Hombre italiano intenta evitar la vacuna anticovid con un brazo falso
Italia anunció medidas que prohíben que las personas no vacunadas participen en una serie de actividades sociales, culturales y deportivas. Foto: Piero Tenagli/IPA/Rex/Shutterstock

Un hombre italiano se enfrenta a cargos de fraude tras acudir a la vacunación contra el Covid-19 con un brazo falso.

Tan decidido estaba a eludir la vacuna pero a la vez a obtener el certificado Covid-19, que pudo haber pagado cientos de euros por la prótesis de silicona.

El extraño incidente en un centro de vacunación en Biella, una ciudad cercana a Turín, en la región del norte de Piamonte, se produjo una semana después de que Italia anunciara medidas que prohíben la participación de personas no vacunadas en una serie de actividades sociales, culturales y deportivas.

Tras cumplir los trámites burocráticos, incluyendo firmar un formulario de consentimiento en presencia de un médico, el hombre, de 50 años, se sentó y se levantó la manga de la camisa mientras se preparaba para que una trabajadora de salud le aplicara la vacuna.

Al principio, la trabajadora de salud no notó nada extraño, ya que la silicona tenía un aspecto similar al de la piel. Pero después de observar y tocar el brazo, le pidió al hombre que se quitara la camisa. Una vez frustrado su plan, el hombre, cuyo nombre no ha sido revelado, intentó persuadir a la trabajadora de salud para que ignorara la situación.

“Me sentí ofendida como profesional“, comentó Filippa Bua al periódico La Repubblica. “El color del brazo me hizo sospechar y entonces le pedí al hombre que descubriera el resto de su brazo izquierdo. Estaba bien hecho, pero no era del mismo color”. El hombre le dijo: “¿Habrías imaginado que tendría un físico así?”.

La doctora dijo al periódico La Stampa que no podía ver las venas del hombre: “Al principio pensé que me había equivocado, que era un paciente con un brazo artificial”.

Se desconoce si llevaba un brazo falso entero o algún tipo de capa de silicona sobre la piel.

“La rapidez y la competencia del personal de salud arruinaron los planes de esta persona, que ahora tendrá que responder ante la justicia”, dijo Alberto Cirio, presidente de Piamonte, en una declaración conjunta con Luigi Icardi, consejero regional de salud.

El periódico La Repubblica sugirió que el incidente podría no haber sido un hecho único, citando un mensaje reciente en las redes sociales que podría haber sido escrito por el hombre en Biella.

En la publicación de Twitter aparecía un traje de silicona de medio cuerpo para hombre, con brazos y cuello falsos, que estaba a la venta en Amazon por 488 euros (11,820 pesos mexicanos). Junto a la imagen aparecía el mensaje: “Si voy con esto, ¿se darán cuenta? Tal vez incluso me ponga debajo de la silicona algo de ropa extra para evitar que la aguja llegue a mi brazo real”.

Cirio e Icardi señalaron que el caso “rayaría en la ridiculez” si no fuera porque “estamos hablando de un acto de enorme gravedad“.

“Es inaceptable frente al sacrificio que la pandemia provoca en toda la comunidad”, añadieron.

Italia registró un aumento significativo en el número de solicitudes para vacunarse por primera vez desde que se anunciaron los planes para el “súper pase verde”, que entrará en vigor en todo el país a partir del 6 de diciembre y que exige que las personas demuestren que están vacunadas o que se han recuperado de Covid-19 para poder entrar a cines, teatros, gimnasios, clubes nocturnos, teleféricos y estadios, así como para ser atendidos en bares y restaurantes