Miembros de la realeza opinan sobre cuestiones ecológicas antes de la conferencia climática COP26
Se escuchó a la reina hablar con franqueza sobre la conferencia COP26 en la inauguración del Parlamento de Gales. Foto: Ben Evans/Huw Evans Agency/Senedd Cymru/REX/Shutterstock

A medida que se acerca la conferencia climática de la ONU, COP26, los miembros de la familia real se han pronunciado sobre cuestiones ecológicas en mayor medida.

La reina, el príncipe Carlos y el príncipe Guillermo han realizado comentarios en apoyo de la adopción de medidas más urgentes sobre la crisis climática en los últimos días.

El jueves, en la apertura del Parlamento de Gales, se escuchó a la reina decir que era “realmente irritante” que los líderes mundiales hablaran pero no tomaran medidas sobre el colapso climático.

Hablando con la duquesa de Cornualles y Elin Jones, la presidenta del parlamento, la reina dijo que, aunque estaría en la COP26, todavía no sabía quién asistiría a la conferencia.

Ella comentó: “Extraordinario, ¿no es cierto? He escuchado todo sobre la COP… todavía no sé quién viene. No tengo ni idea”.

“Solo sabemos de la gente que no va a venir. Es realmente irritante cuando hablan, pero no actúan“.

Los comentarios surgieron después de que su nieto, el príncipe Guillermo, criticara la carrera espacial y el turismo espacial, diciendo que las mentes más brillantes del mundo deben centrarse en intentar reparar la Tierra.

El duque de Cambridge, que fue entrevistado sobre la crisis climática antes de la entrega de sus premios inaugurales Earthshot, comentó: “Necesitamos que algunos de los mejores cerebros y mentes del mundo se centren en intentar reparar este planeta, no en buscar el siguiente lugar para ir a vivir”.

También advirtió a los asistentes de la cumbre COP26, en la que los líderes mundiales se reunirán en Glasgow a finales de mes, contra “los discursos inteligentes, las palabras ingeniosas, pero la acción insuficiente“.

“Creo que es fundamental que la COP informe de forma muy clara y honesta cuáles son los problemas y cuáles serán las soluciones“, señaló. “No podemos tener más discursos inteligentes, palabras inteligentes pero no suficiente acción”.

El lunes, el príncipe Carlos comentó que las empresas tienen que esforzarse más para combatir la emergencia climática, afirmando que mientras los gobiernos pueden aportar miles de millones de dólares, el sector privado tiene el potencial de movilizar billones de dólares.

Advirtiendo sobre la amenaza de la crisis climática para el planeta, comentó a la BBC: “Quiero decir que será catastrófico. Ya está empezando a ser catastrófico porque nada en la naturaleza puede sobrevivir al estrés que se crea con estas condiciones meteorológicas extremas”.

Añadió que, en un esfuerzo por volverse más ecológico, transformó un Aston Martin de 51 años para que funcionara con “excedentes de vino blanco inglés y suero de leche proveniente del proceso de producción de queso”.

Se prevé que los príncipes Carlos y Guillermo realicen un discurso en la conferencia, mientras que la reina también asistirá.