El príncipe Andrés puede vender su residencia en Suiza tras liquidar una deuda de 6.6 millones de libras
El príncipe Andrés permanece en espera de la decisión de un juez de Nueva York sobre su solicitud para desestimar la demanda presentada por Virginia Giuffre en su contra. Foto: Lindsey Parnaby/AFP/Getty Images

El duque de York liquidó una deuda de 6.6 millones de libras esterlinas con una socialité francesa, lo que le permite vender su residencia en Suiza, ya que se enfrenta al aumento de los gastos legales relacionados con la demanda civil por agresión sexual presentada por Virginia Giuffre, según indicaron los informes.

Isabelle de Rouvre, de 74 años, que le vendió la propiedad al príncipe Andrés y a Sara, duquesa de York, en 2014 por una supuesta cantidad de 18 millones de libras, dijo: “La guerra terminó. Ya pagó el dinero“.

El príncipe Andrés y su exesposa habían acordado con Rouvre que pagarían a plazos el Chalet Helora, situado en la estación de esquí en Verbier, en los Alpes suizos. Sin embargo, Rouvre alegó que la pareja no pagó el último plazo de 5 millones de libras.

En un principio, Rouvre acordó que se podía diferir el pago del último plazo hasta diciembre de 2019, con intereses acumulados, no obstante, los Yorks tampoco cumplieron el acuerdo a pesar de las reiteradas peticiones, según se informó.

Rouvre emprendió acciones legales en mayo de 2020 en Suiza para reclamar los 5 millones de libras más los intereses que le debían. Se cree que el príncipe Andrés finalmente pagó a finales del año pasado.

Hablando con MailOnline, Rouvre comentó que hace aproximadamente dos meses le vendió la propiedad a los Yorks.

“Afortunadamente, ese es el final de la historia“, dijo al sitio web. “La batalla terminó. Es el final del asunto. Ya no tengo nada que ver con eso. Eso es todo”.

Y añadió: “Hace aproximadamente seis semanas se dio por concluido el asunto. Fue en noviembre. Quedaba pendiente el segundo pago y ya se realizó ese pago. Eso es todo. Puedes estar seguro de que eso es todo. Está hecho”.

Una fuente cercana al príncipe Andrés comentó: “Puedo confirmar que se detuvo la acción legal y que la residencia está en venta, pero por lo demás no hay comentarios sobre asuntos financieros privados”.

En este momento, el príncipe está vendiendo la propiedad al tiempo que se enfrenta a la demanda interpuesta en su contra por Giuffre, quien alega que fue obligada a mantener relaciones sexuales con el miembro de la realeza en tres ocasiones después de haber sido víctima del tráfico de personas por parte del financiero pedófilo Jeffrey Epstein. El príncipe Andrés niega las acusaciones.

Su exesposa y las hijas de la pareja, las princesas Beatriz y Eugenia, pasaron las vacaciones de Año Nuevo en la residencia. Como familia, los York rentaron la residencia de siete habitaciones, que cuenta con una alberca techada, para pasar las vacaciones de invierno antes de decidir comprarla como un ahorro para sus hijas.

Hasta que se liquidó la deuda, el príncipe Andrés no pudo venderla. Se presume que ya se encontró un comprador y que se está realizando la venta, pero aún no se ha completado.

El príncipe Andrés se encuentra en espera de la decisión de un juez de Nueva York sobre su solicitud para que se desestime la demanda presentada por Giuffre en su contra.