Greta Thunberg dice que es ‘extraño’ que Joe Biden sea considerado un líder climático
Greta Thunberg posa para una foto con un cartel en el que se lee 'Huelga escolar por el clima' mientras protesta frente al Parlamento de Suecia en noviembre. Foto: Jonathan Nackstrand/AFP/Getty Images

Greta Thunberg criticó al presidente estadounidense Joe Biden por no liderar la lucha contra la crisis climática.
En una entrevista con el Washington Post, la activista ecologista sueca de 18 años rechazó la idea de que el presidente estadounidense sea un líder en cuestiones climáticas.

“Es extraño que la gente piense que Joe Biden es un líder para el clima cuando uno ve lo que está haciendo su gobierno”, dijo. “En realidad, Estados Unidos está ampliando las infraestructuras de los combustibles fósiles“.

“¿Por qué lo está haciendo Estados Unidos? No debería recaer en nosotros, los activistas y los adolescentes que solo queremos ir a la escuela para concienciar e informar a la gente que en realidad nos enfrentamos a una emergencia“.

Al preguntarle qué desea que hagan los políticos como Biden, Thunberg respondió: “En primer lugar, tenemos que entender cuál es la emergencia“.

Estamos intentando encontrar una solución para una crisis que no entendemos… todo es cuestión de narrativa. Todo gira en torno a qué es lo que realmente estamos intentando resolver. ¿Es esta una urgencia, o es esta una emergencia?”.

En noviembre, Thunberg calificó a la cumbre climática COP26 de Glasgow como “un fracaso“, argumentando que “se convirtió en un evento de relaciones públicas” en el que “los líderes no están haciendo nada”, excepto “crear activamente vacíos legales y diseñar marcos” para seguir obteniendo ganancias de un “sistema destructivo”.

Hablando con el Post, Thunberg comentó que el acuerdo final de la COP26, “que es un gran logro”, no servirá de nada a menos que aumente las ambiciones que los líderes cumplirán después.

Uno de los aspectos positivos de la COP26, dijo, fue que reveló que “en las circunstancias actuales, dentro de los sistemas actuales, no podremos solucionar la crisis climática a menos que se ejerza una presión masiva desde el exterior“.

Thunberg señaló que las cumbres mundiales como la COP26 representaban una “gran oportunidad” para la movilización ciudadana con el fin de destacar la crisis climática.

En Glasgow, Biden prometió que Estados Unidos “lideraría con el ejemplo” en la lucha para evitar el calentamiento global más allá de 1.5ºC. Realizó nuevas promesas para reducir el metano, un potente gas de efecto invernadero, y para acabar con la deforestación, suscitando numerosos elogios.

Sin embargo, cuando más de 40 países anunciaron su compromiso de poner fin a la extracción de carbón, Estados Unidos no figuraba en la lista.

En un reciente informe, el programa de la ONU para el medio ambiente junto con otros investigadores descubrieron que la producción mundial de petróleo y gas está en vías de aumentar en los próximos 20 años a un ritmo que provocará que en 2030 se duplique la producción de combustibles fósiles en consonancia con un aumento de 1.5ºC.

El informe reveló que Estados Unidos proyecta un aumento en la producción de petróleo y gas del 17% y el 12%, respectivamente, para 2030.

El gobierno de Biden ha aprobado al menos 3 mil 091 nuevos permisos de extracción en terrenos públicos a un ritmo de 223 permisos al mes, es decir, a una velocidad mayor que la del gobierno de Trump.

En noviembre, Estados Unidos llevó a cabo la subasta de contratos de extracción de petróleo y gas más grande de la historia del Golfo de México, ofreciendo más de 80 millones de acres de lecho marino.

Thunberg comentó al Post: “Lo que nos frena es que nos falta voluntad política“.

“Nuestro objetivo es encontrar una solución que nos permita mantener la vida (tal y como es) en la actualidad”, dijo. “…pero la incómoda verdad es que dejamos que sea demasiado tarde para hacerlo. O que los líderes mundiales dejaron que fuera demasiado tarde para hacerlo“.

“Tenemos que cambiar fundamentalmente nuestras sociedades ahora. Si hubiéramos empezado hace 30 años, habría sido más fácil. Pero ahora es una situación diferente”.