Vendedores de Amazon envían paquetes no solicitados para crecer artificialmente sus ventas
Which? calcula que un millón de hogares británicos podrían haber sido blanco de los vendedores de Amazon Marketplace. Foto: Alamy

Más de un millón de hogares británicos podrían haber sido objeto de una estafa en la que los vendedores de Amazon Marketplace envían paquetes no solicitados a distintos domicilios para aumentar artificialmente sus cifras de ventas, según una investigación.

La técnica, conocida como “brushing“, consiste en enviar artículos que normalmente son baratos a personas desprevenidas y registrarlos como ventas genuinas para incrementar las estadísticas de ventas de un comerciante. El objetivo es aparecer lo más alto posible en el sistema de búsqueda de Amazon, que da prioridad a aquellos con grandes volúmenes de ventas y buenas críticas.

Una encuesta realizada por Which?, en la que se entrevistó a mil 839 personas de Reino Unido, reveló que el 4% de los encuestados indicó que un miembro de su hogar recibió un paquete que no había pedido y que no fue enviado por una persona conocida, o que lo hayan recibido para algún vecino.

A escala nacional, la organización de consumidores predice que esto podría indicar que hasta 1.1 millones de hogares podrían haber sido objeto de esta práctica.

Los vendedores de Amazon Marketplace suelen residir en China, informa Which? Entre los artículos recibidos se encuentran pestañas magnéticas, juguetes para mascotas y niños, suero para pestañas, fundas para iPhone, frisbees y guantes médicos.

Una mujer comentó que recibió más de 50 artículos no solicitados entre octubre del año pasado y mayo de este año. Teresa Martin, una profesora jubilada de Swindon, dijo que no compraba en Amazon y denunció la entrega a la empresa, que no pareció “molestarse en absoluto”. Llevó los artículos a una tienda de caridad.

Los vendedores de Amazon tienen prohibido enviar paquetes no solicitados. La empresa, que el año pasado declaró haber invertido más de 700 millones de dólares en la lucha contra el fraude y los abusos, aconseja a los usuarios que denuncien este tipo de paquetes a su equipo de atención al cliente.

Sin embargo, David Li, director de Shenzhen Open Innovation Lab, experto en comercio electrónico en China, explicó a Which? que el brushing es una práctica muy extendida y que algunos vendedores lo consideran “un precio para hacer negocios“. “La competencia es intensa en el comercio electrónico transfronterizo”, señaló.

Un vocero de Amazon expresó: “Orquestado por malos actores que obtienen nombres y domicilios de diversas fuentes externas, el ‘brushing‘ es un esquema que afecta a todos los mercados en línea. Calculamos que menos del 0.001% de los pedidos de Amazon se ven afectados por el ‘brushing, ya que Amazon cuenta con sólidos procesos establecidos para evitar que el abuso afecte nuestras reseñas, clasificaciones de búsqueda y otras experiencias de los clientes”.

“Nunca dejaremos de mejorar la sofisticación de la prevención de los abusos en nuestra tienda, y seguiremos tomando las medidas de cumplimiento apropiadas, incluido el apoyo a las organizaciones encargadas de la aplicación de la ley en sus esfuerzos por responsabilizar a los malos actores. Exhortamos encarecidamente a aquellos que recibieron paquetes no solicitados a que los denuncien a nuestro equipo de atención al cliente para que podamos investigar exhaustivamente y tomar las medidas pertinentes”.