Los pacientes con cáncer en Inglaterra se enfrentan a la ‘tormenta perfecta’
Macmillan señaló que 'los pacientes están entrando a un sistema que se encontraba en crisis incluso antes de la pandemia'. Foto: Peter Byrne/PA Media

Los avances en la eliminación de los retrasos en el tratamiento del cáncer del Servicio Nacional de Salud en Inglaterra han retrocedido en medio de cada vez más casos de Covid-19 y la escasez de personal, sugiere un análisis.

Con el aumento de las hospitalizaciones por coronavirus, que también ejercen gran presión sobre el servicio médico, los expertos han advertido a los pacientes que deberían prepararse para lo peor, ya que se avecina una “tormenta perfecta” en la atención oncológica.

El Servicio Nacional de Salud se ha esforzado por eliminar el retraso en la atención oncológica, pero el análisis de los datos oficiales realizado por Macmillan Cancer Support sugiere que esta iniciativa ha sufrido recientemente un contratiempo, con un número cada vez mayor de posibles diagnósticos de cáncer que se han perdido.

Cuatro indicadores clave oncológicos han sufrido un retraso, y dos de ellos han alcanzado el peor nivel jamás registrado.

Las cifras publicadas por el NHS England, y analizadas por Macmillan para The Guardian, muestran que el número de pacientes que comenzaron su tratamiento en agosto tras tomar la decisión de tratarse cayó a 25 mil 800. La cifra superó los 27 mil en junio y julio. El porcentaje de pacientes que iniciaron el tratamiento en el plazo de un mes desde la decisión de tratarse cayó al 93.7%, el porcentaje más bajo jamás registrado.

Los datos publicados la semana pasada también muestran que en agosto se registró una cifra récord de pacientes que se vieron obligados a esperar más de dos meses tras una referencia médica urgente de su médico general antes de comenzar con el tratamiento del cáncer. De acuerdo con Macmillan, 4 mil 075 pacientes solo iniciaron el tratamiento dos meses después de ser remitidos, la cifra más alta registrada.

Una cuarta medida, las referencias médicas urgentes por parte de los médicos generales, también se redujo en el mes más reciente del que se disponen cifras. Los datos muestran 210 mil 931 referencias médicas urgentes de cáncer realizadas por los médicos generales en Inglaterra en agosto. Esta cifra es más alta que la cifra equivalente para agosto de 2019, un año sin pandemia, que fue de 200 mil 317, pero Macmillan señaló que fue un retroceso porque fue más bajo que en junio y julio.

Macmillan comentó que le preocupa que el aumento de las hospitalizaciones por Covid-19 estuviera dificultando “aún más la capacidad del sistema”. La organización benéfica señaló que los esfuerzos para solucionar el retraso también se ven afectados por la escasez de enfermeras oncológicas.

Steven McIntosh, director ejecutivo de promoción de Macmillan, comentó: “Sabemos que muchos pacientes están entrando a un sistema sobrecargado que estaba en crisis incluso antes de la pandemia. Se corre el riesgo de que se produzca una tormenta perfecta, ya que el sistema experimenta una afluencia considerable de pacientes junto a un personal abrumado que tiene dificultades para proporcionar la atención y el apoyo que la gente necesita urgentemente”.

Minesh Patel, jefe de política de Macmillan, dijo: “Es extremadamente preocupante ver signos de que los avances en la eliminación de los retrasos en el tratamiento del cáncer pueden haber empezado ya a flaquear. Si la frágil recuperación del tratamiento oncológico ahora comienza a retroceder, el retraso solo seguirá creciendo y las posibilidades de supervivencia de las personas volverán a empeorar potencialmente“.

Y añadió: “Es decepcionante ver un retroceso en las referencias médicas y la falta de avances en el número de tratamientos en comparación con el mes pasado”.

La escasez de enfermeras está agravando la crisis. Macmillan calcula que, incluso antes del caos provocado por el Covid-19, el Servicio Nacional de Salud ya carecía de 2 mil 500 enfermeras especializadas en oncología en Inglaterra. Probablemente, esa cifra se acerque en la actualidad a las 3 mil, según la organización.

Una de cada cuatro personas (25%) diagnosticadas con cáncer en Reino Unido en los últimos dos años no contó con el apoyo de una enfermera especializada en oncología, señaló Macmillan, y casi la mitad de este grupo (44%) experimentó al menos una implicación médica potencialmente grave como resultado.

La organización benéfica pide a los ministros que establezcan un fondo destinado a la formación de enfermeras oncológicas de 124 millones de libras para capacitar a las 3 mil 371 enfermeras oncológicas adicionales que, según la organización, se necesitarán en Inglaterra para el año 2030.

McIntosh añadió: “Ante los preocupantes meses que se avecinan para el Servicio Nacional de Salud, el gobierno debe actuar tanto para proteger los servicios oncológicos en este momento, como para abordar el alarmante déficit de enfermeras oncológicas en la próxima revisión del gasto”.

Un informe del centro de estudios Institute for Public Policy Research (IPPR) y de la consultora de salud CF, publicado este mes, sugirió que se podría demorar más de una década para eliminar el retraso en el tratamiento oncológico en Inglaterra. La pandemia provocó un descenso del 37% en las endoscopias, un 25% en las resonancias magnéticas y un 10% en las tomografías computarizadas de lo previsto, según el informe.

La investigación también reveló que durante el clímax de la pandemia, marzo de 2020 a febrero de 2021, 369 mil personas menos de las esperadas fueron remitidas a un especialista por sospecha de cáncer. También se realizaron 187 mil tratamientos de quimioterapia y 15 mil tratamientos de radioterapia menos.

Un vocero del Servicio Nacional de Salud comentó: “El Servicio Nacional de Salud ha experimentado seis meses de referencias de cáncer récord, con el número de pacientes que comienzan el tratamiento más alto en comparación con agosto de 2019 o 2020”.

“El Servicio Nacional de Salud permanece abierto y listo para atenderlos, es importante que las personas que experimentan síntomas de cáncer se acerquen y se realicen una revisión.