Virginia Giuffre elogia el fallo que permite llevar a juicio al príncipe Andrés
El príncipe Andrés, Virginia Giuffre y Ghislaine Maxwell en 2001. Foto: US District Court - Southern Dis/AFP/Getty Images

Virginia Giuffre elogió el fallo judicial que permite llevar a juicio su demanda civil por abuso sexual contra el duque de York y dijo que “continuará exponiendo la verdad“.

Giuffre escribió en Twitter que estaba “satisfecha” con el fallo y añadió: “Me alegra tener la oportunidad de seguir exponiendo la verdad y estoy profundamente agradecida con mi extraordinario equipo jurídico”.

“Su determinación me ayuda a buscar justicia de aquellos que me hicieron daño a mí y a tantos otros. Mi objetivo siempre ha sido demostrar que los ricos y los poderosos no están por encima de la ley y que deben asumir su responsabilidad”.

No estoy sola en este camino, sino junto a otras incontables supervivientes de abusos sexuales y tráfico”.

El miércoles, el juez federal de Manhattan Lewis Kaplan desestimó el recurso presentado por los abogados del príncipe Andrés para que se desestimara el caso civil, después de argumentar que Giuffre renunció a su derecho a demandar al miembro de la realeza cuando firmó un acuerdo confidencial en 2009 con el financiero Jeffrey Epstein.

Giuffre, de 38 años, afirma que fue víctima de la trata de personas realizada por Epstein para que tuviera relaciones sexuales con personas poderosas, entre ellas el príncipe Andrés, cuando tenía 17 años. El príncipe Andrés ha negado reiteradamente sus acusaciones.

Ahora se enfrenta a la posibilidad de que Giuffre ofrezca un relato detallado de las acusaciones y de que tenga que divulgar aspectos de su vida personal en un tribunal abierto este otoño. Los expertos jurídicos consideran que una forma en la que el duque, de 61 años, podría evitar el juicio sería llegar a un acuerdo extrajudicial con Giuffre, aunque cada vez surgen más indicios de que a Giuffre le interesa llegar a un juicio, mientras que su abogado, David Boies, ha comentado que es poco probable que acepte un “acuerdo puramente económico”.

El miércoles, después del fallo, Boies comentó a Newsnight: “Creo que para Virginia Giuffre es muy importante que este asunto se resuelva de forma que la reivindique a ella y a las demás víctimas“.

Y agregó: “No creo que ella tenga una opinión definitiva en este momento, ni que pudiera tenerla, sobre en qué debería consistir exactamente la resolución. Pero creo que lo que será importante es que esta resolución la reivindique y reivindique la denuncia que hizo“.

La noticia surge después de que la reina retirara al duque de York de sus afiliaciones militares y patrocinios reales, mientras continúan las dramáticas consecuencias del caso. En un golpe devastador para el príncipe Andrés, que nació como Su Alteza Real, el Palacio de Buckingham también informó que ya no usaría el tratamiento real de S.A.R. en ninguna función oficial.

Esta decisión representa la completa separación del duque de la vida real oficial, y un intento de distanciar a la monarquía del príncipe Andrés, que en algún momento fue el segundo en la línea de sucesión al trono como sustituto del heredero, en el año del Jubileo de Platino de la reina.

Los expertos legales señalan que las opciones del duque en este momento son muy limitadas. Puede buscar un acuerdo extrajudicial, aunque un acuerdo sin admisión de responsabilidad podría resultar costoso y, como se mencionó anteriormente, es posible que Giuffre no desee llegar a un acuerdo. También puede impugnar el caso, pero eso implica prestar una declaración bajo juramento –posiblemente ofreciendo evidencia en forma oral– durante la cual será interrogado sobre asuntos muy personales.

También puede incumplir, es decir, ignorar el proceso judicial, aunque ello conllevaría un fallo en su contra.

Además, el príncipe Andrés podría presentar un recurso de reconsideración respecto a la sentencia de Kaplan, o podría apelar directamente al Tribunal de Apelación del Segundo Circuito. La presentación de cualquier apelación retrasaría el proceso.

La-Lista Síguenos en nuestras redes sociales