El príncipe Andrés tiene una semana para impugnar la decisión del Tribunal Superior
El equipo legal del príncipe Andrés impugna la validez hasta la fecha de la notificación de los documentos relacionados con la demanda civil de Giuffre en Nueva York. Foto: Neil Hall/PA

Los abogados del duque de York tienen una semana para impugnar la decisión según la cual puede ser notificado formalmente por los tribunales de Reino Unido sobre el caso civil de agresión sexual que se sigue en su contra, informó el Tribunal Superior de Justicia de Londres.

El miércoles, el Tribunal Superior aceptó la solicitud de los abogados de Virginia Roberts Giuffre de contactarlo formalmente, en caso de ser necesario, sobre su proceso judicial emprendido en Nueva York.

Se cree que el equipo de abogados del príncipe Andrés impugnará la decisión del Tribunal Superior, ya que sigue pendiente la cuestión de si el miembro de la realeza fue debidamente notificado sobre el caso.

El Tribunal Superior informó el viernes: “Los abogados del príncipe Andrés indicaron que podrían intentar impugnar la decisión del Tribunal Superior de reconocer la validez de la solicitud de notificación de la convención de La Haya efectuada por los abogados de Giuffre”.

“El Tribunal Superior ordenó que cualquier impugnación debe realizarse antes del cierre del 24 de septiembre”.

Giuffre demanda al duque por haberla agredido sexualmente cuando tenía 17 años y era menor de edad bajo la ley estadounidense, y pide una indemnización no especificada. Alega que fue víctima de la trata de personas por parte de Jeffrey Epstein, antiguo amigo del príncipe Andrés y delincuente sexual convicto, para que tuviera relaciones sexuales con el miembro de la realeza. El príncipe Andrés ha negado todas las acusaciones.

Durante la primera audiencia previa al juicio del caso civil, realizada el lunes en Nueva York, se impugnó la cuestión de si el príncipe Andrés fue debidamente notificado sobre el caso.

David Boies, que representa a Giuffre, declaró que se habían “entregado los documentos en la última dirección conocida del demandado” y que también se habían enviado documentos “por Royal Mail”.

Andrew B. Brettler, abogado del duque en Estados Unidos, señaló que el equipo de la realeza impugnó la validez de la notificación hasta la fecha, añadiendo que no se le ha notificado debidamente ni en Reino Unido ni en la legislación internacional. Brettler también describió la demanda civil como una “demanda infundada, inviable y posiblemente ilegal”. Argumentó que Giuffre parece haber renunciado a su derecho a demandar al príncipe Andrés cuando resolvió otra demanda en 2009.

En virtud del Convenio de La Haya sobre las notificaciones, un tratado que regula las solicitudes de pruebas entre países en asuntos civiles o comerciales, el equipo legal de Giuffre puede pedir al tribunal superior de Londres que notifique formalmente al príncipe Andrés sobre su demanda civil.

Se informó que el juez del caso, Lewis Kaplan, dictaminó que el equipo legal de Giuffre puede intentar entregar los papeles al abogado del príncipe Andrés, con sede en Los Ángeles, independientemente de que el duque le autorice su aceptación.