James Bond fue ‘básicamente’ un violador en las primeras películas, dice el director de <em>No Time to Die</em>
Una época pasada… Sean Connery en 'Thunderball'. Foto: AP

El director de No Time to Die, la 25ª película de James Bond, ha dicho que la versión del personaje interpretada por Sean Connery fue “básicamente” un violador.

Al hablar con Hollywood Reporter, Cary Fukunaga pareció referirse a una escena en Thunderball, de 1965, en la que el Bond de Connery besa a la fuerza a una enfermera (interpretada por Molly Peters) que ha rechazado sus avances. En una escena posterior, Bond sugiere que guardará silencio sobre cierta información que podría costarle su trabajo si se acuesta con él. “Supongo que mi silencio podría tener un precio”, dice.

El personaje de Peter se aleja, diciendo: “No querrás decir… oh, no”, antes de que Bond responda “Oh, sí”, la empuja a un sauna y se quita la ropa.

“¿Es Thunderball o Goldfinger, donde básicamente el personaje de Sean Connery viola a una mujer?”, comentó Fukunaga. “Ella estaba en plan de ‘No, no, no’, y él en plan de ‘Sí, sí, sí’. Eso no sería aceptable hoy en día“.

En una escena clave de Goldfinger, el Bond de Connery parece imponerse a la Pussy Galore de Honor Blackman en un granero. En una carta de 1959 referente a la novela de la que se adaptó la película, Ian Fleming explica que esta “imposición de manos” del “hombre adecuado” era todo lo que se necesitaba para “curar” al personaje lésbico de “su enfermedad psicopatológica”.

No Time to Die se promociona como la película de Bond con mayor paridad de poder entre los personajes masculinos y femeninos. Lashana Lynch, que interpreta a una de las dos protagonistas negras femeninas, supuestamente hereda la designación de 007 de Bond, quien se ha retirado a Jamaica al comienzo de la película. Muchos esperan que la participación de Phoebe Waller-Bridge en el proceso de escritura del guion impulse las credenciales feministas de una franquicia cuyo atractivo se forjó en una época anterior.

La productora ejecutiva de la película, Barbara Broccoli, que ha producido las películas de Bond desde 1995, comentó: “Creo que la gente se está dando cuenta, con algunas patadas y gritos, de que eso ya no es aceptable. Menos mal. Bond es un personaje que se escribió en 1952 y la primera película (Dr. No) se estrenó en 1962″.

Broccoli y Daniel Craig, que interpreta a Bond por última vez en No Time to Die, han sugerido en repetidas ocasiones que el papel central debería seguir siendo masculino, y Craig comentó a Radio Times: “¿Por qué una mujer debería interpretar a James Bond cuando debería existir un papel tan bueno como el de James Bond, pero para una mujer?”

Al hablar con The Guardian en 2018, ella comentó: “Bond es masculino“. “Es un personaje masculino. Fue escrito como un hombre y creo que probablemente seguirá siendo un hombre. Y eso está bien. No tenemos que convertir a los personajes masculinos en mujeres. Simplemente creemos más personajes femeninos y hagamos que la historia se adapte a esos personajes femeninos”.