La demanda que pretende disolver el grupo Meta de Facebook puede seguir adelante, dictamina un tribunal estadounidense
Meta, la matriz de Facebook, solicitó a un tribunal que desestimara una demanda antimonopolio presentada por la FTC por segunda vez. Foto: Omar Marques/SOPA Images/Rex/Shutterstock

El organismo de control de la competencia de Estados Unidos puede seguir adelante con su demanda de disolución contra el propietario de Facebook, dictaminó un juez federal.

Meta, de Mark Zuckerberg, la empresa matriz de Facebook, Instagram y WhatsApp, solicitó a un tribunal que desestimara por segunda vez la demanda antimonopolio presentada por la Comisión Federal de Comercio (FTC). Sin embargo, el juez James Boasberg indicó el martes que la demanda revisada que presentó la FTC debe seguir adelante.

“En última instancia, la posibilidad de que la FTC sea capaz de probar su caso y prevalecer en el juicio sumario y en el juicio se trata de una especulación de cualquier persona. El tribunal declina participar en tales especulaciones y simplemente concluye que en esta fase de la moción de desestimación, en la que las alegaciones de la FTC son consideradas como verdaderas, la agencia presentó una demanda creíble para obtener una indemnización”, escribió Boasberg, del Tribunal de Distrito de Estados Unidos para el Distrito de Columbia.

La FTC, bajo la dirección de su nueva presidenta, Lina Khan, pretende obligar a Meta a vender su aplicación para compartir fotografías, Instagram, y su servicio de mensajería, WhatsApp, en uno de los casos más grandes que el gobierno ha presentado en contra de una empresa tecnológica en décadas. Su demanda acusa a Meta de seguir una “trayectoria de conducta anticompetitiva”.

Inicialmente, la FTC demandó a Facebook durante el gobierno de Trump, y su denuncia fue rechazada por el tribunal en junio del año pasado. La agencia presentó una demanda enmendada en agosto, añadiendo más detalles sobre la acusación de que la empresa de medios sociales abatió o compró rivales. 2 mil 800 millones de personas de todo el mundo utilizan diariamente las plataformas de Meta.

Boasberg señaló que en esta ocasión la FTC fue “mucho más sólida y detallada” al presentar su caso. Escribió: “La agencia también explicó que Facebook no solo posee un poder de monopolio, sino que mantiene deliberadamente ese poder a través de una conducta anticompetitiva, en concreto, las adquisiciones de Instagram y WhatsApp”.

Sin embargo, en su fallo en el que rechazó la desestimación, el juez señaló que la FTC no podía insistir en las acusaciones de que Facebook impedía el acceso de las aplicaciones de la competencia a su plataforma como medio para mantener su dominio, diciendo que en 2018 se eliminaron dichas políticas.

Meta expresó su confianza en que la empresa ganaría en los tribunales.

“La decisión de hoy reduce el alcance del caso de la FTC al rechazar las afirmaciones sobre las políticas de nuestra plataforma. También reconoce que la agencia se enfrenta a una ‘gran tarea’ para probar su caso en relación con dos adquisiciones que autorizó hace varios años”, dijo un vocero.

Las acciones de Meta subieron un 1.9% el martes, cerrando a 334.37 dólares con una valoración de la empresa de 930 mil millones de dólares.