¿Sueñas con una Navidad sin alcohol? Únete al club (de los refrescos)
Pásame la champaña: tradicionalmente, el alcohol ha sido considerado una parte esencial de las celebraciones festivas. Foto: Manuta/Getty Images

El concepto de una Navidad sin champaña, vino o whisky es contradictorio para muchos. Pero en esta temporada de fiestas, un número cada vez mayor de británicos está evitando el alcohol y se prepara para una celebración abstemia, o al menos parcialmente, según los minoristas.

Se prevé que las ventas de la categoría de bebidas sin o con poco alcohol, también conocida como “NoLo”, aumenten un 17% en el Reino Unido este año, informa IWSR Drinks Market Analysis, y alcancen casi 19 millones de cajas y un valor de 741 millones de dólares. Mientras tanto, los supermercados Sainsbury’s, Waitrose y Tesco informan que las ventas de bebidas NoLo han experimentado un gran aumento año tras año, una tendencia que esperan que continúe en el período previo a la Navidad, entre un aumento del “consumo responsable”.

La popularidad del vino, la sidra y la cerveza con bajo grado de alcohol ha aumentado, aunque el mayor aumento se registra en las bebidas espirituosas sin alcohol. Tesco, que prevé que alrededor de una cuarta parte de los adultos británicos beberán únicamente bebidas sin o con poco alcohol esta Navidad, señaló que se dispararon las ventas de bebidas espirituosas sin alcohol en un 106% desde principios de año; por su parte, Sainsbury’s señaló que experimentó un aumento interanual del 91%.

Nichola Joyce, compradora de bebidas sin y con poco grado de alcohol en Waitrose, donde las ventas de esta categoría en general aumentaron un 24% en comparación con el año pasado, dijo que espera que la tendencia continúe. “Especialmente durante la temporada de fiestas, ya que la gente está buscando formas para adoptar la moderación y un enfoque flexitariano en sus elecciones de bebidas”.

Laura Willoughby, fundadora de la comunidad de consumo responsable Club Soda, explicó que el cambio hacia las bebidas sin alcohol se debe a la disponibilidad de una amplia variedad de opciones, a la mejora de los sabores y a que los hábitos de consumo están cambiando hacia la abstinencia o, en la mayoría de los casos, hacia la moderación.

“La gente ya no dice [sobre una bebida sin alcohol] ‘esto sabe realmente horrible; preferiría tomar un refresco'”, comentó. “Ahora dirán ‘en realidad, esta es una cerveza sin alcohol realmente buena‘ o ‘esta es una botella de champaña de kombucha para adultos muy buena'”.
“Los productores se han esforzado en la presentación, el sabor y en crear lo que parece un momento de consumo para adultos”.

¿Sueñas con una Navidad sin alcohol? Únete al club (de los refrescos) - alcohol
Bebidas sin alcohol en el festival de consumo responsable Club Soda.

Ella considera que en esta Navidad muchas personas están planeando reducir su consumo de bebidas alcohólicas porque quieren “estar presentes” con sus amigos y familiares en medio de la pandemia y porque es importante proteger su salud mental “en una época del año que todos sabemos que puede ser un poco estresante y que con frecuencia nos enojamos en un momento que se supone debe ser divertido y agradable”.

Añadió que “la gente dice: ‘Bueno, tal vez si bebo un poco menos podré pasar el tiempo como quiera y no terminar en una discusión. Estaré mucho más tranquilo, mucho más relajado y mucho más feliz'”.

Cuando Willoughby fundó Club Soda en 2015 como un grupo de Facebook se sentía, dice, “como una voz solitaria”, pero ahora observa un “cambio intergeneracional que creo ha impulsado este mercado con más fuerza y rapidez en el Reino Unido que en otras partes del mundo”.

A finales de este mes abrirá en el centro de Londres la que se considera la primera licorería libre de alcohol del Reino Unido. La tienda pop-up contará con más de 60 marcas, entre ellas los aperitivos sin alcohol Everleaf y las cervezas de Lucky Saint y Adnams, y ofrecerá clases de cócteles, vino y cerveza.

Russell Kirkham, director de mercadotecnia para clientes de la empresa de bebidas espirituosas Quintessential Brands, cuyos productos incluyen un gin tonic sin alcohol de Bloom, comentó que la categoría ha constituido un “semillero de innovación ” en los últimos años, pero que la cerveza sigue siendo la más popular entre los compradores, lo que significa que todavía tiene un enorme potencial para crecer en otras áreas.

“Aunque la salud y el bienestar son importantes para estos consumidores, eso no significa que no quieran socializar: solo quieren socializar sin beber alcohol en ocasiones, o al menos beber menos alcohol cuando socializan”.

Un estudio de UCL de 2018, que analizó a miles de jóvenes de entre 16 y 24 años durante diez años, reveló que un número cada vez mayor de jóvenes no bebía alcohol en absoluto y reportó una disminución significativa en el número de jóvenes que bebían por encima de los límites recomendados o que consumían en exceso.

“Nuestra investigación descubrió que esta tendencia era notoria entre los adultos más jóvenes y no entre los adultos mayores, lo que representa un cambio generacional en los hábitos de consumo de alcohol“, señaló la autora principal del estudio, la Dra. Linda Ng Fat. “La tendencia era extensa entre los adultos jóvenes, y se manifestaba en todos los grupos sociales y demográficos, lo que sugería que el cambio es cultural, y que beber puede ser una actividad menos popular de lo que fue para las generaciones mayores”.

Sin embargo, añadió que el aumento de la popularidad de los productos sin o con poco alcohol podría ser una señal de que las actitudes de los jóvenes se están extendiendo cada vez más.

Sin embargo, advirtió que existen pruebas que sugieren que el consumo nocivo de alcohol pudo haber aumentado durante la pandemia, entre un aumento de las enfermedades hepáticas relacionadas con el alcohol y de las muertes entre las personas que buscaban tratamiento por su abuso de alcohol.

“Por lo tanto, se debería adoptar con satisfacción una tendencia de no consumir alcohol o de consumirlo en menor medida, especialmente en estos grupos de riesgo”.