YouTube eliminará los videos de desinformación sobre todas las vacunas
Bajo las normas anteriores, YouTube degradaba, ocultando efectivamente de ser vistos, los videos que difundían información errónea sobre las vacunas anticovid o que promovían las dudas sobre las vacunas. Foto: Ianni Dimitrov Pictures/Alamy Stock Photo

YouTube eliminará los videos que difundan desinformación sobre todas las vacunas, mientras intensifica las medidas contra los contenidos nocivos publicados durante la pandemia de coronavirus.

A partir del miércoles, el sitio de streaming de videos, que ya prohibió la información falsa sobre las vacunas anticovid, eliminará los contenidos que contengan información errónea, como la afirmación de que cualquier vacuna aprobada es peligrosa, causa defectos crónicos de salud o no reduce la propagación de la enfermedad.

Bajo las normas anteriores, la plataforma degradaba, ocultando efectivamente de ser vistos, los videos que difundían desinformación sobre las vacunas que no son anticovid o que promovían las dudas sobre las vacunas.

El año pasado, YouTube prohibió los videos de desinformación sobre la vacuna contra el Covid-19, lo que ha llevado a la eliminación de 130 mil contenidos desde entonces. YouTube, que es propiedad de Google, ha eliminado un total de 1 millón de videos por difundir información falsa sobre el Covid-19 desde que surgió la pandemia.

Matt Halprin, jefe global de confianza y seguridad de YouTube, señaló que la desinformación sobre las vacunas era un problema mundial y que se había extendido a partir de la difusión de información falsa sobre las vacunas anticovid.

“La desinformación sobre las vacunas aparece a nivel mundial, aparece en todos los países y culturas”, dijo.
Halprin. Añadió que la información falsa en torno a las vacunas contra el sarampión, las paperas y la rubeola (MMR), a la que se atribuye erróneamente ser la causante del autismo, son un ejemplo de la desinformación contra la que se dirigirá YouTube.

“Todavía existen muchas dudas en torno a la vacuna MMR y la gente discute si esta causa el autismo. Y como sabemos, la ciencia se mantiene muy estable respecto a que las vacunas no causan autismo”, dijo.

Halprin indicó que la prohibición también se aplicaría, por ejemplo, a los contenidos que afirmen que las vacunas provocan cáncer, infertilidad o que contienen microchips, este último ha cobrado importancia como información falsa sobre las vacunas anticovid.

En 2019, un importante estudio afirmó que no existía ninguna relación entre el autismo y la vacuna MMR, a raíz de un resurgimiento del escepticismo sobre las vacunas, avivado por las redes sociales y el populismo antigubernamental. Un artículo publicado en la revista Annals of Internal Medicine, publicada por el American College of Physicians, no encontró “ningún respaldo a la hipótesis de un mayor riesgo de autismo tras recibir la vacuna MMR en una población nacional no seleccionada de niños daneses”.

Halprin comentó que las nuevas normas seguirán permitiendo los testimonios personales sobre recibir las vacunas, el debate sobre las políticas de vacunación y las referencias a los errores históricos en los programas de vacunación, siempre y cuando el contenido no incluya una amplia desinformación o promueva las dudas sobre las vacunas. Además de aplicarse a la información falsa sobre las vacunas para enfermedades específicas como la hepatitis, las normas se aplicarán a las opiniones generales sobre las vacunas que sean consideradas engañosas.

El miércoles, una búsqueda bajo los términos “MMR vaccine autism” produjo una página de resultados que contenía material que refutaba cualquier vínculo entre la vacuna y el autismo, incluyendo un video titulado Vaccines and autism: how the myth started. Sin embargo, la página también incluye una entrevista televisiva con el actor Robert De Niro en la que afirma que Vaxxed, un documental dirigido por Andrew Wakefield, una de las figuras clave en la promoción de los desacreditados vínculos entre la vacuna MMR y el autismo, es un filme que “la gente debería ver”.

De Niro fue entrevistado en 2016 después de que el festival de cine de Tribeca retiró una proyección de Vaxxed a raíz del rechazo al filme.

La decisión de YouTube sigue a la que tomó Facebook el año pasado de eliminar las afirmaciones falsas sobre las vacunas anticovid una vez que fueron desmentidas por los expertos en salud pública.