Coldplay promete reducir 50% las emisiones de CO2 en su gira mundial de 2022
Coldplay, rumbo a una gira sustentable en 2022. Foto: James Marcus Haney

Coldplay anunció una nueva gira mundial, y con ella una serie de iniciativas diseñadas para mitigar su impacto ambiental.

La banda se comprometió a reducir las emisiones de CO2 en un 50% en comparación con su gira mundial de 2016-17, y a utilizar “casi en su totalidad” energía renovable para alimentar su espectáculo en el escenario.

Se instalará un “suelo cinético” para que se pueda aprovechar la energía creada por los fans durante el concierto; se instalarán paneles solares en el suelo, en el escenario y en otros lugares de los estadios al aire libre en cuanto llegue la banda, para generar energía en el periodo previo al concierto. Las baterías y la red eléctrica también procederán de fuentes renovables. El propio escenario se construirá con materiales reutilizables y sustentables, incluyendo el bambú y el acero reciclado.

La ruta de la gira se diseñó para minimizar los vuelos, y la banda pagará un cargo adicional para obtener un combustible aéreo más sustentable.

Los fanáticos que se comprometan a viajar con bajas emisiones de carbono, comprobadas a través de una aplicación, obtendrán descuentos en los recintos. Se plantará al menos un árbol por cada boleto vendido, y la banda monitoreará la forma en que los fanáticos viajan a los conciertos basándose en la información que ofrezcan voluntariamente a la aplicación, calculará las emisiones y se comprometerá a “reducir” esas emisiones a través de la “rewilding y la conservación”.

Las pulseras luminosas que utilizan los fanáticos, una parte fundamental de los conciertos de Coldplay, se fabricarán con materiales que pueden convertirse en abono y muchas de ellas se reutilizarán, con lo que la producción de las pulseras se reducirá en un 80%. El confeti que se utilizará será biodegradable, y el grupo “se esforzará por eliminar la venta de botellas de agua de plástico de un solo uso”.

La banda comentó: “El planeta se enfrenta a una crisis climática. Por eso hemos pasado los dos últimos años consultando a expertos en medio ambiente para que esta gira sea lo más sustentable posible y, lo que es igual de importante, para aprovechar el potencial de la gira para lograr que las cosas progresen. No haremos todo bien, pero nos comprometemos a hacer todo lo que podamos y a compartir lo que aprendamos“.

La gira de 30 fechas comienza en Costa Rica el 18 de marzo, y recorrerá República Dominicana, México, Estados Unidos, varios países de Europa continental y Reino Unido, para terminar en Brasil. Las fechas en Reino Unido son tres noches en el estadio Wembley en agosto, y otra en Hampden Park en Glasgow.

Coldplay lanza el viernes un nuevo álbum, Music of the Spheres, cuya estética pop brillante representa un marcado cambio de tono respecto a su anterior disco Everyday Life.

La banda no realizó una gira de ese álbum de 2019, sino que ofreció un conjunto de conciertos únicos. El vocalista Chris Martin explicó: “Nos tomaremos un tiempo durante el próximo año o dos, para trabajar sobre cómo nuestra gira puede no solo ser sustentable (sino) cómo puede ser activamente beneficiosa. Todos nosotros tenemos que encontrar la mejor forma de hacer nuestro trabajo”.

La industria de la música se ha dado cuenta de la gran cantidad de emisiones de carbono que emiten las giras, generadas por el transporte no solo de los grupos, sino también de los grandes escenarios y los equipos de trabajo de un continente a otro.

Massive Attack encargó recientemente un informe de la Universidad de Manchester sobre las giras, en el que se instó a los artistas a dejar de utilizar vuelos privados, y a los festivales y recintos a reducir la densidad de su consumo eléctrico.

Sellos musicales independientes del Reino Unido, como Ninja Tune y el grupo de sellos discográficos Beggars Group, incluidos XL y 4AD, recientemente realizaron compromisos relacionados con la fabricación, los viajes de negocios y el uso de energía.

Harry Styles, Tame Impala, Pink y The 1975 son algunos de los artistas que se han asociado con la organización Reverb para sus giras. Reverb alienta a los asistentes a no utilizar plástico de un solo uso, y calcula las emisiones de carbono de una gira para financiar “proyectos globales que eliminan directamente una cantidad equivalente de contaminación por gases de efecto invernadero”. Sin embargo, dichos proyectos de compensación han sido criticados por ser mucho menos deseables que no emitir CO2 en primer lugar.