Julian Assange y su prometida Stella Moris afirman que les impiden casarse
Stella Moris habla con los medios de comunicación frente a los Tribunales de Justicia en Londres el mes pasado. Foto: Vuk Valcic/Sopa Images/Rex/Shutterstock

Julian Assange y su prometida, Stella Moris, alegan que les están impidiendo contraer matrimonio y preparan emprender una acción legal contra Dominic Raab y la directora de la prisión de Belmarsh.

La acción acusa al secretario de Justicia de Reino Unido y a Jenny Louis, quien dirige la prisión en la que se encuentra recluido el cofundador de WikiLeaks mientras Estados Unidos solicita su extradición, de negar los derechos humanos de la pareja y de sus dos hijos.

Señalan que no han recibido respuesta a las reiteradas peticiones pidiendo un acuerdo para que se pueda celebrar una ceremonia en la prisión.

Moris, abogada, relacionó la falta de respuesta de los funcionarios británicos con la hostilidad hacia WikiLeaks por parte de Estados Unidos, donde se acusó recientemente a las autoridades de conspirar para matar o secuestrar a Assange durante los años que permaneció en la embajada de Ecuador en Londres.

El mes pasado, durante una apelación de Estados Unidos contra una sentencia que impedía la extradición de Assange, sus abogados citaron nuevas acusaciones de que la CIA conspiró para secuestrarlo o matarlo como “motivo para temer lo que le harán” si es extraditado a Estados Unidos para enfrentarse a cargos de espionaje.

“Estamos demandando porque elementos espeluznantes del gobierno de Reino Unido están bloqueando y retrasando ilegalmente nuestro matrimonio al concederle efectivamente al gobierno de Estados Unidos el poder de veto”, dijo Moris en Twitter el domingo. “Nuestra petición de matrimonio ahora está en manos de la CPS (Servicio de Fiscalía de la Corona), que actúa para Estados Unidos en #Assangecase”.

“Hemos emprendido una acción legal porque las autoridades británicas han erigido una barrera total e indefinida no solo con respecto al matrimonio, sino incluso con respecto al inicio del proceso estatutario para contraer matrimonio. Este comportamiento del gobierno de Reino Unido es injusto, irracional y siniestro“.

El 7 de octubre, Assange presentó una solicitud formal a la oficina del gobernador para que se acordara la celebración de una boda. Varios días después, los abogados de la pareja pidieron a la prisión que concediera permiso para que Moris y un funcionario del Registro Civil de Greenwich visitaran la prisión para que la pareja pudiera notificar su intención de casarse.

La acción legal sostiene que la falta de respuestas a estas solicitudes crea “una barrera total e indefinida no solo para que los demandantes contraigan matrimonio, sino incluso para que inicien el proceso legal del mismo”.

Al parecer, Louis comunicó al equipo jurídico de la pareja que estaba obligada a remitir la solicitud de boda al Servicio de Fiscalía de la Corona. Sin embargo, dichos abogados señalan que esto es irrelevante, ya que no existen cargos en Reino Unido contra él.

Raab y Louis, que también son acusados en la acción de abuso de poder sobre Assange, han recibido un plazo de respuesta que finaliza el 12 de noviembre. Se contactó al Ministerio de Justicia para tener sus comentarios.