Los videos antivacunas de TikTok son vistos por niños de tan solo nueve años
NewsGuard reveló cuentas de TikTok con cientos de miles de seguidores que desaconsejan la vacunación y difunden los mitos sobre el Covid-19. Foto: Robin Utrecht/Rex/Shutterstock

Las mentiras y teorías conspiratorias sobre el Covid-19, que han acumulado millones de visitas y son accesibles para los niños, han estado disponibles en la plataforma de redes sociales TikTok durante meses.

NewsGuard, una organización que monitorea la desinformación en línea, reveló cuentas de TikTok con cientos de miles de seguidores que desalientan la vacunación y difunden mitos sobre los índices de supervivencia del Covid-19.

NewsGuard informó que publicó sus hallazgos en junio y los envió al gobierno de Reino Unido y a la Organización Mundial de la Salud (OMS), pero que el contenido permaneció en la plataforma.

La revelación surge en medio de una renovada preocupación por el impacto que las redes sociales tienen en los jóvenes, después de que se informó que Instagram, que es propiedad de Facebook, contaba con una investigación interna que mostraba que su aplicación estaba perjudicando a los adolescentes.

Como parte de su investigación, NewsGuard señaló que niños de tan solo nueve años pudieron acceder al contenido, a pesar de que TikTok solo autoriza el acceso completo a la aplicación a las personas mayores de 13 años. Tres participantes en la investigación de la organización que eran menores de 13 años pudieron crear cuentas en la aplicación al introducir fechas de nacimiento falsas.

TikTok comentó a The Guardian que trabajaba con diligencia para tomar medidas contra el contenido y las cuentas que difundían desinformación.

En algunas de las cuentas observadas por The Guardian se habían publicado videos individuales que contenían desinformación sobre el Covid-19 y que habían atraído hasta 9.2 millones de visualizaciones. Entre la desinformación se incluían comentarios sobre los efectos secundarios de determinadas marcas de la vacuna anticovid y comparaciones engañosas entre los índices de supervivencia del Covid-19 y los índices de eficacia de la vacuna.

Alex Cadier, director general de NewsGuard en Reino Unido, señaló: “La incapacidad de TikTok para detener la difusión de desinformación y peligrosa sobre la salud en su aplicación es algo intolerable que raya en lo peligroso. A pesar de sus afirmaciones de que está tomando medidas contra la desinformación, la aplicación sigue permitiendo que los contenidos antivacunas y los engaños sobre la salud se difundan relativamente sin obstáculos”.

“Esto se agrava por el hecho de que cuando los niños interactúen con más contenido antivacunas, se les mostrará un mayor contenido antivacunas. Si la autorregulación no está funcionando para las plataformas de redes sociales, entonces la regulación, como el proyecto de ley de seguridad en línea, tiene que ser el camino a seguir para mantener a los jóvenes seguros en el internet“.

El proyecto de ley de seguridad en línea, publicado en mayo, impone un “deber de protección” a las empresas de redes sociales y a algunas otras plataformas que permiten que los usuarios compartan y publiquen material, para que eliminen el “contenido perjudicial”. Esto puede incluir el contenido que sea legal pero que se considere perjudicial, como los abusos que no alcancen el umbral de la criminalidad, y las publicaciones que fomenten la autolesión y la desinformación.

Cadier añadió: “La dificultad para conocer realmente la magnitud de este problema es que TikTok posee toda la información y consigue marcar sus propios objetivos”.

Dicen que durante el primer trimestre de 2021 eliminaron 30 mil videos que contenían desinformación sobre el Covid-19, lo cual constituye un buen paso, pero ¿cuántos quedan? De los que eliminaron, ¿cuántas visualizaciones tuvo cada uno? ¿Quién los compartió? ¿Dónde se difundieron? ¿De dónde procedían? ¿Cuántos usuarios perciben principalmente la desinformación cuando ven contenidos relacionados con el Covid-19?”.

El Financial Times informó que una investigación realizada por la organización benéfica de derechos digitales 5Rights había denunciado que docenas de empresas tecnológicas, entre ellas TikTok, Snapchat, Twitter e Instagram, estaban infringiendo el nuevo código infantil de Reino Unido, que protege la privacidad de los niños en internet.

La investigación se presentó ante la Oficina del Comisionado de Información de Reino Unido como parte de una denuncia escrita por Beeban Kidron, presidente de la organización benéfica y miembro de la Cámara de los Lores que propuso originalmente el código.

Las violaciones del código alegadas por 5Rights incluyen trucos en el diseño y estímulos que animan a los niños a compartir sus ubicaciones o a recibir publicidad personalizada, funciones impulsadas por datos que ofrecen material dañino, incluyendo información sobre desórdenes alimenticios, autolesiones y suicidio, y una garantía insuficiente de la edad del niño, antes de permitir acciones inapropiadas como chatear por video con extraños.

TikTok utiliza una pequeña notificación en la parte inferior de la pantalla que indica “obtenga más información sobre las vacunas anticovid” y vincula directamente a la página de vacunas contra el coronavirus del Servicio Nacional de Salud.

Una cuarta parte de los 130 millones de usuarios activos mensuales de TikTok en Estados Unidos tenían entre 10 y 19 años en marzo de 2021 y casi la mitad del número total de usuarios eran menores de 30 años, informó la empresa de datos Statista. En Reino Unido, de acuerdo con Statista, los menores de 25 años representan el 24% de todos los usuarios.

TikTok ha comenzado a eclipsar en popularidad a otras plataformas de redes sociales bien establecidas, habiendo superado a YouTube en tiempo promedio de visualización por parte de los usuarios de Android en Estados Unidos y Reino Unido, de acuerdo con la firma de análisis de aplicaciones App Annie. TikTok fue la aplicación más descargada del mundo en 2020, informó App Annie.

TikTok es propiedad de ByteDance, un conglomerado de internet con sede en China.

Un vocero de TikTok comentó: “Nuestras reglas comunitarias dejan en claro que no permitimos la desinformación médica, incluyendo la desinformación relacionada con las vacunas Covid-19. Trabajamos con diligencia para tomar medidas contra los contenidos y las cuentas que difunden desinformación, a la vez que promovemos contenidos autorizados sobre Covid-19 y apoyamos directamente el esfuerzo de vacunación en Reino Unido”.

El debate sobre los jóvenes y su interacción con las plataformas de redes sociales se reavivó el mes pasado tras las revelaciones de que Instagram tenía conocimiento, a través de una investigación interna, de que su aplicación estaba perjudicando la salud mental de algunas adolescentes.

Facebook describió las revelaciones, publicadas en el Wall Street Journal después de una filtración de documentos por parte de la denunciante Frances Haugen, como una “tergiversación” de su trabajo. Los documentos incluyen el resultado de una encuesta que calculaba que el 30% de las adolescentes sentían que Instagram empeoraba su descontento con su cuerpo.

La investigación acerca de la desinformación sobre la vacunación en TikTok surge después de que los padres y los sindicatos de profesores expresaran su preocupación por el hecho de que el despliegue de la vacuna entre los niños en Inglaterra era “desordenado” e “increíblemente lento”.

Todos los niños de Reino Unido de entre 12 y 15 años pueden recibir la vacuna anticovid tras una decisión tomada por los jefes médicos de Reino Unido. A los niños saludables de entre 12 y 15 años se les ofrece una dosis de la vacuna anticovid por el momento, pero aquellos que son vulnerables al virus, o que viven con alguien que lo es, se les ofrecerán dos dosis con un intervalo de ocho semanas.