AMLO es ridiculizado por decir que el movimiento feminista de México comenzó hace 2 años
AMLO en el Palacio Nacional a principios de septiembre. Foto: Luis Barron/Eyepix/Rex/Shutterstock

El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador (AMLO), volvió a pelearse con el floreciente movimiento feminista del país, pues afirmó que empezó hace solo “dos años” y aseguró extrañamente que se formó para oponerse a su administración.

Cuando se le preguntó el miércoles sobre una marcha en Ciudad de México por el Día Internacional del Aborto Seguro, el presidente habló de forma conspirativa sobre el movimiento feminista, y alegó que se había convertido en “conservador”, término que utiliza para ridiculizar a sus críticos.

“Hay que ver qué es lo que está detrás, porque hace unos dos años, cuando empezó el movimiento feminista muchas mujeres participaron. Pero se empezaron a dar cuenta de que se habían convertido en feministas conservadoras solo para afectarnos a nosotros, solo con ese propósito”, dijo.

Sus comentarios fueron la prueba más reciente de la hostilidad del líder populista hacia el movimiento feminista, que incluye a muchas personas que antes lo apoyaban.

Las redes sociales mexicanas respondieron con burlas y desconcierto.

“Con este hombre, cree que todo gira en torno a él”, tuiteó Martha Tagle, exdiputada de oposición. “[López Obrador] no entiende el feminismo y lo poco que entiende lo considera contrario a su proyecto político”, comentó Bárbara González, analista política en Monterrey.

Algunas integrantes del movimiento feminista expresaron sus prontas esperanzas en la administración de López Obrador, que él promueve como la “cuarta transformación” en la historia de México. Nombró un gabinete igualitario y designó a la destacada exmagistrada de la Suprema Corte Olga Sánchez Cordero como secretaria de Gobernación.

Pero Sánchez Cordero fue sustituida a finales de agosto, y regresó al Senado, tras un periodo de bajo perfil en el que tradicionalmente era el puesto más poderoso del gabinete.

“El tipo de mujer que hace política aceptablemente para él es una ‘Adelita'”, señaló González, refiriéndose a las mujeres que lucharon como soldados a pie en la revolución mexicana de 1910. “Es un arquetipo, el ejemplo de una mujer que acompaña la transformación”.

Los comentarios del presidente se producen apenas tres semanas después de que la Suprema Corte declaró inconstitucional castigar penalmente el aborto en el país, un tema que el presidente apenas ha mencionado.

La decisión de la Suprema Corte se produjo tras una serie de protestas en México y en toda Latinoamérica, en las cuales las mujeres han salido a las calles para exigir que se tomen medidas en cuestiones como la violencia sexual, el acceso al aborto libre, seguro y gratuito, y el feminicidio.

Un informe reciente de Amnistía Internacional mostró que en promedio al menos 10 mujeres y niñas son asesinadas en México cada día. La mayor parte de los casos quedan impunes y las familias de las víctimas suelen verse obligadas a realizar sus propias investigaciones.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales