sus dispositivos electrónicos y su equipo de cámara.

Kelly Stamps, de 25 años, cuya vida entera puede caber en una pequeña maleta, comparte una perspectiva similar. El dormitorio de Stamps no tiene nada más que la base de la cama, un colchón y un despertador. Originalmente quiso dormir en un colchón en el suelo, pero cedió y creó la base de la cama con bloques de concreto después de darse cuenta de que las cucarachas son comunes en Nueva York.

Su armario incluye algunos artículos de moda como un par de botas de diseñador Miu Miu, bodys lisos y vestidos básicos. Cada vez que Stamps se muda a un nuevo estado, vende parte de su ropa, compra nuevos artículos y adopta un nuevo estilo que se adapta al estado en el que se encuentra.

Su enfoque “holístico” también incluye mantenerse alejada de la mayoría de las redes sociales. Solo usa Instagram y YouTube con fines comerciales, y tiene un viejo teléfono plegable en lugar de un iPhone.

Estoy intentando regresar a un estilo de vida muy simple. Actualmente, un iPhone cuesta casi mil dólares. Solo quiero algo con lo que pueda llamar al 911 en caso de emergencia”, comenta Stamps en uno de sus videos. No tiene espejos en su departamento (“¿Por qué intentaría impresionar a las personas que ni siquiera me agradan?”, explica), e incluso renuncia a la mayoría de sus amistades.

Prefiero estar sola que con personas que me hacen sentir sola“, señala Stamps, al explicar por qué elige tener solo cuatro amigos.

“Solía tener mucha gente a mi alrededor todo el tiempo”, cuenta Stamps. “Tenía aproximadamente 20 personas a mi alrededor a las que consideraba mis amigos… Cuando tienes tanta gente a tu alrededor, es seguro que formaras amistades inseguras“.

Al reducir su número de amigos, Stamps siente que ha crecido como persona. “Deberías pasar más tiempo a solas para descubrir nuevos intereses y cambios de trabajo“, comenta en un video en YouTube.

James Sweetland, otro youtuber minimalista que tiene más de 20 años, decidió dejar de salir de forma romántica como una forma de minimalismo de relación. “Renuncié a las relaciones y las citas. No he tenido relaciones sexuales desde hace un tiempo“, comentó. Sweetland ya no le encuentra sentido a las citas, porque las percibe como una pérdida de tiempo y energía. “Podría canalizar ese tiempo y energía a otras áreas de mi vida“.

Después de que escribió sus metas del año, se dio cuenta de que estar con alguien no era una de ellas. “En donde me encuentro en este momento, una relación no es mi prioridad. Mi tiempo y energía están limitados, y cada día, solo puedo asignar cierta cantidad limitada. Estoy intentando deshacerme de todo lo que no me hace sentir verdadera satisfacción”.

Banks también se ha deshecho de algunas amistades. Después de que comenzó a inculcar el minimalismo en todas las áreas de su vida, en una ocasión decidió evitar a sus amigos, para ver quién lo contactaba después de mantenerse en silencio unas semanas como una forma para comprobar quién valoraba su amistad. Limpió su vida social de la forma en que limpió su armario.

“Al principio, me sorprendió mucho ver quiénes no me valoraban de la misma manera en que yo los valoraba“, comentó Banks. Aunque este proceso fue difícil, le proporcionó un nuevo conocimiento sobre las personas que mantenía a su alrededor.

Mientras que muchos minimalistas hablan sobre el impacto del minimalismo en sus vidas físicas, otros se han enfocado en minimizar sus vidas en internet.

Pero, por supuesto, existen críticas.

“Desde hace años, vivir con menos me ha hecho sentir ligera y libre“, explica la youtuber lana Blakely, de 25 años, que ganó popularidad en parte debido a su estilo de vida minimalista. “Pero comencé a darme cuenta de que tal vez lo llevé demasiado lejos”.

Al describir cómo en algún momento en su casa solo tuvo un par de cada cubierto para vivir, explica cómo comenzó a sentir que la filosofía que se suponía que le brindaría felicidad, en realidad la estaba privando de ella misma.

“¿Quieres un poco de té después del almuerzo? Lo siento amigo, solo tengo dos tazas y alguien tendrá que sentarse en el sillón y comer ahí porque no hay suficientes sillas para todos”, bromea en un video en YouTube.

“Los jóvenes influencers en YouTube y las redes sociales tienen el dinero para vivir con menos”, señala Jenna Brown, una joven youtuber que hace videos sobre las tendencias de estilo de vida. “Tienen la opción de vivir a propósito como si no tuvieran dinero a pesar de ganar el salario de un año cada mes“. Brown también resaltó que el tema del minimalismo es popular debido a su estética en lugar de su verdadero propósito (vivir con propósito). “La mayoría de las veces, las personas que hacen videos sobre el minimalismo se centran demasiado en parecer minimalistas en lugar de serlo“.

Tim Tarafas, un joven influencer de YouTube también se opuso prominentemente al minimalismo, calificándolo como una estafa. “Si haces una búsqueda en internet sobre el minimalismo, tu página principal estará llena de videos de personas que predican los beneficios de vivir de forma simple y renunciar a tus posesiones materiales para vivir una vida más feliz y con mayor propósito”, señala.

Describe el típico video sobre el minimalismo de YouTube: una persona sentada frente a paredes vacías, vestida de negro y hablando sobre el cómo vivir únicamente con las necesidades básicas brindará una satisfacción ilimitada. “Aunque estos videos hacen que el minimalismo se vea bien, convierten al minimalismo en un culto”.

Algunos minimalistas se ven afectados por el papel que influye el minimalismo en sus relaciones. “Mi esposo me apoya de muchas maneras, y lo ha hecho durante todo nuestro matrimonio”, comenta Jennifer Ullrich, una bloguera.

Ullrich aprendió a sobrellevar las críticas que hacía su familia cercana sobre el minimalismo. “Ninguno de ellos ha aceptado el minimalismo (todavía). A medida que continúo simplificando mi horario, nuestro hogar y nuestros compromisos, genero los cambios. Prácticamente solo soportaron mi jueguito”, escribe. Muchos minimalistas se enfrentan al mismo problema cuando aplican nuevos cambios minimalistas en su estilo de vida.

Hasta cierto punto, se mantiene esta crítica. Mientras los youtubers minimalistas predican la idea de vivir con menos, Stamps explica en un video que su ingreso mensual es de 40 mil dólares y su alquiler es de aproximadamente 2 mil dólares al mes. También compra artículos de marcas costosas de diseñadores en las que una bolsa puede costar miles de dólares.

Es posible que Stamps no respondan explícitamente por estos excesos, pero el dinero extra amortigua el golpe de limpiar su vida. Por ejemplo, alguien con menos medios no podría mudarse a una nueva ciudad cada pocos meses como lo ha hecho Stamps. Además, poder vender ropa con éxito en cualquier momento para renovar tu armario puede estar relacionado con el precio de esos artículos.

Aun así, los minimalistas afirman que la filosofía los ayudó a deshacerse de los aspectos superficiales y a encontrar su verdadero yo, y las investigaciones de autoinforme revelan que los minimalistas se perciben a sí mismos como más felices desde que adoptaron dicha filosofía.

Nicholas Garofola, de más de 20 años y youtuber minimalista, comenta que el minimalismo alivió gran parte de su ansiedad. “Ser minimalista me ayuda a identificar las cosas en las que vale la pena dedicar mi tiempo y energía”, señaló. Al minimizar las decisiones diarias, Garofola ha evitado el cansancio derivado de la toma de decisiones, la cual es una de las tantas causas de sus ansiedades diarias.

Antes de que Banks comenzara su viaje minimalista, se identificó como “Mr. Smooth”, una persona que él y sus compañeros crearon para él mismo en la secundaria, un tipo genial que se comportaba con confianza. Explicó en una entrevista: “Todo lo que hacía tenía que encajar con esa persona, así que cada vez que compraba algo, tenía que asegurarme de que fuera ‘Mr. Smooth'”.

Al poco tiempo se dio cuenta de que tratar de encajar en esta persona era demasiado difícil. Sintió que intentaba ser lo que los demás querían que fuera, en lugar de ser fiel a sí mismo. “Me até a todo este equipaje para mantener la identidad que los demás tenían de mí”, explica en una entrevista.

Así que para Banks, la idea de que el minimalismo se trata de la estética, resulta contraria a su objetivo. “Nunca deberías acercarte al minimalismo desde la perspectiva de intentar encajar en un tipo de estética“, comenta Banks. “Acércate a él con el objetivo de vivir con más propósito en todos los aspectos de tu vida“.