La demanda de abuso sexual contra el príncipe Andrés, que presentó su acusadora de mucho tiempo, Virginia Giuffre, puede seguir adelante, ya que un juez de Nueva York rechazó el miércoles los intentos del miembro de la realeza para desestimar su demanda civil.

Giuffre, quien alegó que el difunto financiero Jeffrey Epstein y Ghislaine Maxwell abusaron sexualmente de ella, señaló que la obligaron a mantener relaciones sexuales con el duque de York cuando ella tenía 17 años. El 9 de agosto presentó una demanda contra el príncipe, alegando agresión e imposición intencional de angustia emocional.

El equipo jurídico del príncipe Andrés argumentó en los documentos y procedimientos judiciales que el acuerdo de 2009 entre Giuffre y Epstein lo protegía de su demanda. El acuerdo, que se hizo público el 3 de enero, le concedió a Giuffre 500 mil dólares.

Su acuerdo incluía una cláusula que establecía: “Las terceras partes y cualquier otra persona o entidad que pudiera haber sido incluida como posible demandado… de forma total o parcial de Virginia [Giuffre], incluidas las causas legales estatales o federales”.

No se mencionó al príncipe Andrés por su nombre en este acuerdo.

Al explicar por qué rechazó la moción de desestimación del príncipe Andrés, el juez del tribunal federal de Manhattan Lewis Kaplan señaló que era prematuro estudiar los esfuerzos del príncipe para poner en duda las acusaciones de Giuffre.

Señaló que este esfuerzo para desestimar el caso se basó en gran medida en las afirmaciones de la realeza de que la demanda de Giuffre era jurídicamente insuficiente, que, a su vez, se basaban en el debate del príncipe Andrés sobre el acuerdo de 2009.

Kaplain comentó: “La ley prohíbe que el tribunal considere, en esta etapa del procedimiento, los intentos del demandado de poner en duda la veracidad de las alegaciones de la Sra. Giuffre, aunque se permitirían sus esfuerzos durante el juicio”.

Y continuó: “En un sentido similar y por razones similares, no le corresponde al tribunal decidir ahora, como una cuestión de hecho, lo que las partes de la exención en el acuerdo de conciliación de 2009 firmado por la Sra. Giuffre y Jeffrey Epstein realmente querían decir”.

“El trabajo del tribunal en este punto consiste simplemente en determinar si existen dos o más interpretaciones razonables de ese documento. Si existen, la determinación de la interpretación ‘correcta’ o determinante debe esperar hasta un procedimiento posterior”.

La decisión de Kaplan supone un nuevo golpe para el asediado príncipe británico, cuya reputación y posición dentro de la familia real se ha visto perjudicada por sus vínculos con Epstein y Maxwell.

Los procedimientos penales de alto perfil contra Epstein y Maxwell en los últimos dos años han perjudicado aún más su reputación.

Maxwell, hija del fallecido titán de la prensa británica Robert Maxwell, fue declarada culpable de cinco cargos de atraer a menores de hasta 14 años al mundo de Epstein para que este abusara sexualmente de ellas.

Epstein, un delincuente sexual convicto que, además del príncipe Andrés, contó en su círculo con los expresidentes Bill Clinton y Donald Trump, se suicidó en una cárcel en Manhattan aproximadamente un mes después de su detención en julio de 2019 por cargos de tráfico sexual.

Giuffre afirmó que el príncipe estaba “sudando abundantemente sobre mí” en un club nocturno de Londres la noche en que supuestamente tuvieron un encuentro sexual.

El príncipe Andrés dijo en una desastrosa entrevista con la BBC que la declaración de Giuffre sobre su transpiración no podía ser cierta, afirmando: “Tengo una condición médica peculiar que consiste en que no sudo o no sudaba en aquel momento”.

El príncipe Andrés también sostuvo que en la noche citada por Giuffre, fue con su hija, Beatriz, a una fiesta infantil al final de la tarde en un Pizza Express en Woking. Después de la fiesta, el príncipe Andrés afirma que estuvo en casa con sus hijas toda la noche.

Como parte de la demanda de Giuffre, su equipo jurídico solicitó la presentación de documentos que demuestren si el príncipe Andrés puede o no sudar.

Reuters contribuyó con información.

Las siguientes organizaciones ofrecen información y apoyo a cualquier persona afectada por problemas de violación o abuso sexual. En México: Adivac Teléfonos: 5682 7969, 5547 8639.