La presidenta de la Comunidad de Madrid discrepa con la disculpa del papa por los ‘errores dolorosos’ en México
Isabel Díaz Ayuso, presidenta de la Comunidad de Madrid, ha desestimado la disculpa del papa Francisco como 'simplemente sorprendente'. Foto: Oscar González/NurPhoto/Rex

La presidenta de la Comunidad de Madrid se mostró en desacuerdo con la reciente disculpa del papa por los “errores muy dolorosos” de la Iglesia en México, y dijo que los conquistadores españoles trajeron el catolicismo, la civilización y la libertad a América Latina.

Isabel Díaz Ayuso, considerada como posible futura líder del Partido Popular en España, tiene un historial de declaraciones provocadoras.

La última se produjo durante una visita a Estados Unidos el martes, un día después de que el papa Francisco, el primer pontífice latinoamericano, enviara un mensaje a los obispos mexicanos para conmemorar el bicentenario de la Independencia de México.

En él, el papa se disculpó por el papel que la Iglesia tuvo en la historia del país, diciendo que el aniversario “incluye necesariamente un proceso de depuración de la memoria, es decir, el reconocimiento de los errores muy dolorosos cometidos en el pasado“.

Y añadió: “Por esa razón, en varias ocasiones, mis predecesores y yo hemos pedido perdón por los pecados sociales y personales que por comisión u omisión no contribuyeron a la evangelización“.

Las palabras del papa Francisco no impresionaron a Ayuso. “Me sorprende que un católico que habla español hable así de un legado como el nuestro, que realmente llevó el español, y a través de las misiones (religiosas), el catolicismo, y por tanto la civilización y la libertad, al continente americano”, dijo. “Es simplemente sorprendente. No hay mucho más que pueda decir“.

The Guardian contactó al Vaticano en busca de sus comentarios. Robert Mickens, redactor jefe del periódico católico La Croix International, con sede en Roma, comentó que el papa no había dicho nada “impactante”, así como tampoco fue más allá de sus comentarios anteriores. “El punto principal es el trato a los pueblos indígenas, es un tema que el papa ha estado tratando durante mucho tiempo“, dijo Mickens.

“Lo dijo en un par de ocasiones en viajes por América Latina… al ser argentino, acabaron con poblaciones enteras. En otras partes de América Latina todavía existen grandes comunidades indígenas, pero creo que Chile y Argentina realmente se ensañaron con los (pueblos) indígenas… Él dijo que esto está mal y ha pedido perdón en el pasado, incluso en suelo latinoamericano“.


Dos días antes, Ayuso arremetió contra los movimientos indígenas “populistas” de toda América Latina, afirmando que promovían “una revisión simplista de la historia de España” e intentaban “arruinar el legado de España en las Américas… (como) el mestizaje y la fusión de culturas que han forjado unos vínculos atlánticos tan fuertes”.

Dijo que el legado de España en América fue “uno de los mayores referentes de la historia” y acusó al presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, y a otros líderes regionales, de “promover un indigenismo que es el nuevo comunismo“.

En marzo de 2019, López Obrador escribió al rey Felipe de España y al papa Francisco, instándoles a pedir perdón por los “abusos” del colonialismo y la conquista.

El gobierno de España, liderado por los socialistas, desestimó la petición, alegando que “la llegada de los españoles a suelo mexicano hace 500 años no puede ser juzgada a la luz de consideraciones contemporáneas”.

El papa, por su parte, abordó el tema durante una visita a Bolivia en 2015, cuando pidió perdón “por los crímenes cometidos contra los pueblos originarios durante la llamada conquista de América”.

Las declaraciones de Ayuso reflejan las del partido de extrema derecha Vox, que apoya a su gobierno regional. En una publicación en las redes sociales el mes pasado para conmemorar el 500 aniversario de la Conquista de México, comentó: “España logró liberar a millones de personas del régimen sangriento y del terror de los aztecas. Orgullosos de nuestra historia”.

Ayuso, que obtuvo una rotunda victoria en las elecciones regionales de mayo en Madrid, pero se quedó cerca de la mayoría absoluta, se enorgullece de ser una persona que habla con franqueza.

La presidenta calificó la elección de los votantes de la región como un dilema entre “el comunismo y la libertad” y se rió de las críticas de sus opositores, diciendo: “Cuando te llaman fascista, sabes que lo estás haciendo bien… y que estás en el lado correcto de la historia“.

El año pasado, Ayuso fue criticada por sugerir que los contagios de Covid-19 en la región se debían en parte a “la forma de vida” de los inmigrantes en Madrid y a sus condiciones de vivienda abarrotadas.